15 AÑOS JUNTO AL DESARROLLO

En 1996 se publicó el primer ejemplar de revista Vial y, de esta forma, comenzó a escribirse una nueva página en la historia de la infraestructura. En un mundo cada vez más global y en donde la transferencia de información pasó a ocupar un rol central, Vial resultó la unión de todo el conocimiento y las últimas novedades de sectores que construyen, día a día, el progreso argentino.

Vivimos en un mundo cada vez mas complejo, veloz y altamente influenciado por las nuevas tecnologías. Las sociedades tienen cada vez mayores demandas de infraestructura para poder sostener las necesidades y demandas de la vida moderna. Asimismo, los nuevos desafios requieren nuevos enfoques multidisciplinarios. Por eso, desde hace 15 años que Vial fomenta la apertura de criterios ante los problemas a resolver, ya que el debate y el intercambio de información conducen a las mejores soluciones, y de un modo sustentable. Afirmando más que nunca el compromiso con nuestros lectores, a continuación presentamos un resumen de los acontecimientos más importantes y las obras más destacadas de estos 15 años, que han sido extensamente tratados desde Vial.

INICIOS
La última década del siglo XX estuvo marcada por el surgimiento y expansión de las nuevas tecnologías. Las distancias se acortaron de forma significativa, las fronteras se diluyeron, y tanto la producción como el gerenciamiento de los recursos financieros cambiaron drásticamente, pudiendo unir a cualquier región del mundo con otra en segundos. Esto impuso grandes cambios en la concepción del mundo, en la calidad de vida y en la organización del trabajo. Asimismo, la disponibilidad de energía se convirtió en un recurso economico escencial, transformando a la sustentabilidad en un objetivo común de la humanidad. Sin embargo, los profundos reacomodamientos geopoliticos que el mundo vivió en esas décadas provocaron ciclos de crecimiento, grandes crisis y profundas depresiones que afectaron a la mayor parte de esos países, en distintos momentos.
Entre 1990 y el 2000, Argentina vivió periodos de crecimiento, recesiones severas, y crisis cíclicas. Hubo, asimismo, cambios sucesivos y muy significativos de los roles asignados al sector público y privado como orientadores de la economía. Pero, superando todas estas cambiantes circunstancias, lo que perdura de ese periodo de profundas transformaciones es la infraestructura concretada.
A partir de la decada del ´90, Argentina se transformó en el 15º pais receptor de inversiones del mundo. En 1996 se registraban 22.000 millones de dolares de inversiòn, lo que tranformó significativamente la estructura de condiciones de funcionamiento y dinámica de la economía argentina. Estas reformas se dieron también en el sistema financiero, en la liberalización del comercio exterior y en una amplia reforma del setor público. Asimismo, durante esta década se llevaron a cabo varias importantes acciones en cuanto a obras de infraestructura, como el Plan de Radarización Nacional.
Desde el plano vial, se aceleró el proceso de desplazamiento de industrias, oficinas y viviendas hacia la zona norte del Gran Buenos Aires, teniendo como columna vertebral a la modernizada y ampliada ruta Panamericana. Este acceso a la Capital Federal, denominado autopista Ing. Pascual Palazzo, se modernizó en toda su extensión (casi 120 km) desde su interseccion con la avenida Gral. Paz hasta sus tres ramales: Tigre, Pilar y Campana.
Otro de los hitos viales más destacados fue que Estado Nacional firmó el contrato para la ampliación y mantenimiento de la ruta 2. Esta vía, la principal conexión entre la Capital Federal, Mar del Plata y el resto de la Costa Atlántica, registraba una alta tasa de siniestralidad vial antes de su transformación en la década del ´90 en autovía, con doble vía y dos carriles por sentido.
Dentro del plano de la Ciudad de Buenos Aires, se constituyó el Plan Maestro que sentó las pautas generales para el desarrollo y una estructura básica del nuevo barrio de la Capital Federal, denominado Puerto Madero. Esta constituyó la más importante operación de transformación urbana planificada llevada a cabo en la ciudad, con una superficie de más de 100 hectáreas y una destacada proporción de espacios verdes. Las obras efectuadas estuvieron relacionadas con agua potable, desagues, cloacas, pavimentos en avenidas y calles, demarcación horizontal y vertical, energía eléctrica, gas natural, telefonía, alumbrado público, y túneles y puentes de conexión con la ciudad.
En relación al sector energético, en 1998 se pusieron en funcionamiento las 20 turbinas de la central hidroeléctrica Yacyretá. En 1925, la Argentina y Paraguay habian firmado el primer tratado para establecer medidas de aprovechamiento del río, pero la construción no empezó hasta 1983, bajo el monitoreo de la Comisión Mixta Técnica Argentino-Paraguaya. La represa consta de un dique de 800 metros de largo que une los dos brazos del río Paraná formados por la isla Yacyretá, donde se encuentra la central hidroeléctrica.
Otro de los hitos de la década fue, en 1999, la construcción de la autopista Ezeiza-Cañuelas, una via rápida de 30.4 km que conecta la localidad bonaerense de Cañuelas con el intercambiador de Ezeiza. La via fue construida de pavimento flexible, con dos calzadas de dos carriles cada una, banquina interna y externa pavimentadas, y pendiente transversal hacia ambos bordes de la calzada.

CAMBIO DE SIGLO
El siglo XXI se inició con una severa crisis economica y social. El crecimiento de la deuda externa habia provocado situaciones similares en otras economías en los años precedentes. En Argentina se llegó al fin de la convertibilidad y se reposicionó el papel del Estado en las políticas públicas. Y no fue hasta 2003 que el país entró en un ciclo de crecimiento económico basado en un tipo de cambio pro-exportador y sustentado por el contexto favorable de las exportaciones agroindustriales y la reactivación del sector secundario orientado al mercado interno. Esta conjugacion de factores externos e internos  impulsaron el crecimiento sostenido de la economía con tasas superiores al 8% anual durante el periodo 2003-2007. A modo de ejemplo, en el mismo periodo de tiempo la industria nacional creció en torno al 200%.
En cuanto a las obras realizadas, dentro de la Capital Federal se dio un paso importante en la construcción de túneles como solución a los problemas de las inundaciones. En este período se iniciaron las obras de alivio del emisario principal del arroyo Maldonado, entubado por debajo de la avenida Juan B. Justo. Se trata de dos túneles de 6.9 metros de diámetro que son excavados con máquinas Tunneling Boring Machine (TBM) del tipo Earth Pressure Balance.
En cuanto a conexiones, uno de los grandes proyectos cocretados fue, en 2003, la apertura del puente que une la ciudad de Rosario (Santa Fe) con la de Victoria (Entre Rios). El puente principal tiene una extensión de 608 metros y, ademas, la obra cuenta con ocho puentes más de 8 km de extensión, y más de 47 km de terraplenes en las islas del alto delta del Paraná. Además de mejorar la comunicación entre las ciudades mencionadas, este puente favorece el intercambio comercial entre la Mesopotamia y demás regiones y facilita el comercio del Mercosur, ya que forma parte del corredor bioceanico y es la via más corta de conexion entre el puerto de Santos (Brasil) y Valparaiso (Chile).
En lo referente al Transporte, durante este periodo volvieron a tomar impulso las obras de ampliación de la red de subterráneos de Buenos Aires y la construcción de una nueva línea, la H. En 2001 se inició la construcción del tramo B de la nueva linea, desde Plaza Miserere hasta Caseros, siendo esta la primera línea nueva en 60 años. La misma, una vez finalizada, unirá el sur (Pompeya) con el norte (Retiro), transversalmente a las líneas existentes y paralela a la actual linea C. En tanto, en 2003 se comenzó con la prolongación de la linea A desde la estación Primera Junta hasta el cruce con Nazca; y en 2005 se inició la segunda prolongación de la B hasta la Av. Monroe en Villa Urquiza. Además, en 2010 se comenzaron las obras de extensión de la linea E, desde la estación Bolivar hasta la terminal de Retiro.
Otro de los grandes proyectos iniciados en este período es la conexiòn vial Reconquista-Goya, que unirá el norte de la provincia de Santa Fe con el sur de Corrientes. El proyecto consiste en una doble calzada con una extensión de 41 km desde la ruta nacional 11 (Santa Fe), hasta la ruta provincial 27 (Corrientes). Esta obra incluirá 16 puentes, que en conjunto suman 4,2 km, y el mayor de ellos tendrá 390 metros entre ejes de pilas libres, siendo el puente de mayor luz libre del país.
Con respecto al sector vial, en 2009 se inauguraron varios tramos de la autovía Nacional 14 que, con 450 kilometros, une las ciudades de Gualeguaychu, Concordia, Curuzú Cuatia y Barracón, y vincula las provincias de la Mesopotamia con los países limitrofes de Uruguay, Brasil y Paraguay. El plan de obra comprendió el aumento en la capacidad de la ruta a traves de la duplicacion de su calzada y la mejora en intersecciones, con el objeto de facilitar y minimizar el costo de transporte de los flujos de tránsito nacional e internacional y maximizar la seguridad en general. Por otra parte, a fines de 2010 quedó inaugurada la autovía Rosario-Córdoba, una obra estratégica para el desarrollo del país, ya que une las ciudades de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, una región que concentra el 70% del Producto Bruto Interno nacional. La obra demandó una inversión de más de 3.000 millones de pesos, y ya fue catalogada como la obra de la década por la Asociación Argentina de Carreteras. Su trazado se extiende a lo largo de 312 kilómetros, entre la ciudad de Pilar (Córdoba), hasta Carcarañá (Santa Fe) y cuenta con dos carriles por sentido de circulación, dos calzadas pavimentadas de 7,30 m. de ancho y una separación entre calzadas de 16 metros. Las obras incluyeron señalización vertical y demarcación horizontal a lo largo de toda la traza, y un moderno sistema de iluminación en cruces y distribuidores que mejoran la visión nocturna de los conductores.
También es de destacar que, en 2009 y en el marco del Programa Nacional de Obras Hidroeléctricas, se inauguró la Central Hidroeléctrica Caracoles en la provincia de San Juan. La misma está ubicada sobre el Río San Juan, a 20 km de la capital provincial y actualmente posee dos turbinas hidráulicas que generan una potencia maxima de 60Mw cada una.

MÁS OBRAS
Las tareas llevadas a cabo en el país en la última década también estuvieron relacionadas con áreas como Saneamiento, Vivienda, Energía, Transporte y Minería. Ejemplo de ello es la construcción de la Planta Potabilizadora Juan Manuel de Rosas, un nuevo establecimiento potabilizador ubicado en el norte del conurbano bonaerense, en el Partido de Tigre, que cubrirá la demanda actual y la que se produzca del fruto de las expansiones programadas. Así, se proveerá de agua segura a 2 millones de habitantes del conurbano bonaerense, con una planta que tiene capacidad de producir 900.000 m3 diarios de agua potable. Esta obra se inició a mediados de febrero de 2009, con una inversión de aproximadamente 2.800 millones de pesos, generando además como efecto beneficioso para la economía la incorporación de 1.500 puestos de trabajo.
Otro de los pilares de la inversión en infraestructura fue la construcción de vivienda. Desde mayo del 2003 a mayo del 2011, se finalizaron más de 600.000 soluciones habitacionales en todo el país y se están ejecutando otras 230.000 más. Este número representa una cifra histórica en materia de construcción y mejoramiento de viviendas que no registra antecedentes en las últimas décadas.
En materia vial, otra de las tareas emprendidas más relevantes fue la pavimentación de los 5.000 km que componen a la Ruta Nacional Nº 40, que se extiende longitudinalmente de sur a norte atravesando la República Argentina. Esta puesta en valor cuenta con una inversión de más de 4.500 millones de pesos.
En materia energética, en este período se llevó a cabo la Interconexión Eléctrica NOA-NEA. Esta línea de Alta Tensión, considerada la mayor obra de interconexión eléctrica de la historia de la Argentina, transporta 500 Kv a través de 1.208 kilómetros y 7 estaciones transformadoras, lo que permite la integración eléctrica noroeste con el nordeste y la vinculación física con la totalidad del Sistema Argentino de Interconexión. Esta interconexión se inicia en la estación Transformadora San Juancito (Jujuy), pasa luego por la de El Bracho (Tucumán), Monte Quemado (Santiago del Estero) y Resistencia (Chaco), para terminar en la de Formosa.
En el mismo sentido, en 2011 se inauguró la Central Nuclear Atucha II, una planta que generará  una potencia de 745 megavatios eléctricos, ubicada en un predio de 55 hectáreas as sobre la margen derecha del Río Paraná de las Palmas, en la localidad de Lima, Partido de Zárate, a 115 km de la Ciudad de Buenos Aires. Atucha II es una central nucleoeléctrica moderna, cuyo diseño es del tipo PHWR, Reactor moderado y refrigerado con agua pesada, basado en la Central Atucha I y en la Central Nucelar PWR Konovi-1300 de Alemania.
Entre las diversas tareas ejecutadas en materia de Transporte, una de las más trascendentes fue en 2009, cuando la Secretaría de Transporte de la Nacióndesarrolló el SUBE, un servicio integral diseñado para todo el país que permitirá abonar con una sola tarjeta viajes en colectivos, subtes, trenes y premetro de toda la Región Metropolitana de Buenos Aires. Esto es particularmente importante ya que la Región Metropolitana de Buenos Aires es una de las mayores áreas urbanas de América Latina con una población que supera los 13 millones de habitantes. Además, es el centro de la actividad administrativa, económica, industrial y social de la Argentina, concentrando más de la tercera parte de la población del país (37%) y conformando un espacio urbano con continuidad e integración territorial absoluta. Además, fue un ejemplo palpable de cómo la tecnología colabora para resolver los desafíos de las Megaciudades.
Finalmente, aunque no menos importante, fue destacable el crecimiento histórico que registró la Minería argentina. En 2010, hubo 10.850 millones de pesos de inversión, marcando un record histórico en el sector. Esto representa un crecimiento acumulado de 1.544% desde 2003. Actualmente, existen 570 proyectos (en exploración, en construcción y/o en producción), un crecimiento acumulado de 3.078%. La exportación en minerales o derivados industriales es de 13.800 millones de pesos a más de 70 países, un record histórico que representa un crecimiento del 319%. Estos indicadores se traducen en 450.000 puestos de trabajo, y en más de 2.000 empresas PyMES de servicios que se constituyeron a partir de las políticas adoptadas para el sector.


En 2003 quedó abierto el puente que une la ciudad de Rosario (Santa Fe) con la de Victoria (Entre Rios). El mismo tiene una extensión de 608 metros y forma parte del corredor bioceánico.


El sector de la Minería registró un crecimiento acumulado de 1.544% entre 2003 y 2011.


La Ciudad de Buenos Aires emprendió la construcción de túneles como solución a los problemas de las inundaciones. Las obras de alivio del emisario principal del arroyo Maldonado, entubado por debajo de la avenida Juan B. Justo, se realizó con un innovador método constructivo para el país.


En el marco del Programa Nacional de Obras Hidroeléctricas, en 2009 se inauguró la Central Hidroeléctrica Caracoles en la provincia de San Juan.


En 2010 se comenzó a paso firme las obras de extensión de la linea E, desde la estación Bolivar hasta la terminal de Retiro.


fines de 2010 quedó inaugurada la autovía Rosario-Córdoba, una obra estratégica para el desarrollo del país, ya que une las ciudades de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, una región que concentra el 70% del PBI nacional.


En la Ciudad de Buenos Aires, durante la década del ´90 se constituyó el Plan Maestro que sentó las pautas generales para el desarrollo del nuevo barrio de la Capital Federal, denominado Puerto Madero.


En 2009 se inauguraron varios tramos de la autovía nacional 14 que, con 450 kilometros, vincula las provincias de la Mesopotamia con los países limitrofes de Uruguay, Brasil y Paraguay.


En lo que respecta al área energética, en este período se llevó a cabo la Interconexión Eléctrica NOA-NEA. Esta línea de Alta Tensión, considerada la mayor obra de interconexión eléctrica de la historia de la Argentina, transporta 500 Kv a través de 1.208 kilómetros y 7 estaciones transformadoras