Actas del 1° Congreso Argentino de Transporte

 

La presentación se realizó el día martes 12 de abril y la mesa estuvo a cargo del Ing. Aníbal Cofone (Secretario de Ciencia y Técnica UBA), el Ing. Eduardo Donnet (Universidad Tecnológica Nacional Regional Santa Fe), el Dr. Arq. Martín Orduna (Subsecretaría de Movilidad Urbana), el Lic. Maximiliano Velázquez (PIUBAT-RUT) y el Lic. Dhan Zunino (Universidad Nacional de Quilmes).
Las palabras iniciales estuvieron a cargo del Ing. Aníbal Cofone quien expresó que “desde hace unos años la UBA tomó conciencia que la problemática interdisciplinaria estaba empezando a invadir la manera de mirar las cosas. Parecería que ya no hay más disciplinas, sino que hay problemas, objetivos, cuestiones ambientales, sociales, de comunicación; y que todas esas ya no se segmentan por especialidades. La universidad lo vio un poco más tarde que el mundo en desarrollo”. Y continuó, “por eso, ahora, con los programas interdisciplinarios de la universidad, apostamos a esto. Nos cuesta muchísimo, porque en la UBA tenemos algunos investigadores que no quieren salir de su casillero y de su espacio para conectarse con otros. La tarea es muy grande”.
Luego dijo que en el 2015 se comenzó a buscar algunas herramientas, como el financiamiento, para poder organizar el Congreso de Transporte, coordinado desde esa área, pero con personas de todo el ambiente de la universidad y del gobierno. Como producto de ese evento, se imprimó el libro y en poco tiempo también va a estar editado de forma digital, para todos los que quieran verlo sin ningún tipo de limitación. Por último, el Ing. Cofone enunció que lo importante es ver cómo la ciencia que se hace en la Argentina, mejora realmente la vida a la gente. La tarea de estos tiempos es ayudar a que la ciencia se conecte más con los problemas sociales.

Después de sus palabras, llegó el turno del Lic. Maximiliano Velázquez quien adelantó que entre el 18 y 19 de mayo de 2017, se va a desarrollar el Segundo Congreso Argentino de Transporte en la ciudad de Salta. “Esto continúa, los equipos de investigación siguen aportando. Empezamos a abrirnos un poco más y a recibir nuevos equipos de investigación. La Red es un espacio de intercambio, de acercamiento con lo social y con las múltiples demandas que tenemos en todos los municipios del país”, manifestó. En este sentido, aseguró que “desde la RUT vamos a proponer, para la segunda parte del año, organizar una serie de eventos regionales, para que no todos tengan que venir a Buenos Aires siempre y viceversa”. Y agregó, “la Red va en esa dirección, va a seguir organizando estos encuentros y tratar de bajarlos a los niveles de demanda de cada una de las sociedades civiles”. Para cerrar, dijo que “nos parece que ese es el ámbito donde realmente las Universidades pueden ser el vehículo de generación de conocimiento, de intercambio y de búsquedas de soluciones un poco más imaginativas a las que normalmente los gobiernos pueden otorgar”.

 

LA IMPORTANCIA DE LA TERMINOLOGÍA

El Dr. Arq. Martín Orduna fue el encargado de continuar con la presentación y agradeció la ayuda de la Secretaría y a todos sus colaboradores para hacer posible la publicación.
“Gracias a los programas extradisciplinarios que facilitó la UBA pudimos experimentar el desarrollo de la nueva disciplina del transporte. Y en ese sentido, quiero dejar tres reflexiones sobre la interdisciplina: primero lo que tiene que ver con los términos que usamos. Es importante  confeccionar un glosario, porque hay muchas palabras que en su disciplina dentro de la interdisciplina del transporte son negativas”, expresó. Y luego continuó, “la segunda reflexión es la relación del transporte con los usos del suelo, los cambios de nombres y las terminologías. Y finalmente, el transporte como estructurador del territorio y urbano y el concepto de estructura urbana como estructura del transporte. Enfatizar y desarrollar esa idea que, compartimos muchos arquitectos e ingenieros, pero otras disciplinas de transporte no tanto”. Para cerrar, Orduna dijo que cada uno de estos temas tienen un desarrollo específico y que, sobre todo los dos últimos puntos, hacen un debate que podría ser un punto interesante para reflexionar en torno al próximo Congreso de Transporte en Salta.

 

UN NUEVO PUNTO DE PARTIDA

Por su parte, el Ing. Eduardo Donnet admitió que en el 2011, la RUT no era algo propio de cuatro o cinco universidades que un día se iluminaron y pensaron que debían trabajar en este tema, sino que era una especie de ventanilla abierta donde se recibían todos los días a nuevos investigadores y universidades con miradas diferentes.
“El interior del país tiene muchísimos problemas de transporte que no son fáciles de resolver. Les cuesta contar con los recursos necesarios para corregir las cuestiones que tienen. A partir de esto, apareció la idea de estudiar el problema, dinamizarlo, modelizarlo y encontrar soluciones que muchas veces pasan más por cuestiones del sentido común, que de presupuesto”, aclaró Donnet y siguió, “después aparece lo otro, el cómo vertebramos el territorio y cómo hacemos para que el transporte de cargas salga por los puertos de una manera fluida y sin embotellamiento”.
Luego, culminó, “esta reflexión fue la que motivó en aquel momento a un grupo de personas para hacer algo distinto, abierto e integrador. Transitamos un camino, hicimos cinco talleres que confluyeron en este Primer Congreso y publicamos el libro. Esto no puede ser un punto de llegada, sino que tiene que ser un punto de partida. Esta es la forma en que le vamos a devolver a la sociedad la posibilidad que se mueva mucho mejor, más barato y rápido”.

Para finalizar, tomó la palabra el sociólogo e historiador Dhan Zunino quien resaltó que “cuando hablamos de transporte no hablamos del movernos de un punto hacia el otro, sino de todos los procesos sociales, económicos y políticos a la vez. Es un fenómeno que envuelve y hace pensar a toda nuestra matriz”. Luego, aclaró que el libro es un punto de llegada, pero además es un punto de partida para mejorar la sociedad y que ninguno de los temas que contiene están hechos para el reconocimiento académico. “La sociedad nos está demandando que les hablemos de transporte. Entonces, el gran dilema ahora es cómo participamos del debate público, cómo nos abrimos. Ya no sólo hablarle al Estado y a los municipios”, expresó.
Por último, dijo que “todavía hay muchas cosas en juego y un gran desafío por delante. Falta integrar gente a la Red. Se está hablando de transporte de manera muy diferente. Falta conexión y diálogo entre las distintas miradas económicas y sociológicas de un mismo fenómeno. Uno de los desafíos para la próxima organización es tener información y dar un paso cualitativo en lo que ya estamos haciendo”.