ACTUALIDAD Y FUTURO DEL TRANSPORTES DE SINGAPUR

Este país asiático comprende una superficie total de 750 kilómetros cuadrados y 4.7 millones de residentes, y es estado vibrante, eficiente, seguro y limpio. Actualmente, durante las horas pico, alrededor del 95% de las autopistas y las principales arterias están libres de congestión y más del 85% de los viajes matutinos se realizan en menos de 45 minutos dentro del sistema de tránsito masivo de Singapur (MRT, por sus siglas en inglés).

 * Por el Ing. Jim Rozek

 

 

Singapur es conocido como uno de los centros del transporte más importantes de Asia, gracias a sus rutas comerciales terrestres y aéreas, además de contar con un puerto de trascendencia internacional, de los más grandes del mundo en términos de tonelaje de contenedores. También posee una eficiente y moderna red nacional de infraestructura de transporte, compuesta por una amplia traza de carreteras y ferrocarriles distribuidos en toda la isla.
El manejo gubernamental de la congestión de Singapur y el control del número de automóviles fue una parte importante del plan para proporcionar una mejor movilidad y fomentar el uso del transporte público y masivo. Sin embargo, a pesar de los controles y las facilidades en estas áreas que se llevaron a cabo en estos años, hubo un aumento del 17% en la adquisición de vehículos en los últimos diez años. Ésto obligó a replantear las políticas de planificación debido a que se prevé que el transporte terrestre aumente un 60%, es decir, de los 8.9 millones de viajes actuales, a más de 14,3 millones en 2020.

LA RED ACTUAL
De los 3.262 kilómetros de carreteras, 150 pertenecen a ocho vías rápidas de acceso controlado a la ciudad. En estos momentos, hay alrededor de 500.000 autos que representan cerca del 60% de la población de vehículos que las transitan.
El transporte público, que es utilizado por la mitad de la población total, está compuesto por una variedad de medios, incluidos el tren (pesado y liviano) y el amplio sistema de buses que registra más de cinco millones de viajes por día. También se realizan más de 24.000 taxis que realizan diariamente 600.000 viajes.
El ferrocarril está compuesto por 64 estaciones distribuidas en tres líneas que cubren 109.4 kilómetros (un tercio construido bajo tierra). La primera de éstas comenzó a funcionar en 1987, siendo la tercera más antigua de Asia. Además, los 20 kilómetros de la traza norte utilizan la tecnología sin conductor.
Por su parte, el sistema de tránsito masivo de Singapur opera de 5:30 a 1 de la mañana (se extiende durante los festividades), con una de frecuencia de 2,5 a 8 minutos. Las tarifas van desde 0.80 a 1,70 dólares. Los autobuses son más de 2.700 y cuentan con 4.500 paradas a lo largo de las 217 rutas. Aunque la cantidad de pasajeros es aproximadamente el doble de la que puede soportar, este servicio fue objeto de mejoras desde hace muchos años.

MANEJO DE LA DEMANDA
Con una superficie terrestre limitada, Singapur controló la congestión a través de un proceso de mejoras de infraestructura y la eficacia de las técnicas de gestión. Fue pionera (en 1975) en el uso moderno de carreteras con peaje para ingresar en el área céntrica de la ciudad, con el denominado sistema de zona con licencia (ALS, por sus siglas en inglés), que será sustituido en breve por el sistema automático y electrónico de peajes de carreteras (ERP). Ésta es una de las pocas modalidades de telepeaje utilizada en el mundo y su objetivo es garantizar la optimización del uso del espacio vial y al mismo tiempo generar ingresos. Las tasas se revisan al menos cada tres meses y se incrementan cuando la velocidad media, en vías rápidas, cae por debajo de 45 kilómetros por hora; y se reduce cuando la velocidad media se eleva por encima de los 65.
Por otra parte, las autoridades utilizan tanto el control de la propiedad de vehículos como el uso del pago de la carretera para controlar los embotellamientos. La primera es administrada a través del sistema de cuotas de vehículos y la exigencia de un certificado de permiso, mientras que los caminos de uso moderado son controlados a través de la tarificación vial y recargos en la gasolina. Este sistema elevó los costos por adelantado para los vehículos privados un 20% de derecho de aduana y un 110% adicional de cuota de inscripción. Asimismo, también se limita la antigüedad del parque automotor: diez años para uno privado y ocho para los taxis.
Del mismo modo, se utiliza una serie de procesos de aprovechamiento de tecnología para maximizar la capacidad de la red. El centro ITS es el corazón de una serie de sistemas que funcionan para llevar a cabo el manejo de incidentes y controlar el seguimiento del sistema de advertencia, la optimización del tiempo de verde en los semáforos en respuesta a la demanda vehicular y el método electrónico para supervisar las condiciones del tránsito en tiempo real.

MEJORAS EN CARRETERAS
A principios de 2008 Singapur se comprometió a efectuar importantes mejoras en sus rutas, transporte público y operaciones para abordar, de manera integral, la congestión. Se ha reconocido que la tasa actual de crecimiento de los vehículos (del 3%) es insostenible, y se limitará al 1,5% en 2009.
Las autoridades tienen pensado aumentar la capacidad de las carreteras existentes, así como hacer nuevas vías rápidas. Un ejemplo de esto fue la apertura de los 12 kilómetros de la KPE Expressway en 2007 que incluyó la construcción del túnel más largo de Asia, de nueve kilómetros de extensión. Esta autopista se conectará directamente con la Marina CoastalExpressway, programada para 2012, con un costo proyectado de 1.800 millones de dólares, el más caro en la historia de Singapur (sobre la base de costo por kilómetro). Esta vía es parte de la ampliación hacia el sur del país, lo que garantizará un crecimiento para las próximas décadas con fines comerciales, residenciales y de uso recreativo. El proyecto se construirá sobre tierra recuperada, en superposición de depósitos marinos de arcilla, por lo que será uno de los túneles más grandes del mundo construido en las peores condiciones de suelo.
Asimismo, el gobierno también se comprometió a invertir 5.300 millones de dólares para hacer 21 kilómetros al norte de la ruta South Expressway , que estará finalizada en 2020.

MEJORAR EL TRANSPORTE PÚBLICO
Por otra parte, se tomaron medidas importantes para convertir al transporte público en el modo más elegido para trasladarse, como la integración entre autobuses y ferrocarril. El tendido de vías se duplicará para 2020 para reducir el tiempo de viaje, lo que aumentará la comodidad y conveniencia.
La nueva red ferroviaria llevará tres veces más pasajeros y la densidad se incrementará en un 60%, de 31 a 51 kilómetros por millón de habitantes. El tiempo de espera se reducirá dos minutos y se prevé la instalación de pantallas en todas las estaciones (algo que ya se ofrece en los subterráneos).
También existe el compromiso de mejorar el servicio de autobuses para evitar largas esperas, los tiempos de viaje y el actual hacinamiento. Para esto se proyecta aumentar la velocidad media para autobuses de enlace, de 16 a 25 kilómetros  por hora. En tanto, para el año 2010, el 40% de los colectivos serán de piso bajo con acceso para sillas de ruedas, mientras que para 2020 el porcentaje ascenderá al 100%.
El objetivo del servicio de autobuses incluye la reducción del tiempo de espera de 15 a 12 minutos a finales de 2008 y a 10 en 2009. Por último, se diseñarán y delinearán nuevas rutas con el propósito de aliviar las actuales, notablemente saturadas. También se proyecta llevar a 72 servicios los 42 actuales para finales de 2008.

EL FUTURO
A pesar de la comodidad y la conveniencia del transporte particular y público actual, Singapur determinó que no puede posponer medidas para frenar la congestión, y desarrolló un amplio plan para el futuro, pero con una serie de mejoras inmediatas y de corto plazo. Además, se tomarán medidas significativas para frenar a los vehículos particulares, así como la construcción de un sistema de transporte público que sea accesible, seguro y conveniente, y una alternativa viable al automóvil. Se pretende llevar el promedio de uso del transporte público del 55% actual a más del 75% de todos los viajes realizados.

* Jim Rozek es  ingeniero y vicepresidente senior de la empresa Parsons Brinckerhoff.