Autoridades y profesionales debatieron por la seguridad vial

CISEV 1

Organizado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el Instituto Vial Ibero-Americano (IVIA) y la Asociación Argentina de Carreteras (AAC), del 20 al 22 de octubre se celebró el II Congreso Ibero-Americano de Seguridad Vial en la Ciudad de Buenos Aires.

En la actualidad, Latinoamérica padece una siniestralidad vial entre 10 y 20 veces superior a la del mundo industrializado. Asimismo, como lo sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS), la seguridad vial no es accidental y requiere una firme voluntad política y la actividad concertada y sostenida de diversos sectores para ser evitada. En este marco, del 20 al 22 de octubre la ciudad de Buenos Aires recibió al II Congreso Ibero-Americano de Seguridad Vial (CISEV) y la II Exposición de Seguridad Vial en el Hotel Hilton. El encuentro sirvió para establecer medidas de actuación conjuntas a nivel internacional contra la siniestralidad en los caminos, que sólo en Argentina produce 8.000 muertos al año.
Los resultados de la reunión expresan que América entendió la gravedad de su situación y se puso en movimiento: más de 1.500 congresistas de 20 países, la presencia de autoridades y tomadores de decisiones nacionales e internacionales y tres jornadas con cerca de 200 exposiciones e intercambios científicos, resultaron una nueva confirmación de que en Argentina y en la región se inició un camino sin retorno en pos de reducir las muertes y lesiones en las calles, rutas y caminos.

APERTURA
La mesa encargada de inaugurar el evento estuvo conformada por el ministro del Interior de la Nación, Cdor. Florencio Randazzo; el director ejecutivo de la ANSV, Lic. Felipe Rodríguez Laguens; el presidente de la AAC, Lic. Miguel Ángel Salvia; el administrador general de Vialidad Nacional, Ing. Nelson Periotti; el director general de la Dirección General de Tráfico de España, Pere Navarro Olivella; y el presidente del Instituto Vial Ibero-Americano, Ing. Jacobo Díaz Pineda.
El primero en tomar la palabra fue Salvia, quien se refirió al encuentro como un foro de intercambio de conocimiento en pos de una mejora en la seguridad vial. “Como todos sabemos, los accidentes en la vía publica se pueden prevenir mediante la producción de autos más seguros, la aplicación de la ley y la mejora en las infraestructuras y la prestación de servicios”, aseguró. Por otra parte, auguró que las experiencias del resto del mundo “sirven como guía para las naciones en vías de desarrollo” y  celebró la participación del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo “por colaborar con nuestros países en instalar y mantener políticas activas en materia de seguridad vial”.  
En segundo término se expresó Díaz Pineda, que felicitó a Rodríguez Laguens, en nombre de la ANSV, “quien hace dos años llegó a España en busca de asesoramiento con el importante compromiso institucional que necesita cualquier agencia que quiera tener éxito en sus objetivos”. En tanto, consideró “inaceptable” que Iberoamérica esté en el fondo de las estadísticas de siniestralidad vial el mundo y sentenció que “se acabó el momento de pensar y reflexionar y se debe pasar a la acción”.
Finalmente, tomó la palabra Randazzo: “Dentro de la responsabilidad que tiene el Gobierno, ésta es una tarea central porque se trata de salvar vidas humanas”. Y agregó: “Tenemos más de 100.000 muertos al año en la Región y más de 1.200.000 lesionados, lo que habla de no solo pérdidas humanas sino económicas que llegan, en algunos casos, al 5% del Producto Bruto Interno y generan procesos de desintegración social”. Para contrarrestarlos, el ministro del Interior también hizo mención a la creación de la ANSV en el marco de su cartera y remarcó el establecimiento de la Tecnicatura Superior en Seguridad Vial en convenio con la Universidad Nacional Tecnológica, que ya funciona en las ciudades de Neuquén, La Plata, Avellaneda y San Nicolás, y se prevé extender al resto de las provincias argentinas.
Finalmente, Randazzo mencionó medidas llevadas adelante por el Estado en relación a el uso del cinturón de seguridad y casco, a evitar y fiscalizar el consumo de alcohol al volante y el control de velocidad mediante un plan de radarización. “En Febrero de 2010, respecto a 2009, registramos un descenso de víctimas en torno al 19,4%, y terminamos la última Semana Santa sin víctimas mortales. Sin embargo, no alcanza con los esfuerzos del Estado, sino que cada uno de los ciudadanos debe aportar al cambio cultural que necesita el país”, concluyó el ministro.
Seguidamente, fue el turno de la inauguración de la II Exposición de Seguridad Vial y una visita de las autoridades por los 34 stands ubicados en el Salón Pacífico del Hilton. Este espacio de exposición significó el sitio perfecto para que la parte científica del Congreso pudiera tomar contacto con las empresas, asociaciones e institutos del sector, de modo de potenciar los conocimientos y desarrollos expuestos con las últimas novedades. Una mención especial se llevó el Pabellón español, en donde confluyeron empresas ibéricas ofreciendo su oferta de productos para el mercado local e internacional. La exposición permaneció abierta durante todo el evento y contó con una excelente concurrencia de participantes, quienes reflejaron su satisfacción e interés durante las tres jornadas.

CONFERENCIAS ESPECIALES
Las actividades académicas se iniciaron con dos sesiones que abarcaron los tres salones principales. La primera fue Agencia Líder y contó con la participación de Pere Navarro Oliviella, quien consideró de “innegociable el tráfico a cambio de vidas humanas” e insistió en la responsabilidad de una autoridad máxima en la administración “como condición necesaria para dar una pelea conjunta y coordinada en pos de una mejora en la siniestralidad vial”. Además, entre lo más destacado de su exposición, indicó que “las medidas a tomar coinciden en todo el mundo: control de cinturón y casco, de velocidad y la no ingesta de alcohol. Los países que han logrado buenos resultados en esta materia son los que mejores controles han implementado”.
A continuación fue el turno del director ejecutivo de la ANSV, quien repasó sus dos años de gestión y las principales iniciativas llevadas a cabo, como haber logrado la adhesión de 20 de los 24 distritos argentinos a la Ley Nacional de Tránsito, e hizo un breve repaso de las principales líneas de acción de la Agencia: Concientización, el Plan Nacional de Controles, la creación de un Observatorio Nacional y la implementación de la Licencia de Conducir Única, sobre la que informó que será implementada en noviembre en la Ciudad de Buenos Aires. Por último, dijo que para marzo de 2011, siete millones de alumnos pre-escolares y primarios y cuatro millones de secundarios contarán con educación vial dentro de la currícula de las escuelas publicas.
El encargado de cerrar la conferencia fue Anthony Bliss, especialista en Transporte del Banco Mundial. El mismo distinguió que hacia 2020 se proyecta un crecimiento del 50% en las muertes en las carreteras de Latinoamérica y el Caribe, en contraposición del descenso del 30% en países con ingresos más altos. En consecuencia, refiriéndose a las directivas que debe tener una agencia líder, Bliss expresó que es “fundamental contar con datos e información muy precisa ya que es difícil ver cómo impacta una política si no puede medirse de modo confiable su impacto en las estadísticas”.
Por último, mencionó la creación de la ANSV argentina como ejemplo a seguir por otros países en el seguimiento de las recomendaciones y guías del Banco Mundial.

ACTIVIDADES
Como es tradicional en este tipo de Congresos, se recepcionaron trabajos técnicos de profesionales, investigadores e instituciones que expusieron los progresos técnicos y científicos alcanzados en las áreas que se trataron. En esta oportunidad, en forma paralela se desarrolló un Foro que convocó a los máximos responsables del sector vial de los distintos países de Iberoamérica con la finalidad de celebrar sesiones de trabajo, establecer parámetros de coordinación de políticas, la elaboración de un manual de buenas prácticas y la emisión de una declaración conjunta con el establecimiento de objetivos y metas a alcanzar.
También tuvo lugar un seminario de especialización en auditorías de Seguridad Vial organizado por la AAC y la Asociación Española de la Carretera, en conjunto con la Universidad Tecnológica Nacional. El principal objetivo de las auditorías es la evaluación y definición de riesgos potenciales de accidentes en las carreteras y el nivel de seguridad de la misma durante las etapas de planeamiento, diseño, construcción y puesta en servicio, estableciendo un diagnóstico y proponiendo medidas encaminadas a la eliminación o reducción de los accidentes, minimizando los costos derivados de pérdidas humanas y daños materiales.

CONTEXTO
El CISEV nació como un proceso de acercamiento de posturas y de búsqueda de soluciones consensuadas que puedan trasladarse a la esfera política y servir de base para el establecimiento de políticas coordinadas en el entorno de Iberoamérica. Con esta filosofía fue promovido por IVIA y su primera edición se celebró en la ciudad de San José (Costa Rica) en mayo de 2008. En ocasión y en el marco de las deliberaciones del Congreso, los delegados resolvieron que sea Argentina la sede en el 2010.
Dado los objetivos planteados y los logros conseguidos, el éxito de CISEV estuvo dado no sólo por el intercambio de conocimientos o experiencias, sino también por el compromiso de los países por impulsar descentralizadamente una política que ejecute planes de mediano y largo plazo para reducir la problemática iberoamericana de la inseguridad vial.
A modo de conclusión de estas jornadas, debe destacarse el fortalecimiento de la participación de todos los países de Iberoamérica en la lógica de producir un documento sobre la problemática con la finalidad de ser presentado en la declaración de la Cumbre de Presidentes de Iberoamérica que tendrá lugar en la ciudad de Mar del Plata en diciembre de 2010. En ese sentido, debiera seguirse una mecánica tal que permita que este Foro sea el capítulo Iberoamericano de la Primera Conferencia Ministerial Mundial sobre Seguridad Vial celebrada en Moscú en noviembre de 2009.
En el caso argentino propiamente dicho, la siniestralidad vial aparece como la primera causa de muerte entre los jóvenes y genera pérdidas millonarias, que podrían aprovecharse para la generación de empleo, entre otras áreas.
Desde hace dos años la ANSV se ha transformado en el organismo central en la pelea contra este flagelo, contemplando las principales políticas llevadas a cabo en los últimos años, pero también incluyendo a organismos financieros internacionales y a víctimas, además de albergar a los variados actores viales, desde la infraestructura hasta la educación.
Queda ahora por saber si en Latinoamérica es posible torcer el rumbo, de la misma forma que hace dos décadas lo plantearon países como España o Portugal, que hoy sirven de ejemplo entre las naciones con menores índices de muertos y lesionados en accidentes viales. De aquí al futuro, los responsables del tránsito se encuentran con la difícil tarea de poner en marcha medidas concretas de control, educación y sanción que logren involucrar a la población para obtener los mejores resultados. En caso de hacerlo, no sólo se habrá conseguido el objetivo de detener la pérdida innecesaria y absurda de vidas, sino que se podrá divulgar en otros países de la región el camino a seguir. 

 

Imágenes

CISEV 1CISEV 2CISEV 3CISEV 5CISEV 6CISEV 7CISEV 8CISEV 9CISEV 10CISEV 11CISEV 14CISEV 15CISEV 16CISEV 17CISEV 18CISEV 19CISEV 20CISEV 21CISEV 22CISEV 23CISEV 24CISEV 25CISEV 26