Brasil realizará fuertes inversiones en infraestructura

Según datos aportados por la Asociación Brasilera de Tecnología para Equipos y Mantenimiento dentro del Sobratema Foro 2010: Brasil Infraestructura, el país desembolsará más de 761.000 millones de dólares hasta el 2016.

Con el objetivo de fomentar, esclarecer y orientar al sector, la Asociación Brasilera de Tecnología para Equipos y Mantenimiento (Sobratema) realizó
el pasado 14 de octubre, el Sobratema Foro 2010: Brasil Infraestructura. En esta ocasión, se presentó la investigación sobre las principales inversiones en las áreas de infraestructura e industria previstos en Brasil hasta el 2016, que recientemente analizó más de 9.000 obras, brindando un panorama único y fundamental para la planificación futura de toda la cadena productiva vinculada a la construcción civil.
Con la asistencia de casi 450 participantes, entre empresarios, ejecutivos y especialistas de diversos ramos industriales, se plantearon las cuestiones importantes sobre el futuro de la infraestructura brasilera, que demandará una inversión superior a los 761.000 millones de dólares hasta el 2016.
Según la opinión de Mário Humberto Marques, presidente de Sobratema, el desarrollo será importante para resolver los cuellos de botella logísticos relacionados con la infraestructura, a fin de garantizar la competitividad de los productos básicos y bienes manufacturados y semi-manufacturados producidos en Brasil, y resolver las demandas sociales que desde hace mucho exigen respuesta. “Las informaciones recibidas en este foro muestran los desafíos futuros de los organismos gubernamentales y la comunidad empresarial, que requieren un trabajo continuo y conjunto de ambas partes”, dijo.

OPORTUNIDAD
Uno de los retos de Brasil está relacionado con la financiación de las obras de infraestructura, ya que el aumento acumulado del Producto Bruto Interno (PBI) estimado para ese quinquenio no cubrirá el crecimiento del sector. Según Yoshio Kawakami, presidente de Volvo Construction Equipment, la tasa de aumento del PBI será al menos un 20% más baja que el índice de crecimiento de la infraestructura.
Sin embargo, el empresario llamó la atención sobre las oportunidades que los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) Brasil y China en particular, ofrecen a las empresas constructoras, mineras y de otros rubros de la infraestructura. En su conferencia destacó que estos países estarán a la cabeza de la inversión en infraestructura, en especial en el sector energético. Por otra parte, mostró las diferencias de prioridad entre los países BRIC y los de América del Norte, Europa y Japón en lo concerniente a las asignaciones financieras para el sector.
Por su parte, el profesor Paulo Resende, de la Fundación Dom Cabral, también afirmó que Brasil es una de las fronteras más grandes del mundo para la inversión privada y las asociaciones público-privadas. Sin embargo, subrayó, hay un desajuste entre la agenda de la infraestructura y la política, que complica la certeza de estas inversiones. “El país necesita una inversión de 30.200 millones de dólares al año en proyectos del sector de infraestructura, que desglosados serían: 8.600 millones en energía, 9.000 millones en logística, 5.600 millones en movilidad urbana y 7.000 millones en telecomunicaciones”, aseguró.
 
INVERSIONES
Sobratema hizo público los datos de la encuesta  denominada Principales Inversiones en el Área de Infraestructura y el Sector Industrial previstas en Brasil hasta el 2016, que analizó 9.550 obras con un presupuesto total estimado en 761.000 millones de dólares .
Separado por región y estado, el informe tiene por objetivo mapear, estructurar y organizar las informaciones y las obras, a fin de ofrecer una herramienta indispensable a la cadena productiva del sector y orientar la planificación estratégica de las empresas, el mercado y otros sectores involucrados en el tema.
El documento también presenta las perspectivas de los 11 segmentos considerados relevantes en el área de infraestructura de Brasil. Ellos son: energía, combustible, saneamiento, transporte, vivienda, Juegos Olímpicos, Mundial de Fútbol, hotelería, centros comerciales, instituciones privadas y otros (hospitales y universidades). Además de las cifras, la compilación ofrece la clasificación de las 30 obras más importantes de cada segmento.
En el área de transporte uno de los principales desafíos es la diversificación de su matriz. Actualmente el país cuenta con 212.000 kilómetros de rutas pavimentadas, y tan solo 29.000 kilómetros de ferrovías y 14.000 de vías navegables en uso. Tal es así que en 2008 el 61% fue destinado al sistema ferroviario.
Para el transporte aéreo se destinarán, entre los 16 aeropuertos que atenderán las 12 sedes de la Copa Mundial de Fútbol, más de 37.000 millones de dólares.
En el área de puertos se prevé que las inversiones se tripliquen, pasando de 29.000 millones de dólares (entre 2005 y 2008) a 82.000 millones (entre 2010 y 2013), lo que refleja un aumento del 203%.
En cuanto al transporte terrestre, la última investigación llevada a cabo por la Confederación Nacional de Transporte (CNT), remarcó que casi el 70% de la malla vial presenta fallas en el asfalto y en la señalización.
Uno de los medios que genera mayores perspectivas para el futuro es el metro. Brasil comenzó la recuperación de su traza y se estima que la inversión será cerca de 360.000 millones de dólares de la cifra prevista para las obras de movilidad urbana en las grandes ciudades para los próximos años. Su extensión pasará de 239 kilómetros a 361 en el 2016.
 
CRECIMIENTO DE LA DEMANDA
El economista Miguel Colasuonno, director de Eletrobrás, precisó que en los últimos años “la demanda de productos y servicios, incluida la energía, ha crecido más que el PBI, y el país debe prepararse para responder a las aspiraciones de los brasileros. La clase media aumentó de 30 a 100 millones de consumidores muy rápidamente”.
Debido a que Brasil “está muy ansioso por demandas”, dijo, Eletrobrás tiene la obligación de satisfacer las necesidades energéticas. “La empresa contratará 40.000 megavatios más en los próximos seis años, incluida energía hidroeléctrica, termonuclear, eólica y de biomasa”, garantizó Colasuonno. La planificación incluye las centrales de Belo Monte y Tapajós y el proyecto de la cuarta planta de energía termonuclear que se construirá, posiblemente, en la región Noreste.
También defendió una mayor inversión de capitales privados en energía, habida cuenta de que las partidas del presupuesto nacional son insuficientes para satisfacer las necesidades energéticas. La nación tiene el privilegio de contar con una matriz energética muy diversificada, pero carece de recursos suficientes para desarrollar grandes proyectos. “Brasil tiene que ser el país del presente, caso contrario, no tenderemos futuro”, enfatizó.
 
MUNDIAL DE FÚTBOL 2014
Uno de los temas planteados por León Myssior, vicepresidente del Sindicato de Arquitectura e Ingeniería (Sinaenco) y coordinador del foro de los arquitectos del Mundial de Fútbol 2014, fue la preocupación con el legado que el evento dejará en el país carioca. “No se ha trazado un proyecto de desarrollo estratégico que abarque acciones en las áreas de energía, movilidad urbana y telecomunicaciones. Y esto es un temor”, aseveró, y añadió: “por otro lado, los proyectos de la FIFA heredan especificaciones y directrices de modelos europeos y, por consiguiente, la mayoría de los estadios no tiene en cuenta su interrelación con el entorno”, remarcó.
Según la opinión del arquitecto y urbanista Siegbert Zanettini, profesor titular de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de San Pablo (FAU-USP),no es el Mundial de Fútbol que debe determinar las acciones estructurales en la ciudad. “Lo correcto sería llevar a cabo los proyectos y mejoras para el bien de la ciudad y no solo en función de un evento en particular”, señaló y concluyó: “Espero que las cosas se hagan como se hicieron en Barcelona, donde todo se diseñó para que la ciudad pudiera disfrutar del legado de los Juegos Olímpicos”.

SOLUCIONES
La conferencia de cierre estuvo a cargo del arquitecto y urbanista Siegbert Zanettini, quien destacó la falta de un proyecto nacional para Brasil, en el cual la sociedad, el gobierno y la industria caminen en la misma dirección con el fin de superar los desafíos que plantea el mundo. “Las ciudades están paralizadas, el desarrollo es precario y caótico. San Pablo, por ejemplo, tiene un sistema de transporte incoherente, que obliga a los ciudadanos a perder horas en atascos”, explicó.
También criticó el camuflaje de los principales problemas que sufre el país debido a la falta de continuidad en la administración gubernamental y a la postura de algunos sectores industriales. “El empresario debe tener una visión transformadora de la realidad y planificar a largo plazo, para 20 o 30 años, y puede contrarrestar la visión de los depredadores que, en lugar de construir, están destruyendo”, indicó Zanettini.
La solución, según su opinión, está en la forma en que se piensa la cuestión de infraestructura. A modo de ejemplo citó la construcción de soluciones subterráneas para las redes de distribución eléctrica, accesibles y con cubiertas de fácil extracción, a fin de evitar parches en las aceras y librar las ciudades de la contaminación visual y las conexiones ilegales. “La composición de un espacio planificado con seriedad, con una visión que tenga en cuenta el medio ambiente, la sostenibilidad y el bienestar de la sociedad, sería un legado importante para cualquier centro urbano”, concluyó.

Título: Obras a realizar
* Energía: Dividido en obras de generación, transmisión y distribución. 716 obras identificadas.
* Combustible: Dividido en obras de alcohol, biodiesel, etanol, gas y petróleo. 213 obras identificadas.
* Saneamiento: Dividido en obras de abastecimiento, drenaje, tuberías, represas hidroeléctricas, saneamiento y otros. 5.838 obras identificadas.
* Transporte: Dividido en obras en los aeropuertos, ferrocarriles, vías navegables, metros, puentes y viaductos, puertos, rutas urbanas y otros. 719 obras identificadas.
* Sector Privado: Dividido en obras industriales, de minería, de siderurgia y otros. 166 obras identificadas.
* Copa del Mundo de 2014: Consideradas las obras de infraestructura deportiva. Las otras obras fueron colocados en los sectores pertinentes.
20 obras identificadas.
* Juegos Olímpicos de 2016: Teniendo en cuenta las obras de infraestructura deportiva. 41 obras identificadas.