CÓRDOBA: LA SEGURIDAD VIAL COMO POLÍTICA DE ESTADO

Con la implementación del programa de seguridad vial, el Gobierno de la provincia de Córdoba, intenta reducir a cero los accidentes de tránsito y garantizar el incremento de la seguridad vial.

 *Por el Ing. Miguel Ledesma

 

La iniciación de un programa siempre requiere de voluntad política y de capacidad técnica y operativa. En esta ocasión, la voluntad política se demostró a través de la decisión del gobierno de Córdoba de establecer el Programa Provincial de Seguridad Vial, desde mediados del 2008, asumiendo la seguridad vial como política de Estado. De acuerdo con esto y para llevar a cabo esta iniciativa, se aplicaron recursos económicos legítimos que se generan por la aplicación del programa, lo que lo convierte en sustentable y autogestionable.

Por su parte, la ley de tránsito de Córdoba, su reglamentación y sus anexos aportan el sustento técnico y jurídico para llevar adelante este sistema. La aplicación del proyecto, por lo tanto, requirió el desarrollo de la capacidad técnica necesaria para su implementación. Esto, se basó en el respeto de las autonomías municipales, provinciales, el aporte de modernos conceptos de ingeniería vial y de tránsito, como así también la colaboración de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) mediante la implementación del software del Registro Provincial de Antecedentes de Tránsito (RePAT). Este último, permite aplicar el sistema de juzgamiento en red, el sistema único de emisión de licencias de conducir y la aplicación de la inhabilitación de conductores mediante un sistema de puntos. El mismo se aplica en la jurisdicción de la provincia de Córdoba, independientemente de dónde se haya adquirido la licencia de conducir. Es decir, no se invalida el carnet sino que se inhabilita al conductor para manejar en el territorio provincial. Esta modalidad de registro permite administrar: las infracciones de tránsito, el codificador de infracciones concordado con la ley nacional, las licencias de conducir, el juzgamiento en red, el examen teórico de conducir, los antecedentes de los conductores, el registro de accidentes, la aplicación del método de análisis de accidentes, y la generación del mapa de referencia de puntos críticos. 

OBJETIVOS
Por su parte, la capacidad operativa está dada por el funcionamiento de los actores que participan del proyecto, entre ellos, las autoridades de aplicación, control y juzgamiento.
La primera tiene la responsabilidad de implementar el cumplimiento de la ley en forma integral. Para ello, emplea el RePAT como un sistema de gestión y control, y el uso del fondo de seguridad vial que se distribuye entre los actores para la gestión del programa.
La autoridad de control es un cuerpo policial (policía caminera) y están especialmente capacitados en tránsito y seguridad vial para el control de todas las rutas dentro del territorio. Finalmente, la autoridad de juzgamiento son los juzgados municipales de faltas habilitados y todos aquellos juzgados policiales creados para tal fin. Una de las metas fundamentales es la disminución de la inseguridad vial. Esto se logrará mediante la actuación sobre los conductores de riesgo, antes de que se ocasionen los daños.
En este sentido, en cuanto a las faltas de tránsito, Córdoba intenta que se aplique tolerancia cero, es decir que no se admite la violación de ninguna norma de tránsito. Por ejemplo, un auto abandonado con un vidrio roto se percibe como deterioro, desinterés y despreocupación y rompe los códigos de convivencia. Lo mismo sucede con la ausencia de leyes y normas. Así, si se cometen faltas de tránsito y las mismas no son sancionadas, comenzarán violaciones de normas y luego delitos cada vez más graves.
Cuando un conductor se detiene frente a un semáforo en rojo y otros pasan sin respetarlo, y el Estado no está presente para sancionar a los que vulneran la regla, progresivamente aumentan los conductores que no cumplen la luz roja del semáforo.
Lo que se pretende es modificar la conciencia de los conductores. Por esto, se difunde y transmite que se sancionarán todas las faltas para lograr reducir las situaciones de riesgo y los accidentes de tránsito. La policía caminera es la entidad a cargo de los controles, y todas las infracciones detectadas son notificadas al conductor.

CONTROL
El sistema operativo de la policía caminera se basa en los controles vehiculares fijos y móviles, los puestos de observación (aéreos o terrestres) y los de vigilancia móviles volantes con casillas rodantes.
En la actualidad, esta vigilancia está integrada por 878 efectivos entre agentes, suboficiales y oficiales. Los mismos fueron especialmente entrenados en tareas de seguridad vial. Además, cuenta con 124 móviles (120 automóviles y cuatro camionetas), de los cuales 25 poseen tecnología AVL, que es un sistema de conexión rápida vía celular que le permite a cada puesto operativo acceder al instante a una base única de registro de los antecedentes de personas y vehículos involucrados. Este sistema permite localizar el vehículo operativo, y determinar la posición y los tiempos de acción.
También, posee 30 cinemómetros móviles para el control de velocidades, ocho balanzas para el control de cargas, 40 alcoholímetros, cinco casillas para operativos móviles, y una avioneta para tareas especiales y de observación en apoyo a los controlesterrestres.

NORMATIVA
La ley de tránsito de Córdoba abarca y contiene a la ley nacional 24.449, e inclusive adhiere a gran parte de ella. Además, incorpora aspectos faltantes en esta última, entre ellos: define al usuario de la vía, al conductor de un vehículo, al peatón, y a la jerarquización vial; incorpora determinadas normas de comportamiento vial de uso internacional; la creación de la Comisión Provincial de Tránsito y Seguridad Vial; las reglas que establecen la relación entre la provincia y las municipalidades y comunas; el sistema de juzgamiento en red y el reconocimiento de las actuaciones funcionales entre las distintas jurisdicciones. Además, crea el Fondo de Seguridad Vial y el Fondo de Compensación, el Registro Provincial de Tránsito y Seguridad Vial (RePAT), y su conexión con el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito (ReNAT), la Autoridad de Control (Policía Caminera) y los tipos de operación en ruta. También, destaca la formulación del sistema único de emisión de licencias de conducir y el codificador de infracciones concordado con la ley 24.449, por lo que están compatibilizadas ambas leyes.  

RESULTADOS OBTENIDOS
Durante enero y febrero de 2008, los accidentes de tránsito dejaron 108 muertos en todo el territorio provincial.
Durante enero y febrero de 2009 se registraron 63 muertos. Esto significó una reducción del 42%, es decir, 45 pérdidas humanas menos por accidentes de tránsito en la Provincia de Córdoba que en el 2008. En tanto, el porcentaje de disminución en las rutas es aún mayor, llegando al 51%. Sin duda, es altamente positivo y apunta a lograr el objetivo que es llevar a cero los accidentes viales.

 

Las Infracciones más comunes
– Adelantamiento prohibido (doble línea continua)
– Velocidad superior a la reglamentada
– Violación de la prioridad
– No respetar la señal de pare ni la de ceda el paso
– Adelantamiento por la banquina
– Llevar las luces bajas apagadas
– No usar los ocupantes del vehículo el cinturón de seguridad
– Transportar más personas de las permitidas
– Transportar personas en la caja de camioneta o camiones
– Transportar menores de 10 años en el asiento delantero
– Conducir con tasa de alcohol superior a la admisible.
– No guardar las distancias de seguridad con el vehículo que lo precede
– Circular en motocicleta o ciclomotor sin casco
– Circular en contra mano
– No advertirlas maniobras mediante la señal de giro.

 

* El Ing. Miguel Ledesma, es director de Prevención de Accidentes de Tránsito de la provincia de Córdoba.