Cordón extruido para presas CFRD

Las técnicas constructivas modernas para la cara de hormigón emplean encofrados deslizantes para el colado continuo sobre el talud. La superficie del talud se perfila con hormigón pobre instalado mediante la ejecución de cordones extruidos realizados también en forma continua.
Esta tecnología constructiva se empleó en Argentina en el Aprovechamiento Hidroeléctrico Los Caracoles en San Juan y posteriormente en Punta Negra, también en San Juan, construidos por la UTE Techint – Panedile.
La preparación del talud de aguas arriba mediante cordones extruidos, también conocidos como “bordillos”, tiene muchos beneficios:
Protección inmediata del talud contra la erosión por lluvias o crecidas imprevistas.
Reducción de filtraciones eventuales.
Limpieza en el apoyo para la instalación de las armaduras de la losa.
Reducción de excesos de hormigón por la precisión en la terminación del apoyo.
Método constructivo sencillo y seguro por las dimensiones reducidas del equipamiento y el poco personal necesario, disminuyendo el número de operarios en el talud de aguas arriba.
Rapidez de ejecución.
Se emplea hormigón simple con 70 a 80 kg/m³ de cemento, arena y grava fina.