Día de la Seguridad en el tránsito

 

El acto de apertura fue presidido por el Ing. Nicolás Berretta, vicepresidente de la AAC; el Sr. Carlos Alberto Pérez, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y el Ing. Javier Iguacel, administrador general de la Dirección Nacional de Vialidad.
“Desde hace más de 30 años nuestra asociación convoca a todos los interesados del sector público y privado, conscientes de avanzar sobre esta tragedia nacional como es la inseguridad en el tránsito”, comenzó el Ing. Berretta. Y aseguró que “en década de los ´80 y principios de los 90, reclamábamos una toma de conciencia en la sociedad sobre la gravedad del problema y pedíamos evitar las situaciones espasmódicas frente a hechos puntuales graves del tránsito”. Además, agregó que solicitaban encarar globalmente el problema y que la falta de una legislación adecuada pareció terminar cuando en el 1994 se sancionó la ley 24.449. “A penas sancionada la ley, en 1995 conmemoramos este día con una jornada de experiencias internacionales confiados en la necesidad de acelerar los pasos hacia las soluciones. Al poco tiempo vimos las dificultades operativas siderales que se planteaban y que impedían, tanto el control como las medidas complementarias necesarias y sentimos una nueva desazón”, explicó Berretta.
Por otro lado, dijo que “en la jornada del año 2003, fueron convocados un conjunto de expertos que trabajaron desde el 2001 hasta esa fecha y presentamos las bases para un plan estratégico de seguridad vial para fomentar el avance integral sobre el tema”. Y continuó, “dicho plan se resumía en cuatro propuestas generales. Asunción de la temática en seguridad vial como política de estado; elaboración, implementación y seguimiento de un programa de acción; asignación oficial de recursos específicos en los presupuestos nacionales, provinciales y municipales y por último, definición de autoridad de aplicación”. Además, expresó que el informe de las Naciones Unidas del 2004, la acción de muchas organizaciones de víctimas de accidentes de tránsito, así como la de diferentes instituciones, fueron transformando la idea de accidente fatal en hechos evitables.
Por último, concluyó: “Nos parece esperanzador la creación de un Ministerio de Transporte que no sólo opera a todos los sistemas de transporte sino que también que en su órbita está la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la Dirección Nacional de Vialidad y además, coordinan consejos federales. Creemos que este es un avance importante”.

EL TRABAJO DE LA AGENCIA NACIONAL DE SEGURIDAD VIAL

Luego de las palabras del vicepresidente de la AAC, fue el turno del  Sr. Carlos Alberto Pérez quien resaltó el trabajo que realizan, sus funciones y responsabilidades. “Es importantísimo estar en este ámbito para poder contarles cómo se recibió a la Agencia de la gestión anterior y hacia dónde orientamos su futura”, comenzó.
La ANSV está conformada por cuatro Direcciones Nacionales: la Dirección Nacional de la Licencia Única de Conducir, la Dirección Nacional del Observatorio Vial, la Dirección de Coordinación interjurisdiccional y la Dirección de Capacitación y Campañas Viales.
Entre las primeras medidas que se impulsaron desde la Agencia, Pérez resaltó la creación de las primeras oficinas de emisión de licencias de conducir únicas, “eso es muy importante porque coordina, regula y ordena la emisión de la licencia en todo el país. Estamos trabajando para llevar a toda la Argentina el mismo nivel de exigencia orientada en cuanto a los requisitos de la obtención”, aseguró. Y agregó, “empezamos a trabajar con una política que involucrara a los gobiernos provinciales para que a partir de la creación de sus consejos, puedan empezar a amalgamar a los municipios y poder llevarlos a estar dentro del sistema de las licencias únicas de conducir”.
En cuanto al Observatorio Vial, manifestó que “es el corazón de la Agencia y tiene la responsabilidad de comunicar todos los datos estadísticos respecto a los incidentes de tránsito que se producen a lo largo y ancho de todo el territorio. Como no contaba con un sistema idóneo y eficiente para incurrir sobre estos datos, comenzamos a trabajar desde el primer día para ver de qué manera podíamos restablecer esta situación”. Y dijo que “ahora también vamos a contar con observatorios en las provincias, de manera que podamos tener los datos lo más rápido posible que se pueda y sobre todo en línea”.
Para finalizar, expresó que “para nosotros el tema del observatorio es fundamental. Estimamos que el año que viene vamos a estar en el 85% de calidad del dato. Esto siempre y cuando las provincias tengan la voluntad de conformar sus observatorios viales”.

LA DIRECCIÓN NACIONAL DE VIALIDAD

Por su parte, el Ing. Javier Iguacel detalló el plan de la DNV para los próximos cuatro años. “Pensamos en una movilidad segura y estoy convencido que se puede trabajar y se puede lograr si nos unimos. Ustedes, las asociaciones civiles, la Agencia de Seguridad vial, la Dirección de Vialidad, los gobiernos municipales, provinciales, todos. La única manera que vamos a lograrlo es hacerlo juntos”, comenzó. Luego, dijo que el desafío es construir 2.800 km de autopistas, más 4000 km de rutas seguras, 13 mil km de repavimentaciones y puestas en acondicionamientos. Además, “tenemos el compromiso de convertir rutas inseguras en seguras; rutas colapsadas en autopistas;  brindar iluminación y señalización moderna e inteligente y realizar puentes, circunvalaciones y accesos a puertos y ciudades”. Y agregó, “una prioridad es hacer variantes para poder quitar las rutas de las zonas urbanas, ya que más del 70% de los accidentes ocurren en los ingresos a las ciudades y por otro lado, agregar pavimento modificado en todas las carpetas de rodamientos”.
El Ing. remarcó que “en el caso de rutas seguras quedan dos agregados fundamentales: la banquita pavimentada (2,50 metros de cada lado), pero además el tercer carril de sobrepaso ya que hay zonas de alto tránsito o zonas en las que hay pendientes”.
Por último, Iguacel dijo que “es un camino que queremos transitar juntos, para que todos tomemos conciencia de que es necesario porque salva vidas. Además de generar la obra, vamos a generar un cambio cultural en nosotros: con honestidad, transparencia, trabajo en equipo, y el profesionalismo”.

PRESENTACIONES TÉCNICAS

La jornada continuó con presentaciones de representantes de distintas instituciones. Por un lado, la Dra. Verónica Raffo, especialista en infraestructura del Banco Mundial, expuso “Políticas en seguridad vial impulsadas por el Banco Mundial en la Argentina”, donde presentó la situación global y los objetivos de desarrollo sostenible en el marco de un enfoque sistémico realizado en el paradigma “Visión Cero”. “Desde los organismos nacionales se le puede dar asistencia a los gobiernos municipales y provinciales para llevarles soluciones a aquellos lugares donde está ocurriendo la siniestralidad vial más alta, que es en zonas urbanas. En nuestra región, donde es la zona más urbanizada de América Latina, esto significa un desafío adicional porque justamente es el lugar donde se genera prosperidad y mayor crecimiento económico”, resaltó Raffo. Y además, dijo que se debe incorporar la seguridad vial en lo que es la política urbana en la instancia de planificación, proyectos, previsión, datos, diseño y luego monitoreo y evaluación de las intervenciones para ver y retroalimentar las políticas y rediseñarlas.

Luego, el Dr. José Nesis, médico especialista en psiquiatría y Lic. en Psicología del Ministerio de Justicia de la Nación habló sobre “Aspectos de la conducción en nuestro país y políticas a seguir para tener una conducta responsable en el tránsito”. Por su parte, el Agrim. José Kobiela, presentó las acciones que realizó la Comisión de Seguridad Vial de la AAC durante el 2015 y que incluyen la organización de seminarios, el desarrollo de guías para el uso, instalación y mantenimiento de distintos dispositivos de seguridad, la redacción del Manual de Señalización Vertical, un estudio sobre seguridad vial en la Autovía Ruta Nacional 14 y el trabajo sobre el compromiso “Hacia Visión Cero”. Para cerrar, la Lic. Verónica Heler, directora nacional del Observatorio Vial de la ANSV, disertó sobre “La importancia de contar con datos ciertos en materia de accidentes de tránsito”.

RECONOCIMIENTOS OTORGADOS

Antes del cierre de la jornada, la AAC hizo entrega de un reconocimiento a entidades por su trabajo y trayectoria asociada a la seguridad vial. En esta oportunidad se le otorgó una placa a la Asociación Civil “Luchemos por la Vida”, por el trabajo que realiza desde hace más de 25 años.
Luchemos por la Vida es una organización no gubernamental sin fines de lucro, de bien público, cuyo propósito es prevenir los accidentes de tránsito en nuestro país. Estos accidentes son la causa de 21 muertos por día (más de 7.000 al año), más de 120.000 heridos por año y grandes pérdidas materiales (estimadas en U$S 10.000 millones por año).
Estas cifras resultan muy altas comparándolas con las de los países desarrollados, que son ocho veces más bajas (considerando la cantidad de vehículos en circulación). En 2008, 1.066 personas murieron en accidentes de tránsito en Argentina por cada 1.000.000 de vehículos.
En los países desarrollados existe un esfuerzo constante y sistemático para reducir el número de accidentes de tránsito, a través de campañas diseñadas para educar a la población y concienciarla de este peligro, como también a través de leyes apropiadas.  Siguiendo este modelo, en 1990, se creó Luchemos por la Vida, como una forma de desarrollar una nueva realidad en lo que concierne a la seguridad en el tránsito en nuestro país. Su principal interés es ayudar a modificar las actitudes, comportamientos y hábitos de los que hacen el tránsito en las calles y rutas todos los días (conductores, peatones, ciclistas, etc.), para reducir el número de personas muertas y heridas significativamente.

PALABRAS FINALES

Como cierre del evento, el Ing. Nicolás Berreta agradeció a los expositores y a todos los asistentes por su presencia y se proyectó el video de presentación del XVII Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito, que se desarrollará del 24 al 28 de octubre en la ciudad de Rosario.