Editorial 127: MUCHAS PREGUNTAS, POCAS RESPUESTAS

Así es, miles de preguntas a diario se acumulan sobre el futuro. En busca del bienestar, la ciencia responde, no sólo con explicaciones de los avances; sino que investiga por el rumbo que la tecnología nos permite avanzar.
Días pasados tuvimos la visita de ITS España y la propuesta, en respuesta a la demanda, es imaginar ciudades
sin la infraestructura urbana y con rutas tal como las conocemos.
La irrupción de hace unos años de los proyectos de autos eléctricos o con energía alternativa nos removió de la tradicional fábrica de autos que solo cambiaba en las líneas aerodinámicas del diseño y se preocupaba en mejorar la perfomance en la velocidad a alcanzar. Ese encanto se rompió y hoy se busca la interconectividad entre el
conductor, el auto y la infraestructura.
En el habitáculo del auto, pasarán todas las decisiones y su relación con el ambiente será seguro y controlado. Los sensores y el sistema de georefenciación nos dará la seguridad al transitar.
En la medida que estos vehículos se perfeccionen, muchos elementos de la ruta, como los postes SOS, las pantallas variables y otros elementos, dejarán de tener sentido.
Aclaro que esto es aún experimental, que todavía los proyectos los incluyen hasta que en nuestra Argentina se incorpore definitivamente el cambio automotriz. Los autos pequeños eléctricos, con una autonomía de 60 km, por ejemplo ya están más cerca. El Sistema Carsharing, a través de una App, logra un ahorro importante
en la cantidad de autos circulando innecesariamente, evitando congestión, disminución de tiempos y costos; aunque a diferencia de otros países no son eléctricos, que en definitiva, es la tendencia en el mundo. El objetivo de esta visión de negocio es contribuir a la reducción de la Huella de Carbono.
Aun no se logró que estas unidades sean totalmente eléctricas, pero en otras partes del mundo ya se aplican. China, por ejemplo, va llevando la delantera con este sistema. Luego, la siguen países de Europa y Estados Unidos. Madrid es la ciudad que más usa este sistema, con respecto de otras ciudades europeas, como París y Roma. Y la población más afecta a usarlo, ronda los 25 y 35 años.
La mejora del transporte público es un objetivo que provoca el cambio de costumbres. El auto deja de ser un símbolo de status para ser una herramienta. Y en la medida que la tecnología avance, las nuevas generaciones incorporan este hábito concientizándose sobre el cambio climático. No utilizar aquello que dañe el mundo en que vivimos y cambiando nuestra forma de vida.
Así, la adaptación a los resultados que nos devuelve la naturaleza no solo afecta a los centros urbanos, sino a la necesidad de alimentación de la población. Y aunque la conectividad no se materializa todavía en toda la Argentina, vamos camino a lograrlo.
Según el Censo de 2010, la población rural y quienes están relacionados con la producción, es menos del 10 % del total de la Argentina. Aún así, es importante y necesario mejorar su calidad de vida, a través de la conectividad en los caminos o llevándoles comunicación.
Para cumplir con un plan estratégico de mejorar la producción con valor agregado en origen observamos una nueva visión de la ruralidad, planificando el territorio de las poblaciones y el fortalecimiento de los emprendimientos; y así, facilitando nuevas oportunidades. Pero si no mejoramos este eslabón de la
infraestructura, no será posible.
El objetivo de los Talleres Zonales de Caminos y Transporte Rural es concretar este eslabón, aunque la cadena es muy larga; ya que se calcula más de 400 mil km.
A través de los Talleres vamos aprendiendo más sobre las experiencias que reflejan que en manos de poca gente está volcar a la conomia del país la producción para el bienestar de todos.
El fin es motivar para solucionar las necesidades básicas que cualquier poblador requiere: sanidad, alimentación, educación y entretenimiento. Si, es importante integrar este último ítem también, para mejorar la calidad de vida y lograr que los jóvenes logren sus metas y permanezcan o vuelvan a sus lugares de origen.
Hemos visto en este sector gente joven involucrada y que lucha contra la adversidad para no abandonar una vida en transformación constante. Las respuestas son lentas, pero cada paso construye soluciones en la dirección proyectada.

Continuamos en las rutas para verlos en nuestra próxima entrega
de Vial. Estamos recorriendo un camino de cambios.