“EL BALANCE ES POSITIVO”

El administrador general de la Dirección Nacional de Vialidad, el ingeniero Nelson Periotti, en una entrevista con Vial, ofreció un panorama acerca de los avances efectuados por la vialidad argentina y detalló las obras más sobresalientes realizadas este año, entre las que se encuentran la pavimentación de la ruta nacional 81 y la recuperación de la ruta 7. Por otro lado, destacó la excelente labor llevada a cabo para la recuperación de infraestructura en todo el país e insistió en la importancia de pavimentar los pasos fronterizos para la integración regional.

 


 

¿Cuál es el balance que realiza de las obras ejecutadas en 2007?
Los últimos cuatro años fueron de trabajo intensivo, en cumplimiento de las políticas de desarrollo territorial que el Gobierno nacional planificó. Concentramos esfuerzos en acciones para generar un crecimiento sostenido de la economía, bajo un marco de equidad social, con promoción de la integración regional, la productividad y la competitividad, a partir de la reactivación de las inversiones en infraestructura vial.
Por lo tanto, el balance de este tiempo es positivo, si consideramos que la política vial nacional se ha transformado en una verdadera política de estado. A partir de ello, las inversiones en la red se multiplicaron y acompañaron la evolución y el crecimiento del país en todos los aspectos.
Asimismo, es favorable si consideramos que la consecuencia directa es la importante reactivación de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) en todo el territorio argentino. Actualmente, la institución tiene bajo su responsabilidad la gestión de 369 obras, sobre una extensión de 26.041 kilómetros, con una inversión prevista de 15.640 millones de pesos; sin incluir en estas cifras las obras ya ejecutadas en este primer período de cuatro años. El panorama es auspicioso, si tenemos en cuenta el nivel de profesionalización que van adquiriendo todas las áreas de la estructura institucional, si consideramos la redinamización de todos los sectores técnicos sin excepción y la puesta en valor y actividad plena de los 24 distritos del país.
No obstante ello, aún queda mucho por hacer para el mejoramiento de las actividades viales nacionales, para que en el mediano plazo se pueda contar con una red de caminos en buen estado que, con criterio federal, asegure a los sectores productivos el transporte eficiente de sus productos.
¿Cuál fue la inversión total de 2007 y cuál es la prevista para los próximos años?
Las inversiones en obras realizadas por la DNV tenemos que contextualizarlas entre el período 2002- 2007 para evidenciar su evolución. En el 2002 se ejecutaron 202 millones de pesos; en el 2003, 476 millones de pesos; en el 2004 fueron invertidos 1.054 millones; en el 2005, 1.920 millones; en el 2006 se efectuaron obras por 3.400 millones de pesos; y se prevé que en el 2007 se superen los 4.500 millones.

EJECUCIONES
¿Qué obras están terminadas y qué mejoras puntuales percibieron las zonas afectadas por esos trabajos?
Desde el año 2003 hasta la fecha se han concluido 204 trabajos, incluyendo obras propiamente dichas, otras bajo el sistema CReMa, obras de emergencia, de seguridad vial, de señalamiento y travesías urbanas. Por supuesto que cada intervención realizada resolvió la necesidad vial genuinamente planteada y cumplió con las expectativas de desarrollo regional, de seguridad vial y confort para el usuario. Dos ejemplos son la pavimentación de la ruta nacional 81, en Formosa y Salta, sobre una extensión de 392 kilómetros que produjo una singular explosión de desarrollo regional del oeste de Formosa y noroeste de Salta. También vale destacar la recuperación de la traza de la ruta nacional 7, en la laguna La Picasa al sur de Santa Fe, ya que no sólo reactivó la actividad económica de la región, sino que permitió disminuir desvíos de más de 120 kilómetros por pavimento o algunos de tierra de 32 kilómetros a sólo 11 kilómetros confortables y seguros.
¿Cuáles son los proyectos futuros más sobresalientes que tienen en carpeta?
Consideramos proyectos del presente con incidencia futura, a aquellos que se encuentran en obra o en alguna instancia de su proceso licitatorio como la ruta nacional 14 desde Gualeguaychú (Entre Ríos) hasta Paso de los Libres (Corrientes), que se está transformando en autovía en sus 450 kilómetros de extensión a través de 15 obras simultáneas, con una inversión de 2.456 millones de pesos. Constituye la vía más trascendente del corredor vial del Mercosur.
Además, la ruta nacional 9 (autopista Rosario- Córdoba, de 316 kilómetros) con seis obras en ejecución simultánea y una inversión de 1.845 millones de pesos. Constituye un enlace clave para el corredor que une las regiones centro, litoral y mesopotámica, permitiendo la conexión con pasos internacionales a la República de Chile, Brasil y Uruguay.
Por otra parte, los estudios y proyectos sobre los que actualmente trabaja la DNV son aquellos considerados estratégicos para el desarrollo integral de todas las regiones del país. Los más importantes son:
* Ruta nacional 3, autovía Puerto Madryn-Trelew (Chubut).
* Ruta nacional 3, autovía Comodoro Rivadavia-Caleta Olivia (Chubut- Santa Cruz).
* Ruta nacional 7, autovía Desaguadero-La Paz (Mendoza).
* Ruta nacional 9, circunvalación Santiago del Estero.
* Ruta nacional 11, autovía Resistencia (Chaco).
* Ruta nacional 22, doble vía Chichinales-Cipoletti (Río Negro).
* Ruta nacional 38, río Marapa-Principio Autopista (Tucumán).
* Ruta nacional 158, autovía San Francisco-Río Cuarto (Córdoba).
* Ruta nacional 40, límite Mendoza-Comienzo de cuatro carriles (San Juan).
* Ruta nacional 3, autovía-Bahía Blanca (Buenos Aires).
* Ruta nacional 50, Pichanal-Orán (Salta).
* Ruta nacional 34, límite con Salta-Acceso a San Pedro de Jujuy (Jujuy).
* Ruta nacional 34, empalme ruta nacional 9-Límite con Jujuy (Salta).
* Ruta nacional 12, puente Zárate Brazo Largo (cambio de obenques en lado ferroviario).

CAMINOS NACIONALES Y PROVINCIALES
¿Cuál es su opinión acerca del estado de las rutas argentinas? ¿Cuál es el porcentaje de las obras
terminadas, el de las que está en ejecución y el de obras planificadas?
La situación actual de la red vial argentina tenemos que analizarla a la luz de su natural caracterización. De esta manera, la red concesionada por el sistema de peaje (9.383 kilómetros, que corresponde al 24% de la red nacional) que administra el Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) se encuentra en general en muy buenas condiciones de transitabilidad, con mantenimiento de rutina a cargo del concesionario y obras importantes de mejoramiento, bajo jurisdicción de la DNV y del OCCOVI, que comparten esa responsabilidad.
El resto de la red nacional (28.930 kilómetros, que equivalen al 76% de la red) la administra la DNV y se encuentra gestionada por distintos sistemas, que producen intervención en función del tránsito asociado a cada tramo. Así, el sistema Construir, Operar y Transferir (COT) actúa sobre 626 kilómetros (un 2% de la red); por medio de los Contratos de Rehabilitación y Mantenimiento (CreMa) se interviene sobre 11.813 kilómetros (que corresponde al 30% del total de caminos); por su parte, el Sistema Modular lo hace sobre 1.855 kilómetros (5% de la red); y el Sistema Kilómetro-Mes interviene sobre 195 kilómetros (que representan el 1%). Todos estos modos de gestión se ejecutan a través de contratos con empresas privadas.
En este nivel de la caracterización, también se realizan mantenimientos de rutina a través Transferencia de Funciones Operativas (TFO) que son convenios con provincias sobre 7.159 kilómetros, que equivale a un 19% de la red.
Por lo tanto, el 75% del desarrollo de la red vial argentina se encuentra en buenas condiciones de transitabilidad. Aún falta la finalización de importante cantidad de obras que están en ejecución, el lanzamiento de licitaciones de obras nacionales estratégicas y la puesta en vigencia de la totalidad del plan CReMa.
¿Y cómo es la situación con respecto a la red provincial?
La red provincial consta de 195.695 kilómetros distribuidos en 39.327 kilómetros de pavimento, 44.470 de ripio y 111.898 de tierra y presenta aún serios problemas de financiamiento. Sólo las rutas provinciales importantes o de alta transitabilidad se encuentran en buenas condiciones de mantenimiento. La DNV, a través de convenios específicos, está financiando obras sobre esta red en distintas provincias argentinas como Formosa, Jujuy, Salta, La Rioja, Mendoza, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Juan, Chubut, Santiago del Estero, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Cruz, La Pampa, Tierra del Fuego, Tucumán y Chaco.
Los caminos terciarios o rurales suman más de 400.000 kilómetros de tierra, si bien han sido contemplados en el plan EDIVIAR, aún no se ha resuelto su financiamiento. Algunas provincias llevan adelante su atención a través de consorcios camineros o intervienen a través de las comunas o municipios de la jurisdicción.

SEGURIDAD
¿Qué política de control de cargas aplican en las rutas nacionales y provinciales y cómo se llevan
a cabo esos controles?
En cuanto al control de cargas en rutas nacionales, la DNV incrementa gradualmente la cantidad de unidades de control en todo el territorio a través de dos mecanismos: por un lado, los controles de cargas, pesos y dimensiones se incluyen en los contratos CReMa para que la empresa, responsable de las obras y mantenimiento del tramo, asuma también aquel control que permite la preservación de las inversiones realizadas y comprometidas. Y, donde no existe intervención CReMa, el distrito vial de la jurisdicción va creando o reactivando el control de cargas en las zonas estratégicas de sus rutas. Para que esto sea posible, se incorpora personal para cada puesto, se lo capacita y se le confieren los recursos y equipos necesarios para el desarrollo de esa actividad.
Actualmente, se encuentran en operación plena 13 puestos de control dependientes de los distritos de Mendoza, San Juan, Catamarca, Neuquén, San Luis, Misiones, Entre Ríos, Bahía Blanca y La Pampa.
La presencia de la DNV en las rutas recuperadas, en acción conjunta con Gendarmería Nacional, con instalaciones, equipos y recursos humanos adecuados, constituye un invalorable aporte a la preservación de las inversiones viales que se realizan, y por sobre todas las cosas, a la seguridad en la vía a partir de los controles en todos los aspectos de las unidades de transporte de carga que circulan.
¿Qué acciones llevaron a cabo para incrementar la seguridad vial en las rutas?
El presupuesto de la DNV contempla una importante asignación a las obras de seguridad vial que se desarrollarán en cada ejercicio. En función de ello, periódicamente se anexa a proyectos de obras en ejecución, accesos a localidades, travesías urbanas, rotondas, intersecciones especiales, iluminación, señalización y pasarelas peatonales.
También se ejecutan conjuntos de obras de seguridad, por ejemplo sobre la ruta nacional 127, en Entre Ríos, se licitaron y contrataron las intersecciones iluminadas con las rutas provinciales 2 y 6  y también el acceso a la localidad de Bovril.
El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), a través de uno de los componentes del préstamo vigente cuya aplicación es para obras de seguridad vial, ha aprobado las intervenciones a concretar en tres corredores experimentales que han sido seleccionados por la DNV, teniendo en cuenta el índice de accidentes, el volumen de tránsito y el hecho de que no se tenga previsto en el corto plazo ampliaciones de capacidad. Dos de los corredores son de aproximadamente 180 kilómetros cada uno y el restante, de 24.

CASOS PUNTUALES
¿Cada cuánto tiempo actualizan la maquinaria usada por las vialidades del país?
Vialidad Nacional invierte periódicamente en actualización de maquinaria vial en los distritos, por ejemplo en retroexcavadoras, cargadoras, topadoras, camiones, autoelevadores y camionetas.
Asimismo, muy recientemente incorporamos un equipo completo de última generación para la atención invernal en el corredor de la ruta nacional 7- Paso Cristo Redentor, en la provincia de Mendoza; y la inversión en este conjunto de maquinarias fue de 15 millones de pesos.
¿En qué estado se encuentran las obras de la ruta nacional 40, del corredor Paso de Jama y de la circunvalación de la provincia de Buenos Aires?
La ruta nacional 40, por su situación histórica y su evolución en cada provincia, y por sobre todas las cosas, por la voluntad política del Poder Ejecutivo Nacional de concretar la pavimentación en toda su extensión a la luz de su potencial turístico, cultural, minero, productivo y de vínculo natural entre 216 localidades cordilleranas, constituye un eje vial de genuina integración territorial.
La DNV actúa sobre esta vía a través de 51 intervenciones en las 11 provincias sobre las que apoya su traza. Han:
* 27 obras de pavimentación en ejecución.
* 6 sistemas CReMa en ejecución.
* 5 TFO en ejecución.
* 3 sistemas modulares en ejecución.
* 3 estudios y proyectos en ejecución.
* 3 obras de pavimentación en licitación.
* 4  CreMa en licitación.
Respecto al corredor Paso de Jama, en la provincia de Jujuy, concluido en setiembre de 2005, se encuentra operativo prácticamente todo el año y espera el aporte de tránsito que, seguramente, generará la finalización de las obras de pavimentación de los 400 kilómetros de la ruta nacional 81 en Formosa y Salta (Eje de Capricornio), vía transversal del Mercosur (Brasil-Paraguay-Argentina-Chile).
En cuanto a la ruta provincial 6, circunvalación de la provincia de Buenos Aires, está habilitada en toda su extensión pero aún falta la contratación de las obras de pavimentación de la calzada primitiva desde la ruta nacional 7 hasta la ruta provincial 215 y se avanzará con estas obras bajo responsabilidad de la Dirección de Vialidad bonaerense con financiamiento de la DNV durante los próximos meses.

BALANCE
¿Qué reflexión le merece el Día del Camino?
Este nuevo Día del Camino nos encuentra celebrando el 75 aniversario de la Dirección Nacional de Vialidad, institución emblemática del Estado argentino, que durante ese tiempo construyó la red vial estructurante del territorio y le puso vida a cada rincón de la patria. Este 5 de octubre celebraremos la reactivación plena de la actividad vial en todos los aspectos, a partir de su consideración como política de Estado y también el gran desafío de la vialidad argentina en el acompañamiento a la vertiginosa evolución, al desarrollo y al crecimiento del país en todos los campos de la producción. Aprovecho este espacio para saludar a todas las Direcciones Provinciales de Vialidad, a sus funcionarios, a su gente, a todas las empresas y consultoras del sector, a sus autoridades, a sus empleados, a todas las cámaras, asociaciones, institutos, fundaciones, escuelas, universidades y entes en general, vinculados al camino.
¿Cuáles son los objetivos que restan cumplir de su gestión?
Considero que es necesario avanzar con las obras de pavimentación de los pasos fronterizos priorizados a Chile y de los corredores de integración relacionados con esas conexiones. Pero además, es importante intervenir activamente en la construcción de una cantidad considerable de nuevos puentes y en obras de distinto tipo y configuración que contribuyan a incrementar la seguridad vial en los puntos críticos de la red. También forman parte de nuestros objetivos la puesta en valor de todas las instalaciones activas de Vialidad Nacional, en todo el territorio, que confieran dignidad y confort al trabajador, la adquisición de nuevos equipos para la operación en el camino, la regularización de la planta permanente de personal afín a la actividad que desarrolla la institución actualmente y en el futuro próximo, y la reformulación de la estructura orgánico-funcional del ente. Pensamos en la capacitación permanente del personal como una cuestión de absoluta prioridad y como tal, debe continuar e incrementar su desarrollo para que Vialidad Nacional, sus técnicos y profesionales, alcancen niveles de excelencia en el contexto de la vialidad argentina e internacional.