EL MERCADO ASIÁTICO CONTINÚA SU EXPANSIÓN

Actualmente, la demanda de materiales, equipos y máquinas para la construcción muestra un auge del sector en el mercado oriental, especialmente en China continental.

 

 

Según información provista durante Conexpo por los organizadores de la exposición Bauma 2008, que se realizará del 25 al 28 de noviembre en Shangai, China, el Producto Bruto Interno (PBI) del continente asiático se triplicó entre los años 1980 y 2006.
Asimismo, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la República Popular de China superará en 2008 el PBI del año pasado, con un incremento del 11%.
La evolución económica de los últimos años ubicó a China en el cuarto puesto de los países que registran los mayores índices de crecimiento, detrás de Estados Unidos, Japón y Alemania; sin embargo, el ascenso de nivel es inminente.   
En este sentido, la industria de la construcción fue un importante motor de crecimiento en el 2007 ya que, según cifras de la Oficina Nacional de Estadística de China, los proyectos del sector implicaron inversiones de 410.2 mil millones de euros. En el último año, en ese país, se ejecutaron 20.000 kilómetros de carreteras, alcanzando un incremento de 18,6% en comparación con 2005. Los analistas prevén un crecimiento de la construcción del 20% para los últimos dos periodos.   
Cada año, China expande su red de autopistas unos 4.000 kilómetros y según datos provistos por el Ministerio de Transporte de ese país, para el 2010 habrá en total alrededor de 55.500 nuevos kilómetros. Hasta el momento, el Banco Asiático de Desarrollo concedió préstamos por un total de siete mil millones de dólares destinados a la ampliación de infraestructura vial.

CRECIMIENTO CONJUNTO
Por otra parte, el boom económico de China también está impulsando el despegue de otros países de Asia. Según un estudio realizado por la Oficina Federal Alemana para el Comercio Exterior (BFAI, por sus siglas en alemán), estos países pueden clasificarse en dos grupos dependiendo de su desarrollo económico.
Por un lado, están aquellos que tienen una alta tasa de crecimiento en edificación y construcción, y que cuentan con un desarrollo potencial a largo plazo como la República Popular de China, la India, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam. Por el otro, figuran las economías de mercado más desarrolladas como Japón, La República de Corea, Taiwán, Singapur y Hong Kong. 
En particular en la India la inversión destinada al sector rondará los 300 mil millones de dólares en medidas de largo plazo (para el año 2015). Se dará mayor importancia a la construcción del aeropuerto, de carreteras, puertos y residencias. Además, este proyecto incluye la mejora del suministro de electricidad y agua potable.
Según estimaciones de la Confederación de Industrias de la India, el sector crecerá el 10% en los últimos cinco años. Específicamente, el Gobierno hindú tiene previsto construir 10.000 kilómetros de carreteras de dos carriles y 20.000 de cuatro.   

INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURA
El desarrollo económico de cuatro potencias de Asia (Singapur, Hong Kong, Taiwán y Corea del Sur) se desempeña de manera distinta, respecto a los demás países orientales, debido a su crecimiento exponencial. En este sentido, Singapur y Hong Kong compiten como centro de las finanzas y del comercio de Oriente. En el primero de estos países el crecimiento del PBI nacional fue del 6% tras la crisis de 2003. En cuanto a la construcción, el Gobierno está invirtiendo principalmente en la ampliación del aeropuerto y la red de metro, así como en la creación de un nuevo gran estadio.
Por otro lado, Taiwán tiene previsto para el 2008 focalizarse en la red de transporte local sobre rieles, la construcción de carreteras y de los sistemas de alcantarillado. Además, en el programa se prevé una terminal internacional de contenedores y nuevas instalaciones petroquímicas.
En tanto, la República de Corea espera un aumento de las inversiones en soluciones destinadas al sistema de rutas y en tecnologías para hormigón. 
En Indonesia, la industria creció, durante 2007, un 8%, mientras que para el año actual se estima un aumento en las tasas, impulsado por la construcción de viviendas y diversos proyectos de infraestructura.
Según BFAI, las expectativas de Malasia en relación al sector están puestas en el lanzamiento del Noveno plan que contempla diversos proyectos de infraestructura. Asimismo, recientemente se inauguró en Kuala Lumpur, la capital malaya, un nuevo túnel de 5,4 kilómetros de largo.
En el caso de Filipinas se encararon una serie de proyectos gubernamentales con una inversión total de 40.5 millones de dólares para la expansión y creación de infraestructura.
En cuanto a Tailandia, se estima que en los próximos años habrá un incremento en maquinaria de la construcción. Además, se prevé que la demanda aumentará debido a la expansión del puente aéreo y de la red de metro, como también por la construcción de carreteras. En el ranking de adquisiciones, las máquinas más solicitadas son los sistemas móviles de hormigón, las cortadoras de asfalto y las grúas.
Todos estos datos dejan claro que la región asiática está en constante inversión y crecimiento lo que hace prever que esos países se consolidarán fuertemente en la lucha de posiciones dentro del mercado internacional en un futuro próximo.