El modelo de estación inteligente de Indra

Una de las principales empresas globales de consultoría y tecnología, ha desarrollado un modelo de estación inteligente para mejorar, a través de la transformación digital y la visión integrada del pasajero, la calidad del servicio, la gestión de los recursos, la seguridad y la sostenibilidad de las instalaciones ferroviarias.

“La integración de todos los actores relacionados con el operador de transporte facilita la transformación hacia los nuevos modelos digitales y permite mejorar el rendimiento operativo y económico, proporcionando una visión holística del pasajero bajo el concepto Cliente Digital 360º”, afirmó María Jesús Paniagua, directora de Administraciones Públicas en Indra, durante su intervención en la 6ª edición de la Conferencia Next Station, que organizó ADIF en Madrid desde el 18 hasta el 21 de octubre en colaboración con la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC).

La visión de la estación ferroviaria 4.0 o Smart Station de Indra gira en torno a cuatro dimensiones: las operaciones, las instalaciones, la seguridad y los pasajeros, siendo la experiencia de uso del viajero y su posterior monetización los factores que realmente impactan en la cuenta de resultados. Es por ello que resulta clave atraerlo y fidelizarlo mediante el incremento del portfolio de servicios, fomentar la colaboración entre los operadores ferroviarios y de infraestructuras, comerciantes y administraciones públicas, además de optimizar los procesos que afectan directamente al pasajero, como la información en tiempo real sobre los trenes o propuestas de entretenimiento y ocio.

Para dar respuesta a las necesidades derivadas de la transformación de la gestión y del modelo de negocio de las estaciones, el modelo de Smart Station de Indra se basa en la experiencia que atesora la compañía en estos ámbitos, unida a las últimas tendencias digitales como IoT, Big Data, Cloud y Movilidad, que permiten la monitorización y asistencia en tiempo real a través de dispositivos móviles a instalaciones y activos (ticketing, cámaras de seguridad, check-in, escaleras mecánicas, ascensores, limpieza…), el análisis de la información (descriptivo, predictivo y prescriptivo) y una amplia oferta de servicios al viajero.

El cruce de esos grandes volúmenes de datos procedentes de medios de transporte, terminales, instituciones públicas, pasajeros, redes sociales o centros de control facilita la toma decisiones, tanto en la fase de planificación como en tiempo real, de manera colaborativa en ámbitos como la seguridad, la operación o la eficiencia energética, así como la creación de nuevos modelos de negocio a partir de la monetización de la información y de los servicios de valor añadido que se ofrecen al pasajero.

Innovación y experiencia multimodal

El proyecto de innovación Transforming Transport, liderado por Indra y que utiliza el Big Data para mejorar la movilidad en Europa, avanza en esta dirección. Según el director de Producto e Innovación de Transportes de la compañía, Joaquín Ponz, “el uso de tecnologías Big Data permite definir modelos de comportamiento de los pasajeros en las terminales, ayudando a predecir sus tiempos de llegada, sus movimientos y necesidades, de forma que los gestores de la infraestructura pueden preparar con anticipación los recursos necesarios para afrontar la demanda esperada y mejorar, de esta forma, la experiencia del pasajero”. Indra también tiene una participación destacada en Shift2Rail, la principal iniciativa de investigación europea para el sector ferroviario, en la que se están desarrollando sistemas de información y soluciones de pago intermodal que buscan una verdadera “interoperabilidad del viajero”, que permita utilizar tren, avión, autobús y metro con un solo título de transporte.

Indra une así su capacidad de innovación con su experiencia única en la gestión de operaciones, seguridad e infraestructuras, no solo ferroviaria, sino también de otros medios de transporte como autobuses, aeropuertos o puertos, ofreciendo un modelo de Smart Station completo y plural que se adapta a las peculiaridades específicas de cada tipo de terminal.

Entre otras ventajas, el modelo de estación inteligente de Indra facilita la identificación de personas potencialmente sospechosas o de situaciones peligrosas mediante escucha activa en redes sociales; la movilización de recursos en tiempo real como consecuencia de tareas de mantenimiento o identificación de zonas de congestión; o el suministro de información sobre retrasos de trenes con propuestas de ocio, entretenimiento, comercio y restaurantes para hacer la espera más amena. Otra interesante aportación es la monitorización en tiempo real del consumo en diferentes puntos de suministro con la aplicación de reglas de analítica de datos que ofrezcan propuestas de actuaciones que contribuyan a la mejora de la eficiencia y respeto al medioambiente.

IoT al servicio de la gestión de activos

Indra, dispone, asimismo, de sistemas basados en tecnologías IoT, Big Data, Cloud y movilidad así como en la visión del activo 4D (alfanumérico, espacial, geográfico y documental), que aportan eficiencias de hasta un 30% en la gestión de activos e infraestructuras de una organización, ayudan a reducir hasta un 40% la inversión en equipos nuevos y los costos de transporte de inventario o incrementan la disponibilidad de las flotas entre un 30% y un 40%. Estas soluciones permiten, entre otras cosas, planificar las paradas antes de que los equipos fallen, mejorar los procesos de compra y el control sobre los almacenes o realizar el seguimiento del rendimiento en tiempo real así como del cumplimiento de normativas medioambientales.

Por otro lado, la compañía también cuenta con soluciones que permiten al pasajero acceder en tiempo real, desde su móvil, a las planificaciones horarias de los trenes y conocer su estado gracias a la integración con los sistemas de control de vía; recibir notificaciones de cambios y propuestas de alternativas; obtener información intermodal; o disfrutar de servicios personalizados adaptados a sus preferencias y viajes (multimedia, parking, restauración o compras).

Destacan también las soluciones de última generación para la gestión inteligente en tiempo real de emergencias e incidentes, que permiten automatizar los procesos y protocolos de actuación para reducir los tiempos de respuesta, minimizar los daños e integrar la seguridad física y la ciberserguridad; los sistemas de ticketing, que ayudan a mejorar la experiencia del viajero mediante el uso de máquinas automáticas de venta con pantalla de gran tamaño y gestión de contenidos; o la modernización del control de seguridad y fraude mediante el uso de cámaras de control fácil automático.