«El objetivo es colocar al leasing en el top of mind de las compañías»

El Sr. Hernán Bernat mencionó cuáles son los beneficios que se obtienen a partir de la utilización de esta herramienta. Además, señaló los logros alcanzados a lo largo del año anterior, y en qué situación se encuentra actualmente el mercado.

-¿Qué beneficios reciben aquellos que implementan el leasing?

Ing. Hernán Bernat.: Aquel que utiliza el leasing obtiene los beneficios impositivos que este otorga, específicamente su canon se considera un gasto dentro del balance impositivo de la empresa. Por otra parte, existe un diferimiento en el pago del IVA (Impuesto al Valor Agregado) resultante de la compra al ser el dador el que efectúa la misma, mientras que el tomador lo abona en cada uno de los cánones sin costo financiero por la demora. Otra ventaja es que la compañía tomadora terceriza la compra, administración de los bienes y el pago.

Esta herramienta también brinda beneficios desde el punto de vista de la compra de bienes de capital en el exterior, donde se requiere un proceso de importación. En este caso, la pyme no debe ocuparse de hacerlo; el dador de leasing es quien lleva a cabo la gestión, que comprende el pedido de “permiso de importación o SIMI”, la contratación del flete marítimo o aéreo, el agente de carga, despachante de aduanas y seguro de transporte tanto local como internacional. Las pyme únicamente nos comunican con el proveedor del exterior, seleccionan el capital que pretenden importar y nosotros se lo entregamos en la planta que solicita el tomador.

-¿Cuáles son las diferencias entre la Asociación de Leasing y los distintos bancos?

H.B.: La Asociación de Leasing de Argentina es una entidad que nuclea a los principales dadores de leasing del país, entre los cuales se encuentran bancos, empresas de leasing independientes o asociadas a una firma, las cuales denominamos cautivas.

Como asociación trabajamos permanentemente en la difusión de la herramienta e interactuamos con los distintos organismos a fin de consolidar la misma y que cada vez se utilice más como medio de financiación de bienes de capital en las pymes y grandes empresas.

-¿Las empresas que venden equipos realizan acuerdos con los bancos para ofrecerlos?

H.B.: Nosotros tenemos distintas entidades que llevan a cabo acuerdos con proveedores, o bancos con proveedores. Es decir, todos interactuamos y nos retroalimentamos positivamente; de ese modo ayudamos al proveedor a vender y al tomador  a lograr un equilibrio.

El mercado del leasing es muy pequeño; nuestro objetivo es que crezca y colocarlo en el top of mind de las compañías. Contamos con una cartera de aproximadamente mil millones de dólares. Tendríamos que estar superando ampliamente ese número. Para 2019 o 2020 estaremos duplicándola en la medida en que tengamos un contexto económico favorable.

-¿Qué operaciones de leasing se encuentran llevando a cabo?

H.B.: Tuvimos un excelente 2017, especialmente en materia de logística y obra pública con la financiación de maquinaria vial.

Este 2018 comenzamos con un muy buen primer trimestre, tanto de generación como de cierta inercia que se había observado el año anterior y hoy, finalizando el primer semestre, notamos una postergación en las decisiones de inversión. No obstante, se trata sólo de una suspensión y no de una realización; esto se debe al escenario económico actual de altas tasas de interés y cierta volatilidad en términos de tipo de cambio. Sin embargo, somos absolutamente optimistas con el futuro.

-¿Cuál es la situación actual en cuanto a los intereses?

H.B.: Como mencionaba anteriormente, las tasas superan las del año pasado, por lo cual es necesario tomar determinadas decisiones de inversión. Si no es urgente, la empresa aguarda algunos meses para observar en qué estado se encuentra el tipo de cambio y las tasas de interés. Comprendemos que están logrando su estabilización. El siguiente paso es que las mismas comiencen a ceder.

-¿Existe una gran cantidad de inversión en la actualidad?

H.B.: Sí. Nos encontramos constantemente en busca de nuevas oportunidades porque estamos convencidos de que esta herramienta debe crecer. De hecho, tenemos muy buen diálogo con todas las autoridades gubernamentales, por lo cual creo que las condiciones son propicias para que la misma logre su maduración. Si bien depende en gran medida de la difusión que le demos, un factor importante son las empresas que deben tomar la decisión de invertir, y que el panorama económico esté acorde a las necesidades de inversión de las entidades y el país. Para exportar, no siempre la variable de cambio es el dólar; es necesaria la eficiencia en los procesos productivos, tecnología de punta y un producto que compita en el mercado, y eso se alcanza invirtiendo en bienes de capital.

Aunque distintos países de América Latina utilizan el leasing para la adquisición de viviendas habitacionales, en Argentina está muy arraigado el crédito hipotecario. Sin embargo, cuentan con un crecimiento poblacional mucho más fuerte que el nuestro. El objetivo es lograr que la participación del leasing, ya sea sobre el PBI (Producto Bruto Interno) u otras alternativas de créditos, sea cada vez mayor.

Muchas intendencias que alquilaban equipos viales hoy comenzaron a utilizar el leasing porque comprendieron que el mismo importe que pagaban por el alquiler, lo abonan por el canon. Tienen la posibilidad de ejercer la opción de compra y que luego queden las máquinas en su propiedad.

-¿Cuál es el grado de conocimiento que existe sobre esta herramienta?

Sr. Hernán Bernat.: Nosotros llevamos a cabo un congreso anual en el mes de noviembre del que participan proveedores, clientes y medios; de ese modo se produce un efecto multiplicador. De hecho, nuestros colegas que evaluaban proyectos de inversión incorporaron esta herramienta como alternativa. Sin embargo, consideramos necesario difundirla aún más. Todavía el empresario no la utiliza cuando debe realizar una inversión en bienes de capital. Debemos lograr que se arraigue el concepto “leasing = sinónimo de inversión”. Algunos tienen cierta noción, pero no la conocen en profundidad. En este contexto, competimos con otras alternativas que también son viables aunque no otorgan los mismos beneficios impositivos que el leasing.

-¿Cuáles son las posibilidades de crecimiento del mercado del leasing?

H.B.: El mercado del leasing está incrementando año tras año. Tiene un gran potencial. En 2017 se incorporaron a la Asociación del Leasing dos nuevos actores internacionales. No obstante, el porcentaje de participación con respecto al PBI es inferior al promedio de otros países de América Latina.

-¿Cuáles son los plazos?

H.B.: Los plazos del leasing están regidos por el Decreto Reglamentario 1.038 del año 2000, que establece las vidas útiles de los bienes y su período de amortización.