“El objetivo es establecer un nuevo nicho de mercado que permita generar una norma”

El Sr. Mariano Barone explicó que escogieron el nombre Ecobase para su sistema, debido a que trabajan con una estabilización muy diferenciada a la regular, ya sea química o física, de un camino. “Consideramos que el mismo podía identificar un método de gestión a partir del cual lo utilizaríamos como parte de un paquete estructural, debajo de un asfalto o como una capa de rodamiento”, señaló. En este sentido, aseguró que esto implica el uso de ciertas resinas evolucionadas con polímeros complejos, que mezclados con la tierra del suelo local, constituye un material de buena performance.

A su vez, indicó que el objetivo de Ecobase es no ser una marca. “Tenemos el nombre de nuestras resinas, y para cada tipo que utilizamos, que son de origen norteamericano, aplicamos uno distinto”, afirmó.

Además, expresó que se han estudiado alternativas a los ensayos convencionales de suelos, ya que el comportamiento de estas capas como bases o superficie de rodamiento en caminos secundarios así lo requieren. “Una que desarrollamos es la de moldear con compactador Marshall, y evaluar la resistencia de las probetas de manera similar a lo que sería una mezcla asfáltica en frío, pero dosificando de acuerdo a la densidad Proctor T-180 (densidad seca máxima y humedad óptima). Para esto, se aplica una compactación acorde (energía específica), parecida” explicó.

Con respecto a la granulometría, resaltó que se logran buenos resultados incorporando arenas de trituración a los suelos naturales. Asimismo, remarcó que la durabilidad se extiende a través del tiempo, independientemente de la erosión.

Mencionó, también, los inconvenientes que están atravesando para conseguir piedra 6.12 y 6.20, debido a la gran cantidad de obras viales en rutas que se están llevando a cabo actualmente. “La escasez y el precio del flete hace que hoy el estabilizado granular en caminos rurales tenga un costo relativamente alto en función de su vida útil. Allí es donde el tipo de soluciones planteadas es competitivo”, aseguró.

En cuanto a la composición de Ecobase, afirmó: “Nosotros usamos la resina, y Ecobase es un sistema, el cual entregamos de manera directa; no vendemos el producto”.

Destacó, además, la necesidad de impulsar la generación de normas que componen a la tecnología. “Somos conscientes de que la gente se adapta rápidamente a los avances tecnológicos, por lo cual, cuánto más rápido lo hagan a los que nosotros generamos, mejor trabajo habremos realizado”, sostuvo.

“Estamos enfocados en optimizar la calidad de vida de la gente, pasando del polvo al barro, pendularmente; a través de este sistema, logramos la conectividad de personas y servicios tales como la salud, educación y economía regional”, señaló. Y agregó que, en cuanto al uso suburbano, la meta es alcanzar la integración social, a fin de otorgar mediante la misma, dignidad y una nueva identificación con su lugar, que permita erradicar el concepto de “ingresar o salir” de un barrio carenciado.

Por otra parte, hizo especial hincapié en el trabajo de ingeniería vial, el cual, según indicó, una vez realizado, posibilitará una pavimentación definitiva más económica, ya que la labor previa de ingeniería tradicional ya fue llevada a cabo con una excelente base/sub base para tal fin.

Con respecto a la maquinaria, explicó que logran adaptarse: “Todo depende del requerimiento de la obra. Evaluamos con qué equipos cuenta el Municipio. Si es necesario, tercerizamos las labores o las llevamos a cabo nosotros. Esas son flexibilidades que brindamos al mercado”. Sin embargo, aclaró que el manejo del producto y la capacidad de la obra, no los ceden nunca. “El diseño y el proyecto es nuestro”, enfatizó.

Además, señaló que “el objetivo es que Ecobase sea un genérico y nosotros defendamos nuestras resinas. Buscamos discutir la norma y el desempeño de una ecobase, y no la venta de un producto”.