“ES NECESARIO GENERAR FACTORES COMUNES DE PENSAMIENTOS PARA CONSTITUIR UNA EMPRESA FORTALECIDA”

Organizada por ITS Argentina, el Lic. Carlos Daniel Esteban, dictó una atractiva conferencia denominada: Diseño de Escenarios aplicados a Sistemas Inteligentes de Transporte. En la misma, enfatizó la imperiosa necesidad de formular escenarios y afirmó que la descripción del futuro es fundamental para el desarrollo de los sistemas ITS.

 

 

 

En la sede de la Asociación Argentina de Carreteras, ITS Argentina llevó a cabo la última conferencia del año con la destacada disertación del Lic. Carlos Daniel Esteban, coordinador de Programas Corporativos y titular de la cátedra Planeamiento de Escenarios de la UADE Business School, quien desarrolló los pasos necesarios para una aplicación favorable de las tecnologías aplicadas a la solución de las problemáticas del tráfico.
A lo largo de su discurso, aseguró que lo primordial “es la formulación de un escenario”, y que la implementación de determinados instrumentos son básicos para disminuir el nivel de incertidumbre y tener mayor conocimiento sobre el futuro antes de la toma de decisiones. Recalcó que “los escenarios (la descripción del futuro) al los cuales se quiere llegar es la metodología más trascendente, un método de consulta de los expertos, donde la búsqueda para su lineamiento está dada por el contexto. Nada puede escapar a la holística sino de nada serviría la aplicación de este procedimiento, ya que se adoptarían decisiones equivocadas”. Asimismo, dijo que la característica fundamental de la metodología escénica “es la prospección, la cual posee definiciones fundamentales como la utilización del contexto; el conocimiento holístico; y la observación no sólo de las partes sino de un todo general, para acertar la significación de la figura”.
Otro de los factores que destacó el licenciado es la capacidad de conocer hacia dónde se quiere llegar, de lo contrario, “todas las técnicas que se aplican son inútiles”. Al respecto, Esteban definió a los escenarios como aquellos que permiten “viajar en el tiempo para tratar de capturar el futuro”. Lo relevante del conocimiento del futuro y de cómo se accionará de acuerdo a los requerimientos de las empresas, es que sirve para descubrir en el camino “las variables favorables” y desviar aquellas que afectan negativamente al proyecto. Por lo tanto, lo necesario es primero pensar en el futuro y luego tomar las decisiones.

ESFUERZO INTELECTUAL
Además del desarrollo del escenario, para poseer un conocimiento factible del futuro, Esteban hizo hincapié en el esfuerzo intelectual y subrayó que es sumamente necesario “alcanzar el máximo nivel de imaginación”. Para obtener resultados positivos es imprescindible “prever el futuro de acuerdo a todo el contexto y esto lo permite la formulación del escenario, ya que disminuye los niveles de incertidumbre y junto al la imaginación, brindan un futuro previsible para un desarrollo eficaz”. Además, es fundamental capturar el futuro y no anticipar las decisiones al desarrollo del escenario.
También, manifestó que para una descripción futura “se debe partir de la actualidad y unir la situación presente con el porvenir, a través de una sucesión de causas y efectos”. Agregó que,lo primero que se debe hacer “es expresar una visión! y luego “trazar una línea imaginaria para emprender el camino al trabajo”. En esta situación se destacan los “hombres con una gran capacidad creativa, con una imaginación superior al resto”, mencionó el licenciado.
El paso siguiente, es la formulación de la misión; el diseño de ésta, según Esteban es “realizar con los elementos que se poseen una visión, y a ese futuro probable a donde se quiere llegar”. Entonces, cuando se atraviesan estas pautas “comienza el trabajo, pero siempre con una lectura retrospectiva”, es decir, siempre de atrás para adelante, lo relevante “es la naturalización de ese futuro al cual se necesita arribar”.

EL ESCENARIO Y LOS SISTEMAS ITS
El profesor indicó que los representantes de ITS actualmente realizan un trabajo importante ya que aplican soluciones, pero éstas son coyunturales. Por lo tanto, motivó a este sector a utilizar la metodología prospectiva del escenario para remediar las problemáticas que el tránsito presenta hoy en día. Añadió que lo que hace falta es “volar para imaginar y resolver las temáticas que se presentarán”.
Lo primordial debe ser el diseño del escenario y luego el planeamiento estratégico. En cuanto a este caso específico dijo, “deben realizar el esfuerzo hallar la situación de incertidumbre e interpretar el futuro, y es a partir de ese momento que se comenzarán a generar soluciones mediante el diseño de tecnologías inteligentes”. A partir del desarrollo de diseños tecnológicos, de sistemas y de una estructura eficiente se arriba a ese futuro exitoso, enfatizó. No obstante, los escenarios deben actualizarse constantemente y la metodología debe ajustarse a las necesidades. En tanto, señaló que para generar una evolución favorable hay una inmensidad de herramientas; las más trascendentales son las variables y las tendencias. Otro aspecto significativo es la selección de los profesionales y expertos. Para este espacio metodológico, el licenciado recomendó el método Delfi, el cual soluciona las problemáticas que se presentan. De esta manera, los escenaristas se provén de información y le aseguran al CEO cuales serán las distintas situaciones futuras.
Por otro lado, Esteban recomendó a las empresas que posean un escenario macro y otro micro, para atender el futuro en general y también cuestiones puntuales que pudieran presentarse. Expresó que la metodología para desarrollar un escenario “tiene mucha instrumentalización, dedicación e imaginación, y que la esquematización debe evitarse ya que es negativa”.
Para finalizar, el licenciado citó la frase del filósofo Séneca: “Si no sabemos hacia que puerto navegamos, ningún viento nos será favorable”.

APLICACIÓN AL TRANSPORTE
Dentro del transporte, el escenario mundial con una gran influencia en el regional, presenta para el año 2025 determinadas tendencias pesadas, como por ejemplo que la preocupación del petróleo, como fuente finita de energía no se extinguirá y será aún más importante; que la protección del medio ambiente condicionará el desarrollo de móviles con mayor capacidad y menor polución; y además que los costos y las competencia incentivarán diseños más autónomos, con menor consumo y mayor tecnología.
De esta manera, la combinación del reconocimiento de la agotabilidad del petróleo y las necesidades de proteger el ambiente, llevará a la inminente búsqueda de otras fuentes de energía como la nuclear, la solar, la eléctrica, y el empleo del hidrógeno o el biodíesel.
Como resultante de estas tendencias, el futuro que modifique el escenario brindará para el año 2025 determinadas características en los medios de movilidad.
En la circulación personal será dónde se encontrarán mayores posibilidades para el empleo de energías alternativas, con motores híbridos que combinen la tracción térmica con la eléctrica. El automóvil particular con motor híbrido utilizará más de un tipo de energía como la térmica de combustión interna y la eléctrica. Además, los materiales para la construcción de estos vehículos buscarán ser en su totalidad reciclables.
En cuanto al transporte aéreo, se construirán aeronaves con mayor capacidad de carga y pasajeros, menor consumo y más autonomía. Asimismo, se apuntará a una gran disponibilidad de sistemas de comunicaciones y radares que incrementen los niveles de seguridad, y las trayectorias de los vuelos se marcarán lo más alto posible para ahorrar combustible.
Por su parte, el estadío marítimo y fluvial intentará mejorar la capacidad de carga y el transporte de pasajeros. Para esto, los buques lograrán un incremento considerable del tonelaje de desplazamiento. En cuanto al empleo de la energía, la tendencia en esta área será la solar y la nuclear. Además, se acudirá a mejorar la seguridad y la precisión de la navegación mediante un acondicionamiento de las comunicaciones y los sistemas de plotting satelital.
También, el transporte ferroviario tendrá modificaciones y tenderá a una electrificación, con centrales de dirección computarizadas que aumenten la velocidad y la seguridad. En cambio, el empleo de camiones continuará sostenido dada que su capacidad puerta a puerta es única y distintiva.