ESPACIOS PARA DESARROLLAR Y MANTENER

Editorial Edición Especial Nº 15

El paradigma de la movilidad sustentable paulatinamente es incluido en las políticas de Estado.

Semanas atrás tuvimos oportunidad de participar, en la Universidad Nacional de la Matanza, del Foro de Discusión organizado por la Sociedad Argentina de Ingeniería de Tránsito (SAIT), donde se hizo hincapié sobre el nuevo modelo de transporte urbano que ya se ha experimentado hace unos meses en la ciudad de Buenos Aires el llamado Metrobus o BRT (Bus Rapid Transit). Este formato propone unificar rutas de colectivos exclusivas como sucedió en la Avenida 9 de julio, para valorizar y convertir las zonas de centros urbanos en peatonales. Sin dudas el principal objetivo es mejorar la calidad de los viajes y bajar el tiempo de los mismos.
Este ejemplo de movilidad se desea aplicar en el partido de La Matanza, uno de los municipios más densamente poblados del conurbano bonaerense con más de 1.7 millones de habitantes y un promedio de viajes de aproximadamente 1.5 millones.
El tramo a aplicar este sistema es de casi 26 km., para enlazar el partido con ciudades de mucha actividad, conectando la General Paz con el centro de la ciudad.
Estos proyectos como muestra nuestro ejemplo son realizables y demandará la aplicación de tecnologías, pero debería tener especial cuidado en todas las medidas para asegurar la seguridad vial. Sus cruces, los semáforos, la cartelería vertical y la señalización horizontal deben apuntar mantener a salvo a este cambio integral del concepto de un sistema de transporte nuevo para el peatón.
La sustentabilidad en las obras es también la sostenibilidad. Ser amigables con el medio ambiente reduciendo la congestión, desmotivando el uso del automóvil, creando transportes públicos amigables, y construyendo espacios armónicos y especiales para el ciudadano, que en definitiva es el cliente del sistema.
Espacios que deben mantenerse a través del tiempo y por qué no mejorarse para crear un mayor confort a lo largo de los años.
Es importante que esta decisión no decline y responda a políticas de Estado en diseñar y mantener este paradigma del transporte público de pasajeros.
La contribución de Vial es promover actividades que comuniquen las nuevas propuestas de soluciones a los problemas de las ciudades con mayor concentración urbana. Argentina también está en este proceso y cada vez es mayor la concentración de la población en las grandes ciudades, por lo tanto la propuesta de urbanismo ha tomado una mayor relevancia.
En la ciudad de Rosario, la primera que adhirió al observatorio de ciudades propuesto por la Corporación Andina de Fomento (CAF), se celebrará el XVIII Congreso Latinoamericano de Transporte Público y Urbano (CLATPU), con más de 280 trabajos que proceden de experiencias en estos temas de diferentes ciudades. Del 20 al 24 de octubre, tendremos la oportunidad de compartir las presentaciones con propuestas y experiencias de distintas procedencias.
Es remarcable la incorporación de la bicicleta en la oferta del transporte. Nuevas propuestas en diferentes sistemas comienzan a desarrollarse para la oferta de la bicicleta pública.
Seguramente será un largo camino que deberá ser acompañado por una reglamentación que establezca pautas claras y lo mantenga en funcionamiento. Pero cada vez más ciudades adhieren a incorporarlas al sistema de transporte urbano.
Nuestro compromiso es convocar a los responsables que día a día se encuentran ante el desafío de los cambios producidos por el desarrollo y la aplicación de las nuevas tecnologías ante la presión de las necesidades de la sociedad.
Es oportuno ofrecer los foros de discusión para que los proyectos se debatan en un ámbito profesional logrando el intercambio a diferentes niveles.
Cada año volvemos a presentar esta publicación que reúne información de empresas y propuestas de las últimas tecnologías o aquellas que son superadoras en aplicaciones prácticas.
Volveremos con noticias para el próximo año que seguramente serán de aplicación.

Hasta la próxima

 

firma-aw

Directora Revista Vial