Importantes obras viales en La Rioja

A los largo de los años se llevaron a cabo construcciones emblemáticas que marcaron un antes y un después en las localidades. Pueblos en donde los ríos hacían imposible el cruce de un extremo al otro, hoy transitan con normalidad, gracias a las obras que vialidad de la provincia gestionó y llevó a cabo. Un ejemplo de ello es el trabajo de alcantarillas y badenes en el Río Chaupihuasi, ubicado en el departamento San Blas de Los Sauces, que facilita el tránsito en épocas de lluvias, sobre todo a la comunidad educativa de esa localidad que finalmente pudo conectarse con el resto de la población.
Por otro lado, tenemos la emblemática obra de la Cuesta de Miranda, el trayecto turístico de este recorrido, comienza en su cruce sobre el Río Miranda, donde el curso de agua corre rápido y transparente varias decenas de metros bajo el puente, entre dos altos paredones rojizos, y llega al mirador de Bordo Atravesado, su punto más alto, a 2.040,5 msnm. Caracterizada por ser una ruta peligrosa, la obra realizada le dio seguridad al recorrido, sin quitarle su atractivo natural. También se realizaron obras para acabar con los derrumbes y desmoronamientos, que obligaban a cerrar la ruta al tránsito los días de lluvias fuertes o prolongadas y que causaron accidentes luctuosos por caídas de rocas.
Estas obras se complementaron con túneles de desagüe por debajo de la calzada y “toboganes” de cemento para que el agua corra hasta el río sin afectar las laderas ni causar desmoronamientos.
Entre las numerosas obras adjudicadas a la Administración Provincial de Vialidad, se encuentran también la de del tramo Malanzán – Solca – Nacate. Los trabajos incluyen modificación del trazado, construcción de alcantarilla con plateas, barandas, veredas, carpeta de desgaste, defensas metálicas, badén de hormigón, protectoras de calzada y obras de iluminación.
Todas obras de gran importancia para la población del departamento Facundo Quiroga, ya que el puente es la salida de diversas localidades hacia la cabecera departamental que en épocas de lluvias imposibilitaba el paso. Asimismo, para complementar la obra, se redireccionó el río para que trabaje con defensa.
Obras que hoy disfrutan no solo lo habitantes del lugar, sino también los miles de turistas que recorren nuestras históricas rutas, nuestros pintorescos pueblos y se enamoran de una provincia que crece a pasos agigantados, con obras que enaltecen su belleza.