Inauguración del Centro de Control de Tráfico en Ferrocarril de Cargas

El proyecto forma parte de la política de modernización de la malla férrea argentina y contó con inversiones de 128 millones de pesos y fue conducido por Trenes Argentinos Cargas con tecnología de la empresa latino americana con sede en Brasil ART – ART Rail Technology.
Para conquistar el contrato, ART salió ganadora de una licitación internacional que involucró a algunos de los mayores players globales del sector de tecnología ferroviaria.
La contratación de ART para el servicio es parte de un ambicioso plan de modernización de la red ferroviaria impulsada por el Gobierno de Argentina, que tiene previsión de inversiones del orden de 14 mil millones de dólares americanos hasta el año 2023.
La ceremonia de inauguración contó con la presencia del ministro de Transporte de la Nación, Lic. Guillermo Dietrich, quien destacó la activación del Centro de Control como otra etapa en la valorización del modal ferroviario por parte del Gobierno Argentino. “Este sistema es parte de nuestro compromiso de reactivar los ferrocarriles de cargas, después de décadas de desinversiones. Estamos llevando adelante también con la renovación de 1600 km de vías para beneficiar a las provincias del norte argentino y para reactivar las economías regionales”, afirmó Dietrich.Por su parte, el Dr. Ezequiel Lemos, presidente de Trenes Argentinos Cargas, expresó “la nueva tecnología beneficia a los conductores y los operadores de monitoreo, pero también a todas las demás áreas de la empresa, que pasan a contar, por primera vez, con estadísticas de la operación de los trenes para mejorar cada día más la calidad del transporte de cargas”.
Las tres líneas ferroviarias atendidas por el Centro de Control de Tráfico recorren 17 provincias argentinas, con más de 9 mil kilómetros de vías. Antes, esta estructura funcionaba con anticuados y costosos sistemas de comunicación por satélite o dependía del uso de llamadas de telefonía móvil para comunicación con los conductores para consultarlos sobre el posicionamiento del tren al Centro de Comando; un sistema sujeto a fallas de señal o de comunicación.
La solución TCS también abarca la instalación de un conjunto de equipos de a bordo en las locomotoras que permiten la comunicación entre el maquinista y el Centro de Control Operativo (a través de una red digital que involucra la combinación de canales de comunicación vía telefonía móvil y satélite).
Además del cálculo de la ubicación de los trenes en tiempo real, dichos dispositivos permiten registrar la información relacionada con el perfil de conducción de los maquinistas y proteger los trenes en casos de excesos de velocidad o entrada del tren en tramos no autorizados.
Según el CEO de ART, Dr. Carlos Henrique Corrêa, la modernización de Trenes Argentinos Cargas deberá posicionarla, a corto plazo, entre las más eficientes de América Latina y creará las condiciones para aumentar significativamente la importancia del propio modal ferroviario en la estructura logística de Argentina.
“Este proyecto le permite al ferrocarril pasar a gestionarse por PKIs, para poder analizar el propio rendimiento para ajustar continuamente las variables de ganancia operativa y financiera. A partir de esta base tecnológica, Trenes Argentinos Cargas estará a un paso de adoptar la gobernanza total del negocio, basada en paneles de gestión y en la aplicación de benchmarking”, completó Corrêa.

¿Cómo funciona el nuevo Centro?
A través de equipos instalados en las locomotoras de los trenes conoce la ubicación exacta de cada formación y la distancia restante hasta el destino final.
Se comunica con el conductor en forma permanente e inmediata y autorizar su circulación en cada tramo de la vía.
En caso de que el tren supere la velocidad permitida o ingrese en una zona de circulación no autorizada, desde el Centro se activa una advertencia y luego un mecanismo que corta la tracción del tren, por lo que la formación se detiene automáticamente.
En este Centro trabajan 92 personas en diferentes turnos y está equipado con pantallas gigantes y última tecnología.
La contratación se realizó a través una Licitación Pública Internacional, en la que participaron diferentes empresas extranjeras y donde resultó ganadora la tecnología de origen brasileño.
Este nuevo sistema implica la capacitación de unos 1500 trabajadores en diferentes escuelas.
Beneficios de la incorporación de la tecnología
Mayor seguridad, con menor riesgo de accidentes y descarrilamientos.
Servicio de transporte de cargas más eficiente, con menos costos y mayor capacidad de planificación.
El nuevo sistema, en cifras:
9000 kilómetros de vías.
200 locomotoras equipadas.
1300 trabajadores beneficiados.
128 millones de pesos de inversión.