JORNADA DE TRÁNSITO URBANO

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires e ITS Argentina, realizaron una reunión con especialistas para discutir técnicamente algunos avances del proyecto a ser presentado en el próximo VIII Congreso de ITS Argentina. Éste contiene un plan integral de soluciones a las problemáticas y necesidades del sistema vial.

 

 En la sede de la Asociación Argentina de Carreteras, se llevó a cabo el 3 de marzo la I Jornada de Tránsito Urbano, organizada por el Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con el asesoramiento de ITS Argentina, de acuerdo con el convenio marco existente entre ambos organismos. En esta oportunidad, el Ing. Daniel Russomanno, presidente de la institución, realizó la presentación del avance del proyecto SAGITT, que consiste en un plan integral de sistemas ITS para el ordenamiento vehicular de la ciudad de Buenos Aires y la región metropolitana.

Sobre este tema, destacó que se empezó a trabajar en 2008 para corregir la realidad que actualmente es muy compleja, ya que en la ciudad circulan tres millones de vehículos, de los cuales 1.200.000 provienen de la provincia. Por lo tanto, dijo que se necesita de “una buena gestión del transporte y señalización con cambios sistémicos a través de una política predeterminada. Desde ITS Argentina aportaremos soluciones a las problemáticas que tiene la ciudad de acuerdo con lo que marcan las tendencias mundiales y adaptándolas a la situación actual”.

ORDENAMIENTO
El encuentro abarcó diversas temáticas, como la aplicación de tecnologías, normativas, control, integración y monitoreo. Además, se debatió acerca de las problemáticas, las necesidades actuales, las políticas aplicadas y la tecnología instalada en el área. Al respecto, se explicó que la ciudad tiene “un mecanismo de diseño y funcionamiento de control con tecnologías diferentes, con mayoría de protocolos cerrados de comunicación y con algunas tecnologías obsoletas que no se modifican desde hace 30 años”. Actualmente, la ciudad cuenta con más de 3.562 controladores de tránsito, y especialmente en la zona sur muchos cuentan con tecnología electromecánica. Para ejemplificar lo dicho, el ingeniero se refirió a determinadas zonas donde se hace imprescindible el uso de modernas tácticas de mejora de la calidad de servicio, impidiendo los dispositivos existentes.
Entre las principales medidas a adoptar, el titular de ITS Argentina propuso la creación de un centro de monitoreo de toda la ciudad, que interactúe con los demás establecimientos de control de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), con los otros existentes en distintas partes de Buenos Aires, con los nuevos centros de control para la zona sur y con los de las autopistas de acceso a la ciudad.  Según Russomanno, “es fundamental unirlos e intercomunicarlos a todos con un centro integral y sistémico, a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano, y que con un gran equipo de ingeniería de tránsito, se pueda monitorear y tomar determinaciones estratégicas y, también, tácticas para mejorar, en tiempo real, la movilidad en Buenos Aires”.
En la jornada participaron, además, representantes de diversas entidades. Por ITS España se hizo presente su director, el Dr. Jaime Huerta; por ITS Colombia, su presidente, el Prof. Ing. Klaus Banse; y por la Institución Plan Urbana de Florianópolis, la Ing. Katia Castillo, entre otros.

IMPLEMENTACIÓN
El proyecto SAGITT presenta distintos objetivos, y dentro de los más relevantes enfrenta la optimización de la implementación y gestión de políticas de tránsito, el incremento de la eficiencia, la capacidad y la respuesta ante incidentes y accidentes, la reducción de los tiempos de viaje, el mejoramiento de la seguridad vial, la disminución del uso de combustible y el impacto urbano y el aumento de la calidad de vida, favoreciendo el uso del transporte público.
Estos desafíos apuntan a mitigar los problemas técnicos y los impactos que causan determinados conflictos en la población, como la falta de una planificación óptima, la ausencia de integración al citado centro de control de sistemas ITS, las limitaciones en algunas instalaciones de control de tránsito, como también la preocupación por los altos niveles de consumo de energía.
En cuanto a los efectos en los usuarios, se trataron temáticas comprometidas, como los altos índices de siniestralidad, mortalidad, congestión y contaminación ambiental. Al respecto, Russomanno aclaró que, entre los objetivos del proyecto, se contempla recuperar la movilidad urbana, mejorar la seguridad vial, reducir la incertidumbre de tiempos del transporte en general, y fomentar el uso del transporte público, además de identificar los puntos conflictivos y trabajar en ellos. “Se deben jerarquizar las vías, tratar el tema del guiado inteligente a las playas de estacionamientos, continuar con la instalación de carteles de mensajes variables con informaciones útiles y la interacción con las autopistas”, declaró.

CONTROLES
En cuanto a las obras que incluye la puesta a punto del proyecto, Russomanno expresó que se debe hacer un llamado a todas las empresas especialistas e interesadas en estos temas “para que se interioricen y puedan aportar sus soluciones enriqueciendo el proyecto todo a favor de la calidad de vida de la sociedad”. Argumentó que mientras mayor cantidad de referentes haya, “mejores soluciones y más económicas serán”.
El presidente de ITS Argentina también se refirió a las homologaciones. Subrayó la “necesidad de dar a conocer públicamente los criterios de homologación y las normas que rigen a los mismos. Estos criterios de homologación deben ser discutidos, predeterminados, publicados y deben responder a normas nacionales y/o internacionales”, concluyó.
Al finalizar la jornada se enumeraron las necesidades que posee actualmente la vialidad urbana y se explicó el tratamiento para lograr el saneamiento desde cuatro perspectivas, entre ellas, el estudio y la simulación, el ordenamiento vial, el desarrollo tecnológico y la educación y jerarquización.