La implementación del BIM en el diseño de la RER Sarmiento

El avance tecnológico de los sistemas de información ha sido exponencial durante las últimas décadas. El volumen de datos disponibles y la capacidad de procesamiento cambiaron prácticamente todas las industrias y en particular, las basadas en el conocimiento. Dentro de este contexto surgió, hace algunos años, la incorporación de métodos inteligentes de modelación de construcción que buscan representar los componentes propios de la etapa constructiva y de operación para lograr identificar potenciales problemas e interferencias, y así trabajar en la optimización de procesos, costos  y plazos.

Esta tecnología, denominada internacionalmente BIM (Building Information Modeling), se encuentra ampliamente difundida en los países desarrollados y es utilizada en obras de arquitectura e infraestructura de grandes dimensiones. Un ejemplo reciente de su aplicación es el Cross Rail, un sistema de túneles ferroviarios de conexión en la ciudad de Londres que fueron diseñados en su totalidad mediante sistemas BIM.

Sin embargo, actualmente el mismo no es de gran conocimiento en Argentina, y recién este año fue aplicado por primera vez en una obra de infraestructura. Se trata de la utilización que AC&A, junto con la firma internacional Jacobs (CH2M), está haciendo del BIM para trabajar en proyectos licitatorios y ejecutivos de dos estaciones de la RER (Red de Expresos Regionales) Sarmiento. Fiel a su compromiso con la innovación, la empresa se encuentra implementando esta tecnología a fin de desarrollar los modelos completos de las estaciones Correo Central y Miserere, que incluyen no sólo los componentes arquitectónicos, sino también, aquellos del resto de las especialidades como estructuras, instalaciones, sistemas de ventilación y de drenaje. De esta manera, podrá ofrecerle al cliente un modelo digital de la obra para que la misma pueda ser analizada antes del llamado a la licitación de construcción. Además, será particularmente útil para su gestión y control, y labor de activos para el mantenimiento y la operación.

El desafío no es menor. El proyecto de la RER Sarmiento comienza con una serie de condicionantes de entorno y estructuras existentes dentro de las cuales debe implantarse la obra. En el caso particular de la estación Miserere, por su configuración e interrelación con la existente, se optó por iniciar el proceso de relevamiento de datos con la tecnología Scan to BIM, a través de sistemas Lidar. Esto permite obtener, mediante un escaneo láser en tres dimensiones, una representación virtual del espacio y la totalidad de los elementos intervinientes, la cual constituye una base rica y precisa en información para los procesos proyectuales posteriores que ayudará a minimizar las incertidumbres y los riesgos.

 Esta «nube de puntos», con datos de posición para las tres coordenadas, se desarrolló para la estación Miserere actual, tanto para la Línea A de subterráneos como para los andenes y vías en desuso del ferrocarril Sarmiento, los vestíbulos y pasillos de conexión y la estación Once de la Línea H. Con el modelo BIM de lo existente como punto de partida, se están analizando hoy, junto con el Ministerio de Transporte, las mejores alternativas de intervención dentro de la compleja serie de estaciones a fin de convertirla en un centro de transbordo intermodal.

La posibilidad que brinda BIM de abarcar la totalidad de las condiciones existentes permite trabajar con mayor entendimiento, fundamentar y comunicar mejor las decisiones tomadas. El modelo, además, es una herramienta muy útil para compartir datos con los interesados y contribuye a acelerar los procesos de tomas de decisiones y aprobaciones durante el proyecto. De esta manera, se convierte en el depositario de la información necesaria, lo cual enriquece y potencia las etapas posteriores.

El modelo también facilita el proceso proyectual, habilitando la colaboración y coordinación cruzada de todas las disciplinas intervinientes. A medida que el mismo avanza, se van incorporando los modelos creados para cada una, permitiendo así, una visualización completa y la detección de conflictos e interferencias de forma temprana.

Por último, uno de los aspectos más interesantes de esta tecnología es que crea un elemento activo: el resultado de su utilización no es sólo un conjunto de planos para construir, sino una herramienta en constante evolución que almacena los datos generados en cada etapa y permite, incluso más allá de la obra, que los operadores accedan a la información de proyecto, la actualicen con datos de operación y actúen en consecuencia. Se busca que el modelo BIM sea una herramienta útil y clave para el éxito en la materialización del proyecto. Se trata entonces, de un nuevo ejemplo de la búsqueda de soluciones innovadoras que AC&A realiza para todos los trabajos de los que participa.