“LA INDUSTRIA NACIONAL TIENE QUE ADAPTARSE A LOS CAMBIOS Y PROVEER LA MATERIA PRIMA SUFICIENTE”

El Ing. Santiago Guarrochena, jefe de obra de la ruta 14 para Chediack, ofreció un panorama del estado actual de la construcción de esa carretera.

 

 

La ruta nacional 14 recorre las provincias argentinas de Entre Ríos, Corrientes y Misiones, y bordea la frontera con Uruguay y Brasil. Es una carretera muy transitada, debido al intercambio comercial que existe con esos dos países.
La empresa José J. Chediack tiene a su cargo la ejecución del pavimento en hormigón de dos de los tramos nuevos que se construyen: el primero, en Gualeguaychú, de 18 kilómetros; y el último trayecto antes de llegar a Paso de los Libres, de 28.
¿Cuándo estará finalizado el primer tramo que les compete?
Si el clima nos ayuda, para fines de abril debería estar culminado. Es una obra que abarcó la construcción de 18 kilómetros de carretera en hormigón, dos distribuidores completos y uno a refaccionar. Comienza en el acceso sur de la ciudad de Gualeguaychú y culmina en el norte, en el cruce de la ruta provincial 20, en Entre Ríos. La calzada principal ya está habilitada y solamente nos resta trabajar sobre los distribuidores y pintar todo el trayecto.
Cabe destacar que no fue una tarea fácil, ya que se trabajó continuamente con tránsito y hubo que hacer numerosos desvíos. Asimismo, los dos distribuidores están en medio de la ciudad y eso complicó un poco la ejecución.
En una obra de esta magnitud, ¿qué es lo que origina mayores inconvenientes?
Además de que la gente no respeta ninguna señal, programar los desvíos y lograr las expropiaciones de terrenos es lo más complicado. Por ejemplo, en 2007, en una parte del tramo habíamos preparado una derivación que duraría aproximadamente seis meses. Pero, como llovió desde marzo hasta mayo y en ese lapso estuvimos inactivos, se originaron algunos inconvenientes porque el desvío no estaba preparado para recibir tanta agua, ya que fueron más de mil milímetros. Afortunadamente pudimos solucionar el problema y en la actualidad está todo encaminado.
Usted mencionó el tema de la expropiación. ¿En la ruta 14 sufrieron complicaciones de este tipo?
Hubo un caso particular en una zona de campo que tuvo que confiscarse. El trámite duró cerca de dos años.No obstante, este tipo de problemas ocurren en todas las obras. Por ejemplo, en uno de los tramos que estamos realizando en la ruta nacional 9, que ya lleva más de un año de ejecución, aún hay trayectos que están sin resolución al respecto.
Por lo tanto, la expropiación es una dificultad que debería tomarse con mayor importancia. No se puede retrasar un proyecto por estas trabas porque no tiene sentido.

NUEVAS TECNOLOGÍAS
¿Incorporaron recientemente algún equipo para esta obra en particular?
Chediack compró una máquina alemana de última generación, que es una de las mejores del país. Este nuevo equipamiento realiza el mismo ancho que los ya existentes, pero con una mejor prestación. Además, es más confiable y deja un producto mejor logrado, con una superficie lisa y con los bordes bien finalizados.
Es la herramienta que hacía falta en el mercado. Esto implica que la industria nacional tiene que adaptarse a los cambios y proveer la materia prima suficiente para que funcione a su máxima capacidad. Por otra parte, se adquirieron plantas elaboradoras de hormigón y mezcladoras, ambas con alta producción.
¿Estos nuevos equipos son aptos para trabajar con GPS?
Las últimas máquinas adquiridas están capacitadas para trabajar con sistemas de posicionamiento global, pero en la ruta 14 aún no estamos incorporando esa tecnología en forma masiva porque el GPS es un accesorio aparte y tiene una implementación muy costosa. Actualmente, no tiene sentido invertir en eso si no va a tener una aplicación real en la obra. Sin embargo, estamos experimentando su utilización en algunas motoniveladoras. Es importante que toda la cadena constructiva, de alguna manera, esté permanentemente actualizada y conozca cuáles son las últimas tecnologías para su introducción.

PROFESIONALES EXPERIMENTADOS
¿Para operar las nuevas máquinas tuvieron que recurrir a especialistas del exterior?
Fue inevitable apelar a un instructor alemán que enseñara al personal existente su funcionamiento. En cambio, para las plantas, no fue necesario ya que tienen la misma metodología de trabajo actual, y sólo se les agregó un mezclador.
No obstante, en Argentina, hay escasez de personal para la construcción, faltan operadores, laboratoristas, maquinistas, choferes y topógrafos, entre otros. La carencia de personal capacitado es muy notoria en todos los niveles, no se consigue fácilmente mano de obra calificada. Por este motivo, desde Chediack, capacitamos constantemente al personal.
Para la ruta 14, ¿incorporaron trabajadores locales?
Dentro del equipo de distribución añadimos a 13 personas, en la producción de hormigón a siete, y en transporte cerca de 30 camiones. La mayoría de los maquinistas son empelados fijos de la empresa, y el resto de los colaboradores son todos de la zona.
Nuestra idea es formar maquinistas que nos acompañen en todas las obras y la realidad es que la mayoría de las personas locales, cuando terminamos el trabajo en su provincia, no nos siguen. De todos modos, si algún trabajador local quiere incorporarse a la empresa, es bienvenido.

SEGUNDO TRAMO
Una vez finalizado el trabajo en Gualeguaychú, Chediack comenzará en Corrientes la construcción del último trayecto de la ruta 14, antes de llegar a Paso de los Libres, ¿cuáles son las diferencias más notorias entre las dos obras?
En primera instancia el recorrido, ya que en este nuevo trayecto tenemos que realizar 28 kilómetros de pavimento de hormigón. Por otra parte, al no pasar por un área urbana y ser todo campo, su ejecución será mucho más sencilla. Además, el tránsito en esta zona es mínimo, lo que agilizará la tarea.
¿El pavimento estará preparado para soportar tanto tránsito pesado?
La clave está en que se respete la carga permitida por eje. En esta oportunidad, calculamos un poco más de la legal. Sabemos que cuando no hay suficientes controles de peso, como pasa actualmente, las empresas doblegan lo permitido y así no hay ruta que resista. Sin embargo, este tramo, al ser una vía del Mercosur y una ruta concesionada, tendrá el control de carga obligatorio.
Asimismo, hay que destacar que el transporte internacional generalmente cumple con el peso permitido ya que realizan grandes distancias y atraviesan distintos países. El principal problema en Argentina es el camión local, que como está acostumbrado a que no se le realicen los controles debidos, la carga que transporta supera el límite legal.