LA MINERÍA COMO POLÍTICA DE ESTADO

* Por el Ing. Felipe Saavedra

Copete: En los casi diez años de gestión del gobernador de San Juan, Ing. José Luis Gioja, la transformación que ha hecho posible poner en valor todo el potencial económico con el que cuenta la provincia, ha generado una diversificación en la matriz económica productiva provincial, cuyo pilar fundamental ha sido el desarrollo productivo de la denominada la “Nueva Minería”.

Una “Nueva Minería”, que proyectada desde una visión productiva moderna e innovadora, sustentada en un concepto de desarrollo socialmente sostenible y ambientalmente sustentable y responsable, ha convertido en esta última década a la provincia de San Juan, en el centro del quehacer minero nacional y en la provincia minera más gravitante e importante, de la Argentina.
Este nuevo escenario, que contribuyó a mejorar la calidad de vida de los sanjuaninos y que desde el imperio del desarrollo socio económico alcanzado, permitió ir poniendo en valor toda la riqueza que encierra  la potencialidad del recurso minero, lo reflejó muy claramente el gobernador, Gioja cuando en su mensaje de apertura en la Legislatura Provincial afirmó que era una muy buena noticia para San Juan,  “que en un solo proyecto en construcción (Lama – Pascua) se encontraran más de 15.000 personas trabajando, y que gracias al empuje actual de la actividad,  ya se han creado más de 1.200 PYMES para dar servicios a la industria minera”.
Pero todos estos logros no han sido fáciles. San Juan debió remontar en estos últimos diez años, cada una de las crisis económicas, financieras internacionales, que han puesto en jaque a todas las actividades productivas en el orden mundial, entre ellas, la vinculada a la minería.
Por esta razón, el claro reconocimiento de los trabajadores, empresarios y de la inmensa mayoría de la comunidad, que estiman, que el desarrollo de la actividad representa un motor de progreso y crecimiento, constituyen los argumentos que no solo han hecho posible ir sorteando una a una todas estas dificultades, sino que han permitido ir construyendo este nuevo San Juan, cuyo destino se encamina a torcer el letargo y el atraso, pero fundamentalmente a derrotar, la marginalidad y la pobreza.
Esta realidad en palabras del Gobernador, es lo que consolida la tendencia de que el beneficio de la minería sigue creciendo, y que este desarrollo y crecimiento, es el responsable del progreso real y visible, que en lo social, económico y productivo, ha experimentado la provincia sanjuanina.

 

CIFRAS DEL DESARROLLO MINERO
El valor de la producción de minerales industriales, rocas de aplicación y productos derivados, superó en un 9,7% al valor de producción alcanzada en el 2011 y el de los minerales metalíferos, se incrementó en un 2,6%, respecto al alcanzado en el 2011.
El valor de la producción minera el pasado año, alcanzó un total de 9.369,22 millones de pesos, cifra que muestra que la producción minera en la provincia de San Juan, creció un 2.252% en el periodo 2003 – 2012.
Las exportaciones en ese mismo representaron 1.677 millones de dólares. Este valor de exportación, si se considera el periodo 2003-2012, representa un crecimiento del 9.316%.
En las tareas de reconocimiento del potencial minero sanjuanino, las empresas mineras solo en trabajos de exploración, invirtieron en el 2012 más de 366 millones de pesos, un récord histórico a nivel provincial y nacional.
Desde el 2003, San Juan viene superando anualmente, todos los registros  que se relacionan con las inversiones, la producción minera y las exportaciones.
    
INDICADORES DEL CRECIMIENTO SOCIO ECONÓMICO
La actividad minera participó en el 2012, en un 38% del Producto Bruto Geográfico Provincial. Las exportaciones de la cadena minera, representaron el 80% del total de las exportaciones que en todo concepto fueron realizadas por la provincia de San Juan.
Un tercio de la población económicamente activa de la provincia, forma parte de la cadena minera sobre la que se sustenta la actividad productiva, de la “Nueva Minería”. El impacto social y socio-económico generado por ésta, generó más de 87.000 puestos de trabajos directos e indirectos, aportados por las empresas operadoras de proyectos y por las más de 1.200 PyMes sanjuaninas. Estas empresas, proveedoras de bienes, insumos y servicios, otorgaron en el 2012, más de 1.800 millones de pesos al sistema financiero provincial. Y asimismo, este grupo de operadoras de proyectos y proveedoras de servicios, representa la cadena minera más importante que existe en la Argentina.
Por otra parte, los cursos de capacitación y perfeccionamiento laboral, fortalecieron la mano de obra especializada y altamente calificada, posicionando a San Juan como la provincia que más a capacitado a sus trabajadores y jóvenes mineros.

 

DERROTERO DE LA GESTIÓN MINERA
El sector minero no metalífero, durante la actual gestión de Gobierno, San Juan se consolidó a nivel nacional en la última década, como la primera productora de Dolomita y Travertinos; la única productora de Calcita y Sulfato de Magnesio; la segunda productora de Calizas Cálcicas, Dolomíticas, Mármol, Cuarzo y Talco; y la tercera productora de Bentonitas, Feldespatos y Micas.
Por su parte, el sector minero metalífero, desde la transformación que viene experimentando la matriz económica provincial, el desarrollo del sector permitió en la actualidad que la minería representa el sector productivo e industrial más dinámico  de toda la economía provincial; que la provincia de San Juan se consolide como el polo minero más gravitante de todo el sector minero nacional; y que cuente hoy en día con tres minas en producción: Veladero, Gualcamayo y Casposo, y un proyecto en construcción como el Lama- Pascua, que adquiere la connotación adicional de representar el primer emprendimiento binacional a nivel mundial.

 

FUTURO, COMPROMISOS y DESAFÍOS
Toda esta situación que desde la Política Minera de Estado impulsada por el Gobierno Provincial, a provocado la transformación productiva más trascendente que reconoce San Juan en toda su historia minera, fija varias tareas, prioridades y responsabilidades.
Fortalecer y promover la inversión de capitales hacia el sector minero, como proyectar a la actividad minera como un polo de desarrollo que trascienda el orden provincial y nacional, son parte de estas responsabilidades.  
Por esta razón el Ing. José Luis Gioja, no sólo apuesta a que la inversión minera que representa un claro reconocimiento del mundo inversor, continué en San Juan, sino que señaló que todos los proyectos que se encuentran en distintas etapas de desarrollo, seguirán el derrotero que implica avanzar en su ejecución, tal cual ocurre con las minas Veladero, Casposo y Gualcamayo que al entrar a una segunda etapa de producción, comenzarán a desarrollar minería subterránea.
Pero como también importa el futuro de Lama-Pascua, no podemos dejar de destacar el anuncio del Gobernador en cuanto a que este proyecto continuará normalmente con su construcción. Tal es así, que a mediados del 2014 se pronostica que estará concluida la referida etapa de construcción.    
Como hablar de todo esto es hablar de futuro, y como para imaginar ese futuro se debe conocer y proyectar el presente, no deja de resultar extraordinariamente importante, que durante el pasado año se hayan relevado más de un centenar de proyectos en prospección y más de un centenar, en exploración. Proyectos que dan cuenta de la real importancia que adquiere el potencial minero sanjuanino, pero que en tiempos difíciles como los que vive la economía internacional, no solo ubican a San Juan en lugar de privilegio, sino que lo empujan a catapultarse, como una futura potencia minera a nivel internacional. El desafío ya está planteado y los tiempos comienzan a correr.
En un avanzado estado de definición se encuentra, el proyecto Pachón que hará efectiva la presentación de su informe de impacto ambiental de explotación prevista para fines de este año y los proyectos Los Azules y Altar,  que se encuentran en una etapa muy avanzada de su exploración.  Todos estos representan obras de clase mundial. Por esta razón y en consonancia con el Ejecutivo Nacional, se seguirá incentivando en la provincia de San Juan, la sustitución de productos, bienes e insumos de importación, a los fines de promover en el marco de una minería social y   ambientalmente sostenible y sustentable: la creación de proveedores locales, el desarrollo competitivo internacional de la cadena productiva minera provincial y el crecimiento de la economía local.    

 

*El Ing. Felipe Saavedra es ministro de Minería de la provincia de San Juan.