La mirada territorial de la logística de insumos para Vaca Muerta

*Dmuchowsky, Jimena (jimena.dmuchowsky@gmail.com) Y Velázquez, Maximiliano (maxovelazquez@gmail.com)integrantes del PIUBAT (Programa Interdisciplinario de la Universidad de Buenos Aires sobre Transporte).

La incipiente puesta en marcha de la explotación de hidrocarburos no convencionales en el yacimiento de Vaca Muerta trae aparejadas consecuencias en las dinámicas socio-territoriales de la región así como la redefinición de los flujos de transporte norpatagónicos. La principal formación de shale de Argentina, y una de las más importantes del mundo, requiere de inversiones millonarias, múltiples petroleras, transportistas y logísticos. Al utilizar una tecnología ambientalmente compleja, conocida como “fracking”, se exige una enorme cantidad de insumos, particularmente arenas, además de químicos y agua para producir la fractura del mineral a grandes profundidades y presiones.
Su enclave en una zona desértica al noroeste de la patagonia exige potenciar las dinámicas de transporte, en relación con los núcleos urbanos y productivos del Alto Valle (el corredor Neuquén-Cipolletti-Roca-Villa Regina), y presenta reparos ambientales en el tránsito desde el puerto de Bahía Blanca, distante a más de 600 km. Su posición geográfica promueve a su vez el desarrollo de nuevas urbanizaciones en zonas poco propicias para el hábitat.
Observamos un importante desafío para la explotación del yacimiento. De no mediar políticas integrales y acciones concretas de mitigación y control, traerá como consecuencia la exposición a diversos conflictos territoriales, desde aspectos ambientales y ecológicos, sociales respecto de comunidades originarias que habitan la zona, con la población neuquina, y a nivel productivo en rel