La movilidad urbana en tiempos de pandemia

CRÓNICAS SOBRE EL TRÁNSITO. Por el Ing. Oscar Fariña.

Palabras iniciales
En estos tiempos me pregunto sobre qué se puede escribir para aportar algo en la comprensión de lo que nos está sucediendo y que no haya sido dicho en todos los medios de comunicación. Aquí vamos a estudiar en particular los problemas relacionados con estas crónicas, vinculadas al transporte y a la movilidad urbana.
En primer lugar, me voy a referir a un hecho de actualidad quizás efímero, que creo es un buen ejemplo de lo aquí tratado. Durante el pasado mes de abril, a partir de la implantación de la cuarentena de cumplimiento obligatorio dispuesta por las autoridades del Gobierno Nacional, el tránsito vehicular registró inmediatamente una reducción de los niveles en la circulación, casi desconocidos para los días hábiles en horas diurnas, cuyas imágenes van a quedar indudablemente estampadas en esta historia en la que nosotros somos involuntarios protagonistas. Esto trajo como consecuencia natural la disminución hasta casi valores de extinción de los accidentes de tránsito. Tal vez, esto puede ser algo efímero, porque conlleva un peligro latente, dado que muchos conductores guardan para sí, en estas nuevas circunstancias, ciertas respuestas a la sensación de libertad que se brinda para el desplazamiento por las calles de la Ciudad sin que nada los detenga, ni siquiera la luz roja de los semáforos. Para ser más ilustrativo, las Figuras 1 y 2 muestran un accidente de tránsito registrado en el mes de abril en horas de la tarde en pleno centro de Buenos Aires donde un automóvil con un conductor irracional chocó a una camioneta ambulancia del Servicio de Salud, donde viajaba precisamente el Director del SAME, Dr. Alberto Crescenti, un luchador reconocido por su permanente labor en las emergencias y un destacado actor en los operativos de asistencia en la actual pandemia. Milagrosamente, salvó su vida y en declaraciones posteriores manifestó su malestar porque no podía entender los motivos de este tipo de imprudencias.
En este contexto, analizar los problemas de la movilidad urbana, requieren hacer primero una reflexión de la situación excepcional que enfrentamos frente una enfermedad provocada por un nuevo virus altamente contagioso, que cambió las pautas de la civilización tecnológica. A pesar de las numerosas señales que pod

Figura N° 1: Accidente de tránsito en Avda. Callao y Sarmiento.

ían advertirse sobre los peligros que han presentado las recurrentes epidemias que vienen diezmando los pueblos, la actual no sólo sorprendió por su agresividad; sino también que se diseminó rápidamente por todos los continentes, curiosamente usando el transporte aéreo. Los avances de las ciencias y la tecnología del Siglo XX que revolucionaron el conocimiento humano y lograron alcanzar las fronteras propias del universo, no le permitieron al hombre detener la invasión de un enemigo por ahora invencible.

Pandemia y accidentes

 

Frente a la pandemia actual, cuyo vector se lo ha denominado Coronavirus Covid-19, los países del mundo atacados pusieron en marcha mecanismos de defensa básicos; como establecer las conocidas cuarentenas, dentro de políticas sanitarias que han requerido muy importantes inversiones económicas, mientras que se desarrollan múltiples estudios para identificar las características del virus y encontrar los antídotos para este veneno mediante vacunas probadas y confiables, que puedan ser fabricadas y suministradas masivamente a todas las pobla

 

ciones en peligro.
En esta breve síntesis, no planteo nada nuevo y por todos conocido, pero lo escribo como base para hacer un análisis de las tasas de fatalidad, es decir cantidad muertes en relación a los afectados notificados que sufren los efectos de esta enfermedad, en relación

Figura N° 2: Camioneta ambulancia del SAME accidentada.

a otras variables vinculadas a nuestro quehacer que es el transporte. Analizar estadísticas puede ser muy doloroso y un muerto constituye un número más en esta disciplina, y donde los especialistas pueden llegar a decir “vamos muy bien” – como se puede leer en las crónicas diarias – porque el número de muertos viene descendiendo a una tasa muy pronunciada. Pero si uno lo ve bajo el punto de vista de su entorno, la mera posibilidad de que le ocurra esto a un familiar o a un conocido, constituye una fatalidad y el miedo personal de morir en una sala de cuidados intensivos entubado y enchufado, víctima de un simple virus de gripe que ha mutado, puede alterar psicológicamente la vida cotidiana.
El número de muertos en determinados países causa terror y las diferencias en estos guarismos dependen de muchos factores, pero uno es esencial y es el referido a las restricciones en los movimientos de los habitantes esp

 

ecialmente de los grande

 

s conglomerados urbanos. Por esta razón, en nuestro país y aunque me afecte mis libertades, la aplicación de las activas acciones de la cuarentena, han dado en principio buenos resultados. Al momento de escribir este artículo los fallecidos por esta enfermedad ascendían a 300 en un período de dos meses. Estos valores irán creciendo día a día pero espero que no se disparen descontroladamente como en otros países, por lo que vamos a utilizarlos solo para hacer un análisis comparativo. Si pregunto 300 son muchos, tengo que decir y nos desdecirme de lo anterior que me parece una tragedia, pero si lo comparo por ejemplo con acontecimientos vinculados a la problemática de las Crónicas del Tránsito, debo decir que son cifras muy bajas.
Los muertos por accidentes de tránsito conforme a lo publicado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial rondan aproximadamente los 60

 

00 por año, lo que determina un promedio de 500 por mes. Esto significa que por ahora (al momento de escribirse este artículo) éstos superan a los de la pandemia. Como conclusión, si actuáramos con políticas similares dando importancia y prioridad a los problemas accidentológicos haríamos un aporte social a esta también horrible epidemia. En relación con esto, se debe resaltar que un aspecto muy positivo de esta, por momentos muy criticada cuarentena: se ha producido un fenómeno muy positivo en la movilidad; ya que se estima que se han reducido los accidentes mortales en el transporte.

Acciones en el transporte implementadas en la lucha contra la pandemia
Con el avance continuo de la tecnología se ha dotado a la civilización de herramientas que permiten la comunicación a distancia de múltiples formas, una de las más evolucionadas es la realización de encuentr

 

os a distancia a través de

 

la Web, tanto como es muy conocido para la educación, reuniones de trabajo, conferencias, seminarios, etc. Estos procesos se han incrementado frente a las restricciones que vienen poniendo las cuarentenas establecidas en gran parte del mundo. A propósito de ello, he asistido de forma on line a varios seminarios donde se han tratado precisamente los problemas en la movilidad dentro de la lucha contra la pandemia actual. Puedo mencio

 

nar, por ejemplo, lo organizado recientemente por la Asociación Internacional de la Carretera (PIARC), consistente en una serie de encuentros con representantes de países de habla hispana (Latino américa y España) bajo la denominación de “Seminario PIARC en línea COVID-19 y Carreteras”, cuya documentación puede consultarse en: www.piarc.org.
Precisamente del seminario realizado en el mes de abril pasado he elegido dos presentaciones que entiendo pueden hacer un buen aporte al tratamiento de esta problemática:

 

1-COVID-19 y Carreteras en España-El enfoque de la Dirección General de Tráfico del Ministerio de Interior. Ing. Ana Luz Jiménez Ortega.
Dentro de las acciones encaradas para hacer frente a los desafíos que impone la situación actual se ha desarrollado un plan denominado Gestión COVID-19, mediante el cual se han regulado los desplazamientos vinculados a las actividades esenciales. En forma similar a la

 

mayoría de los países, aquí se controla entre otros el número de ocupantes de vehículos particulares y transporte público, validez de las autorizaciones administrativas para conducir, los permisos para la movilidad de los desplazamientos esenciales, protegiendo el traslado de mercancías para garantizar el abastecimiento y preservar lo máximo posible la actividad económica respetando la salud pública.
Asimismo, se ha evaluado el impacto que se viene registrando en la movilidad mediante la utilización de la tecnología ITS, monitoreando la circulación vehicular en forma permanente. Resultan de interés los datos aportados al respecto (día censado 19 de abril de 2020):
93,85% de reducción de tráfico interurbano de ligeros.
7,31% de reducción de tráfico interurbano de pesados.
89% de reducción en el acceso a ciudades.

87% en el interior de las ciudades.
91,27% de tráfico transfronterizo.
A partir de ello, se ha evaluado el impacto que esta disminución del tránsito ha tenido sobre la seguridad vial y se ha determinado el nivel de siniestralidad registrado en las vías urbanas.

 

En la Figura N°3 se han repro

 

ducido los datos aportados en el informe citado, actualizados hasta el día 19 de abril con una comparación con los valores del período similar del año anterior. Se aclara que los datos son provisionales y los fallecidos son los medidos dentro de las 24 horas del accidente.
La estadística de accidentes muestra claramente la disminución importante que se registra en el número de muertos en relación a los menores niveles de tránsito debido a las restricciones de la cuarentena

en España.
2-Webinario en COVID-19 y Carreteras en Ecuador. Milton Torres
Este país fue también muy afectado por la pandemia, no obstante el Gobierno llevó a cabo numerosas acciones para mitigar el impacto de la misma en la comunidad, algunas de las cuales en relación al transporte son las que se describen a continuación.

 

-Restricciones en la movilidad im

 

plementadas:
Para enfrentar la pandemia derivada de la contaminación generada por el COVID – 19, el 14 de marzo del 2020, el (COE) Nacional mediante resolución, dispone de manera obligatoria la limpieza de las unidades de transporte público cada tres horas.

 

El 15 de marzo del 2020, el COE Nacional mediante resolución, dispone la suspensión de clases a nivel nacional.
Se realiza la Declaración de Emergencia Sanitaria con fecha 16 de marzo mediante DE 1017 y ese mismo día el Sr. Alcalde del DMQ mediante resolución A022, alineándose a la emergencia dispone:
a) La suspensión de los servicios de transporte público en los subsistemas Convencional y Me

 

trobús-Q y restricción al transporte comercial – taxis.
b) La restricción de la circulación vehicular de 21:00 a 5:00 a partir del 17 de marzo.
El 18 de marzo del 202

 

0, el COE Nacional mediante resolución, dispone la regulación de circulación de los vehículos privados condicionados al número de las placas par e impar.
Hasta el momento se mantienen suspendidos los servicios de transporte público.
La circulación de vehículos particulares al momento se circunscribe al horario entre 5:00 y 14:00 y un día por semana.

Conforme al acuerdo ministerial 011-2020, se detallan restricciones para diferentes tipos de vehículos según los sectores a los que pertenecen y sus particularidades.

Transporte interprovinciales y comercial suspendidos. Transporte intraprovincial e intracantonal (urbano) con ciertas restricciones. Taxis con restricciones vehiculares vigentes en el país.
Entre todos los casos

 

estudiados, se puede observar una coincidencia en muchas líneas de acción llevadas a cabo y que difieren en cada país según las posibilidades organizativas y económicas de los gobiernos respectivos. Los resultados tendrán que juzgarse una vez que concluya esta historia trágica que nos ha tocado vivir, no obstante en particular los ejemplos de España y Ecuador, independiente del enorme separación en el nivel de desarrollo económico social entre ellos, han vivi
do situaciones dramáticas en relación a las altas tasas de fatalidad en las víctimas de la pandemia.
Por último, recomiendo a los interesados en esta problemática, la información publicada en la última Edición N°237 de la Revista Carreteras (de acceso libre on line), en la que se hace un análisis comparativo de las políticas implementadas en América y Europa.
Que todo sea para mejor
Hasta la próxima