“LA SOLUCIÓN A LA CONGESTIÓN ESTÁ EN LA MULTIPLICIDAD DE LAS OBRAS”

En el marco de la celebración del Día del Camino, el secretario de Obras Públicas de la Nación, Ing. José Francisco López, analizó la situación actual y futura de las obras viales.

 

El 7 de octubre, en la tradicional cena realizada por la Asociación Argentina de Carreteras, para festejar el Día del camino, el secretario de Obras Públicas de la Nación, Ing. José Francisco López, resaltó la responsabilidad de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) y el Órgano de Control de Concesiones Viales(OCCOVI) en las obras de la ruta provincial 36 (tramo rotonda Gutiérrez – empalme ruta nacional 2 – El Pato), la autopista Pilar – Pergamino y la ruta nacional 101 (Bernardo de Irigoyen – Comandante Andresito) que fueron premiadas y los felicitó por su accionar.  En su discurso se refirió a los objetivos que se plantean desde la Secretaría, como así también a aquellos que se desarrollaran en conjunto con los organismos viales y las empresas concesionadas. Entre éstos, mencionó la necesidad de crear la mayor cantidad de obras en el menor tiempo posible.
Por otra parte, destacó que se presenta un preocupante incremento de tránsito, y si se incorpora el transporte de carga llega al orden del 60%. La solución de esta problemática, según el ingeniero, puede lograrse desde dos perspectivas posibles: una apunta a la restricción de la demanda del usuario y la otra a la diversificación de la oferta de las infraestructuras. El aumento del abono de peajes es una iniciativa que se está implementando a nivel mundial para reducir el tránsito. No obstante, cree que “la solución a la congestión está en la multiplicidad de las obras”, y expresó la necesidad de generar diferentes ampliaciones con capacidad.

EL FUTURO DE LAS OBRAS
El secretario habló sobre las diferentes obras en cartelera. La primera, es la ampliación de la avenida General Paz. En este sentido, acentuó que “se avanzó fuertemente en esta iniciativa y también en la audiencia pública”. Sin embargo, mantuvo que esta obra no será la única, sino que estará acompañada de otras infraestructuras relevantes. Entre estas, se encuentra la transformación en autopista del Camino de Cintura, la cual recorre la General Paz hasta la autopista Ricchieri, en el Acceso Norte.
Por otra parte, citó otros dos proyectos: la continuación del camino del Buen Ayre y la ampliación de la ruta provincial 6. Actualmente, se trabaja intensamente en ambos, pero comentó que es necesario “garantizar el financiamiento y mantenimiento de la ruta 6”. Esto se debe, esencialmente, al desborde que genera esta vía, una de las más importantes en el área metropolitana. Respecto a esta situación, el ingeniero subrayó que “no sólo se tienen que fundar acciones que permitan construir las obras, sino también desarrollar todos los mecanismos que admitan establecer garantías de mantenimiento”. De esta manera, en Capital Federal y en el Conurbano, se llevarán a cabo “acciones que logren aumentar la oferta y no restringirla”, expresó López. Además, recalcó, que se progresa con absoluta responsabilidad y se actúa de manera coherente.

INVERSIÓN
En su discurso, manifestó que las inversiones no representan un gasto en la industria de la construcción y añadió que ésta “tiene mucho para ofrecer a la economía real”. Estamos absolutamente convencidos de ésto, y con responsabilidad, seriedad y prudencia vamos a seguir en el mismo camino”.
Sobre los números, López aseguró que con los fondos consolidados en la Secretaría se desembolsaron más de 22.000 millones de pesos en 2008. Hizo mención a las cifras de 2007. Por ejemplo, las ejecuciones que se realizaron a través de la DNV y el OCCOVI, demandaron una inversión de 5.600 millones de pesos. La proyección de este año es de 7.200, es decir, un 27% más que el año pasado. “La DNV, conjuntamente con el OCCOVI, significan, dentro de la Secretaría de Obras Públicas, la mayor inversión, porque es el presupuesto que más incidencia tiene en el resto de los partidos”. No obstante, para 2008, supera los 8.300 millones de pesos, un 47% más que en 2007”, explicó José López.
En otro orden, expresó que, a la brevedad, estarán los pliegos del nuevo sistema de concesiones viales. Y agregó que la modalidad que se desarrolla incluye el sustento y también la responsabilidad de las empresas que posean la titularidad de cada corredor”. Éstas van a realizar el mantenimiento, las obras para elevar el índice de servicialidad, y las refacciones necesarias para el incremento de la capacidad de los corredores en función del tránsito que poseen. La inversión que demandará será importante y quedará cubierta con el pago de los usuarios y con el apoyo del fondo nacional, sostuvo el secretario.
Además, reveló que a través del financiamiento del Banco Mundial, se encuentran aprobados los proyectos CReMA. Y enfatizó que éstos “permitirán garantizar el financiamiento por seis años, de los 9.000 kilómetros de rutas que tienen los corredores viales, el mantenimiento de los 22.000 kilómetros de carreteras de vialidad nacional y la incorporación de 2.000 kilómetros de calzadas pavimentadas”. Por último, el secretario de obras públicas también aseguró que mediante la inversión que tiene prevista la DNV, el 90% de la red vial nacional, tanto concesionada como no, tendrá asegurado su mantenimiento.