Las alimentadoras Vögele procuran una mejor calidad

Los revestimientos de carreteras de gran regularidad superficial y larga vida no son casualidad, sino el resultado de factores de calidad claramente definidos. Cada parada, por ejemplo por la falta de material, cada choque de un camión al efectuar el acoplamiento a la extendedora y cada disgregación se refleja inmediatamente en la calidad del extendido de la carretera. La utilización de una extendedora evita esta pérdida de calidad.
Como eslabón entre el camión y la extendedora, la alimentadora abastece a ésta última con mezcla de forma continua, siempre sin contacto. Por lo que no es sorprendente que la aplicación de una alimentadora cada vez más forme parte de los componentes obligatorios en concursos-subastas.
Con las alimentadoras de la nueva generación PowerFeeder, VÖGELE ofrece un paquete completo de maquinaria
y técnica de extendido, cuyos componentes están lógicamente estructurados unos con otros y se compenetran de forma muy efectiva. Con ello, se cumplen perfectamente todas las exigencias de calidad y rentabilidad.
La inactividad de la extendedora repercute en la calidad de extendido. Por ello, uno de los factores decisivos de calidad es el abastecimiento continuo de mezcla.
Para garantizarlo se necesitan dos cosas: una logística de funcionamiento perfecto y un concepto de maquinaria y transporte que pueda procesar sin problemas y confiablemente grandes cantidades de mezcla.
El potente concepto de transporte de las PowerFeeder MT 3000-2 Estándar y MT 3000-2 Offset de VÖGELE
puede mantener en reserva en el convoy de la alimentadora y la extendedora hasta 40 t de mezcla y transportar hasta 1.200 t de mezcla por hora. Gracias a la técnica de VÖGELE es posible vaciar completamente un camión de 25 t de mezcla en tan sólo 60 segundos, lo que representa uno de los factores principales para el proceso de extendido continuo.
De esta forma, la extendedora dispone en todo momento de mezcla suficiente para poder realizar sin problemas rendimientos diarios de 4.000 t y más. Como quiera que en los grandes proyectos de construcción de carreteras, como los de construcción o rehabilitación de carreteras interurbanas, se precisa la máxima capacidad de un proceso de extendido continuo, la utilización de una alimentadora aumenta el rendimiento diario. Al mismo
tiempo, la logística de la obra acelera, y el conductor del camión tiene más tiempo para efectuar las maniobras
críticas del proceso.

SIN CONTACTO, SIN PÉRDIDA DE CALIDAD
La gestión de material de las alimentadoras PowerFeeder de VÖGELE es la base para un extendido de asfalto
continuo. Solamente de esta forma se pueden conseguir altos rendimientos diarios con calidad convincente. Así, la empresa presta especial atención a la transferencia de mezcla a la extendedora precisa, absolutamente segura y
sin contacto.

Regulación de distancia controlada por sensor
Una condición técnica importante para la transferencia de la mezcla a la alimentadora sin contacto es una regulación de distancia fuerte y controlada por sensor. Los sensores mecánicos u ópticos mantienen la alimentadora automáticamente a la distancia óptima de la extendedora. En las PowerFeeder MT 3000-2 Offset de VÖGELE se encarga de ello un sistema redundante formado por tres láseres independientes.
El control calcula un valor promedio a partir de las mediciones arrojadas por los mismos. De esta forma, la distancia permanece constante, incluso cuando uno o varios sensores quedan cubiertos.
Por ejemplo por el paso de trabajadores.
Seguridad mediante la protección antichoque
El sistema se completa, por un lado, mediante una protección antichoque en forma de un estribo de contacto en
la tolva de la extendedora y, por el otro, mediante una desconexión de emergencia.
Si, por ejemplo, el tren de maquinaria se detuviera por algún motivo y la extendedora alcanzara la alimentadora,
este contacto o, mejor dicho, presión provocaría una parada inmediata, por lo que se elimina automáticamente
el peligro de colisión. De esta forma, el operario puede concentrarse completamente en la transferencia de
material. La regulación de distancia y la protección antichoque son soluciones técnicas importantes para una transferencia de la mezcla segura y de calidad.
Por ello, al elegir la técnica de maquinaria correcta deberían tenerse en consideración imprescindiblemente.