“LAS INVERSIONES MINERAS DEBEN TENER SIEMPRE PRESENTE LAS CUESTIONES AMBIENTALES”

Norberto Embon, director de Galasur, señala la importancia del cuidado ambiental para  desarrollar una minería más sustentable y lograr una mayor aceptación por parte de la sociedad.

¿Qué productos producen y en qué se utilizan?
Galasur produce piedra partida granítica y arena, bloques para aserraje principalmente utilizadas en hormigón y asfalto, drenajes, premoldeados, bloques de hormigón, etc. Contamos en este rubro como clientes a empresas de primera línea tanto cementeras como hormigoneras grandes, medianas y chicas, constructoras viales, empresas de premoldeados y bloqueras.
También fabricamos balasto ferroviario, para terraplenes de vías férreas, sobre y bajo nivel, participando en las principales obras del área metropolitana de Buenos Aires, como ser la reconstrucción del Ramal Once, Retiro-Tigre y en los subtes de línea H, B y E.
Además contamos con piedra para escollera, en tamaños de 0 a 80 cm. o más, es decir de aproximadamente 1.5 toneladas, máximo normal y en general todas las medidas especiales, bajo especificación técnica.
Y nuestra producción se completa con bloques para aserraje, Rojo y Marrón Sierra Chica, destinados a ser cortados en chapas para uso ornamental, en revestimiento de pisos, paredes y mesadas de cocina, entre otros.
¿Cómo fue el crecimiento minero en la zona?
La zona de Olavarría es minera desde el siglo 19. El crecimiento se hizo muy grande desde mitad del siglo 20 y en distintos establecimientos del municipio se fueron girando actividades hacia mayores volúmenes y mejores maquinarias para competir en las entregas al mercado del Gran Buenos Aires y el resto de la provincia.
La cantera denominada Canteras Unidas de Sierra Chica, está ubicada en la localidad homónima, partido de Olavarría, y justamente ha resultado de la integración y desarrollo conjunto de sectores antiguos de menor escala. Algunas canteras dedicadas a bloques ornamentales han cerrado ya que ciertos materiales son menos competitivos en el mercado internacional, ya que tienen altas exigencias. Este establecimiento creció en ambos rubros logrando mantener la actividad en escala creciente.

 

PROCESOS DE CALIDAD
¿Las canteras utilizan tecnologías de última generación y cuál es vuestra visión de sustentabilidad dentro de la cantera?
Las canteras han tenido en las últimas décadas un proceso de recuperación tecnológico, en cuanto a incorporación de equipos nuevos y usados pero con mucho menor edad a los que en casi todos los establecimientos se disponían. Se aplican ahora técnicas y conocimientos utilizados en Estados Unidos y Europa, que no solo se vinculan a un mejor uso de los consumibles y la energía, sino también una atención mucho más cuidadosa del medio ambiente en general, y las localidades circundantes en particular. Éstas medidas de prevención se pueden ver a simple vista tanto en equipos móviles, como fijos (plantas de trituración), los procesos de diseño, armado y ejecución de las voladuras, etc.
Los ejemplos en este rubro son innumerables, desde motores con mucho más alto aprovechamiento energético, filtros de emisiones, sistemas hidráulicos de compensación de potencia para ahorro de energía y combustible, entre otros, hasta equipos que antes eran considerados innecesarios o secundarios como martillos demoledores, pasando por coberturas completas de máquinas con sistemas de aspiración de polvo, sistemas de riego por aspersión en cintas, etc.
Para todo lo que es inevitable se plantean medidas de mitigación y remediación tales como plantar miles de piezas arbóreas de diferentes especies, colocación de los excedentes de materiales en escombreras con posición, orientación y altura convenientes para aminorar ruido, polvo y  vibraciones a las localidades vecinas, planes de contingencias antiderrames.
¿Cuentan con laboratorios propios para ensayos?
Contamos con laboratorios de control de calidad propios de muestreo permanente tanto en la Cantera como en nuestro depósito en la estación ferroviaria intermedia en la localidad de San Miguel del Monte, desde donde se garantizan los parámetros de calidad de todos los productos entregados (normas aplicables FA 7040, IRAM, etc) así como especificaciones técnicas particulares para obras especiales.

 

EN ARMONÍA CON LA SOCIEDAD
¿Cómo ve la industria minera en el país?
La perspectiva de inversión en minería en el país debe tener presente en gran medida las cuestiones ambientales superpuestas a las viabilidades económicas. Las autoridades de aplicación y las normativas vigentes no son siempre totalmente “aceptadas” por las comunidades, de modo que no sólo es necesario cumplir las normativas pues pueden generarse conflictos y rispideces entre las poblaciones y los emprendimientos mineros. Es imprescindible generar y mantener acciones de esclarecimiento generales y particulares que desarrollen intensamente las relaciones de las explotaciones con las comunidades incluyendo, como se realizó por ejemplo en el partido de Olavarría, los acuerdos marcos de buenas prácticas mineras a niveles municipales y comunitarios más allá de las reglamentaciones exigibles.

¿Cuáles son los desafíos y proyectos futuros?
Parte principal de los desafíos y proyectos futuros está en seguir evolucionando en capacitación en todos los niveles de las organizaciones, invirtiendo en sustentabilidad social, ambiental y económica, justamente coadyuvando al crecimiento y bienestar de las comunidades regionales sin por eso entorpecer el proceso de aumento de producción y productividad que la industria necesita para abastecer el lógico crecimiento de la demanda. Adicionalmente está poder generar lazos económicos e institucionales con redes de proveedores industriales que queden a la altura necesaria para poder competir, aunque sea con ventajas y prerrogativas con las grandes potencias industriales del exterior, de modo de continuar avanzando en la dirección de la sustitución de importaciones en la amplia gama de productos en la que esto es verdaderamente posible; es decir tanto en gran variedad de consumibles como en muchas categorías de repuestos y materiales.
En la medida que exista un verdadero y sensato consenso entre la industria minera, las redes de proveedores y los diferentes estratos de gobiernos federal, provinciales y municipales, este proceso se podría intensificar enormemente, creando más puestos de empleo no solo a nivel de producción industrial sino también en etapas previas como el desarrollo de productos, diseño y construcción de plantas, entre otras acciones.