Llega el II Congreso de Conservación Preventiva y Reciclado de Pavimentos (PPRS)

*Por Jean-Claude Roffé, vicepresidente de ERF y representante de USRF Routes de France & ICR consulting.

¿Qué es el PPRS ?

El Congreso de Conservación Preventiva y Reciclado de Pavimentos (PPRS) se desarrolla a nivel mundial y tiene como objetivo principal la conservación, modernización y adaptación de la red viaria a la movilidad del futuro. Además, es una excelente ocasión para exponer las últimas tecnologías para nuevos usuarios y servicios; y una oportunidad única para compartir conocimiento y negocios con los principales actores del sector.

¿Cómo conservar, modernizar y adaptar las carreteras a la movilidad del futuro?

Las infraestructuras de transporte están adaptándose al vertiginoso ritmo en que irrumpen nuevas tecnologías de la información en la sociedad. Intentan dar respuesta a la demanda social de soluciones inteligentes a la movilidad, lo que implica alta conectividad, comodidad, seguridad y sostenibilidad. En este contexto de cambios, el sector internacional de la carretera apuesta más que nunca por la innovación y promueve foros donde intercambiar experiencias, actualizar conocimientos y debatir sobre desafíos futuros. Entre estos foros, se destaca el Congreso Mundial de Conservación y Reciclado de Pavimentos (PPRS, por sus siglas en inglés), que en marzo de 2018 celebrará su segunda edición.
PPRS es un evento único e imprescindible en las agendas de cuantos trabajan en las infraestructuras de transportes. Del 26 al 28 de marzo, congregará en Niza (Francia) a cerca de 1.500 participantes para debatir y compartir soluciones concretas y duraderas que mejoren la conservación y modernización de nuestras carreteras. Esta cumbre mundial, que también podrá seguirse en estricto directo online, prevé contribuir a mejorar la seguridad vial y movilidad del futuro fomentando, al mismo tiempo, el desarrollo económico, social y cultural en todo el mundo.
Los ciudadanos, como usuarios finales, reclaman un servicio óptimo que minimice su tiempo de desplazamientos y esto se consigue con infraestructuras mejoradas. La carretera, como la infraestructura de transporte más utilizada por los ciudadanos y eje central del transporte intermodal, debe mantenerse a la vanguardia en la adaptación e innovación de las infraestructuras viales para responder efectivamente a estas demandas sociales y superar los retos futuros.
Las incertidumbres relacionadas con la financiación de las infraestructuras de transporte y la necesidad de adaptarlas a movilidad del futuro son una realidad que debe abordarse con una estrategia combinada de comunicación y educación ciudadana. Por ello, el PPRS se eleva como una cumbre mundial de conocimiento compartido sobre soluciones técnicas y tecnológicas, económicas, sociales y medioambientales en tres áreas: Conservación, Modernización y Adaptación.

Conservar para preservar el patrimonio

Desde hace años, distintas organizaciones profesionales, como la Unión de los Sindicatos de la Industria Vial Francesa (USIRF, por sus siglas en francés), han señalado el déficit presupuestario en el mantenimiento de carreteras.
En este sentido, conviene no olvidar que la escasez de recursos financieros dedicados a una correcta gestión de infraestructuras incrementa la deuda que repercutirá en generaciones futuras. Volviendo a la situación de Francia, su activo vial supera el millón de kilómetros, lo que se traduce en un valor total de 2 trillones de euros. Si dejamos que continúe degradándose por una falta de mantenimiento, también debemos ser conscientes que nunca tendremos los recursos necesarios para reconstruirlo.
La misma situación que sufre Francia con sus redes viarias se repite en otros muchos países, aunque algunos ya han encontrado el modo de adaptarse e implementar soluciones. Y en esta línea, el PPRS permitirá el intercambio de experiencias desarrolladas en países de los cinco continentes y, de este modo, conocer de primera mano soluciones implementadas con éxito a problemas compartidos en distintos países.

Modernizar para alcanzar el progreso socioeconómico

Si el mantenimiento de la red vial es esencial, también lo es la modernización. En ella se incluyen acciones que optimizan la movilidad urbana e interurbana, contribuyen al ahorro energético y reducen la emisión de gases de efecto invernadero. Ejemplos de estas acciones, para las que realmente solo se necesitan recursos y buena voluntad para poner en marcha, son la construcción de enlaces pendientes y cinturones urbanos o la mejora de la seguridad en secciones específicas.
En Francia, la Ley de Infraestructuras anunciada por el Presidente de la República y prevista para la primera mitad del 2018 está orientada a alcanzar estos objetivos medioambientales, económicos y de movilidad. De este compromiso institucional francés, también es muestra el patrocinio del ministro de Transportes al PPRS, cuya titular Elisabeth Borne transmitió reciente y públicamente su convencimiento sobre la necesidad de priorizar el mantenimiento de carreteras y su apoyo manifiesto al congreso.
Siguiendo esta línea, el PPRS se celebra en el momento adecuado ya que ofrecerá la oportunidad de realizar un amplio trabajo colectivo con voluntad de dotar a cada país participante de una ventaja competitiva en infraestructura viaria.

Adaptarse para crecer de un modo sostenible y responsable

Mantenimiento y modernización son elementos importantes, pero no debemos olvidar la necesaria adaptación de la infraestructura a las nuevas tendencias en movilidad. En este sentido, la movilidad se está transformando a gran velocidad mientras nuestras infraestructuras evolucionan más lentamente.
Carga eléctrica o por inducción, plataformas multimodales, comunicaciones V2I y V2V son algunas de las soluciones que necesitan ser implementadas rápidamente. Existen sistemas y procesos pero, una vez más, los medios económicos escasean. Por ello, el PPRS prevé analizar las últimas tendencias a nivel internacional y presentar las soluciones financieras que acompañan a muchas de ellas.
La movilidad es uno de los mayores desafíos para la sociedad y su correcta noción se ha convertido en un tema candente. En este sentido, el sector privado ha comprendido el interés de invertir, pero no es suficientemente visible. Las empresas que operan en todo tipo de infraestructuras de movilidad, entre las que se encuentran las carreteras, ofrecen un servicio indispensable para los ciudadanos. Sin carreteras no puedes caminar, montar en bicicleta o tomar un tren, barco o avión.
Existen muchas fuentes de innovación más allá de nuevos productos y sistemas que cumplen con la llamada transición ecológica y los criterios de crecimiento verde. La industria vial ya ha ampliado su dominio a otros sectores con el fin de identificar e integrar nuevos elementos como el contacto eficiente entre vehículo e infraestructura y trabaja conjuntamente con fabricantes de neumáticos y proveedores de automóviles.
Salimos gradualmente de un mercado de construcción a un mercado de mantenimiento, de una actividad impulsada por la demanda a una impulsada por la oferta.
Estas son otras de las muchas razones por las que participar en el PPRS es la oportunidad de generar nuevos contactos y sinergias, a la vez que se intercambia conocimiento e innovación. Y es que es un evento único, organizado por y para profesionales de las infraestructuras de carreteras. En él también estarán presentes legisladores y representantes de las administraciones públicas, ya que uno de los objetivos del congreso es la participación de trescientos gestores y representantes políticos responsables de las infraestructuras viarias.

Conducir por la carretera que lleva al futuro

¿Querés estar orgullosos de nuestro país, sus paisajes, su patrimonio cultural y su medio de vida? ¿Querés contribuir a que se convierta en un lugar mejor para trabajar y vivir? ¿Querés disfrutar de una auténtica libertad de movimiento? Todo esto tiene una contrapartida: una red de carreteras eficiente y en buen estado que conecte a la gente. El futuro de este activo común, de nuestra red vial, comienza ahora.