“Los beneficios sociales de los buses eléctricos son muy importantes”


Diálogo con Isaac Attie, Director de Goelectric Uruguay.

En el mes de mayo de este año, Uruguay presentó sus primeras 30 unidades de buses eléctricos adquiridos en el marco de un subsidio creado para impulsar su incorporación y así promover una movilidad más sostenible y con mayor tecnología.
-¿Por qué apuestan a los vehículos eléctricos?
Isaac Attie:
Hace muchos años, a principios de la década pasada, en una etapa muy inicial de la tecnología nos convencimos de que la energía eléctrica era la solución que necesitaba la sociedad en el transporte. En aquellos inicios cuando comenzamos golpeando puertas proponiendo comenzar a moverse hacia ese objetivo, la gran mayoría de las personas nos escuchaban pero consideraban que era para otro momento y lugar. En aquellos inicios era muy difícil lograr algo.
Pero estábamos convencidos y enamorados de empujar este cambio, el cual iba convertirse en algo trascendental en el transporte. Hace más de 100 años, desde los inicios del transporte, nos venimos moviendo con básicamente la misma tecnología y el mundo y la sociedad había comenzado a sufrir las consecuencias climáticas y ambientales en las últimas décadas de manera drástica. No existía ninguna lógica comercial o empresarial para que durante tantos años sigamos apostando a la movilidad eléctrica, solamente que sabíamos que estábamos haciendo algo bueno y eso nos apasionaba. Pasaron muchos años para que comencemos a ver los frutos.
-¿Qué ventajas tienen sobre el resto de los vehículos?
I.A.:
Son innumerables las ventajas, dependiendo del punto de vista que las busques, tanto las directas como las indirectas, tanto las ambientales como las climáticas, tanto las económicas como las comerciales. Uno se puede cansar de buscar ventajas. Las principales y más potentes son:
-Los vehículos son cero emisiones directas.
-Los vehículos no hacen ruidos.
-El costo de operación es sustancialmente menor, tanto por el costo energético por km como también los de mantenimiento. Lo cual resulta que un vehículo de transporte que recorre muchos km tenga el costo total de propiedad más bajo que un vehículo tradicional.
-Es sustancialmente más eficiente energéticamente que un vehículo con motor térmico a combustión.
-¿Cómo fue la experiencia de incorporación de buses eléctricos en Uruguay?
I.A.:
Uruguay es un país que no posee producción propia de combustibles fósiles, y por otro lado, es un país que tiene excedente de energía eléctrica. Por lo tanto, nuestro objetivo iba en la misma sintonía de política energética que había definido Uruguay hacía muchos años y eso hizo que se eliminarán muchas barreras de entrada. De todos modos, fue un cambio que tomó varios años en que se definiera todo el andamiaje de políticas y reglamentaciones para lograr la incorporación de los buses eléctricos en Uruguay.

-¿Cuál fue el monto invertido?
I.A.:
El monto es relativo, puede ser mucho para algunos, poco para otros. Lo importante fue el tiempo, fueron muchos años de trabajo, perseverancia y paciencia. También en algunos casos desilusiones y frustraciones, sin dejar de mencionar el ataque de los detractores a la tecnología. Es un cambio que afecta intereses y obviamente eso no es gratis.
-¿Cómo fue el financiamiento?
I.A.:
Para la implementación de esta tecnología luego de que se hayan generado las políticas y regulaciones y que además se haya demostrado que el costo total de propiedad es inferior que en un vehículo a combustión no fue difícil encontrar instituciones financieras que quisieran acompañar este cambio. Hoy hay mucho interés de los bancos privados, de los bancos de fomento y de diferentes instituciones financieras en financiar estas tecnologías.
-¿Ya hay en circulación otro tipo de vehículos eléctricos?
I.A.:
En Uruguay hemos implementado también casi el 100% de la flota de taxis eléctricos de la Ciudad de Montevideo, una de las más importantes tanto en cantidad como en porcentaje respecto a la flota total de taxis de la Ciudad. Esta flota ya ha superado los 10.000.000 de km recorridos y recorre más de 600.000 km por mes.
También hay vehículos de logística eléctricos, estos van a ser un eslabón muy importante en el desarrollo de la movilidad
-¿Cuál es la tendencia mundial?
I.A.
: Los dos últimos años han sido el punto de inflexión hacia la movilidad eléctrica y la tendencia es irreversible en este sentido. Se está avanzando a una velocidad muy importante hacia el desarrollo e implementación de esta tecnología, especialmente en el área de transporte en general. Cada día se leen noticias de cómo diferentes países y ciudades están adoptando políticas e implementando movilidad eléctrica en volúmenes importantes, ya no en una escala prospectiva y de pruebas sino de implementación masiva. Esto se ve no solo en países desarrollados, los estamos observando en todos lados, países chicos como grandes, pobres y ricos, desarrollados y en vías de desarrollo, inclusive en países petroleros y no petroleros. La movilidad eléctrica es un cambio por el cual ya no hay vuelta atrás. Esperamos que el cambio que está ocurriendo en los países de la región sea imitado por otros y que este se masifique pronto. Los beneficios sociales son muy importantes.