“Nuestra política de estado se basa en una gestión cotidiana con perspectiva a largo plazo”

Las ciudades en desarrollo, y en particular las intermedias como Rosario, todavía están a tiempo de evitar errores estructurales propios de las megas ciudades y crear un modelo de movilidad alternativo. Para ello, la Intendencia apunta a racionalizar el uso del automóvil y apoya mecanismos de movilidad más eficientes orientado a ciclistas, peatones y al transporte público.

Por su importancia estratégica como principal puerto de Argentina en la exportación de granos, la ciudad santafecina ejecuta obras para consolidar un sistema de transporte moderno que permita abarcar las exigencias y necesidades de su población de manera sostenible. En diálogo con Vial, el intendente de la ciudad, Ing. Roberto Miguel Lifschitz, expuso los lineamientos de su gestión en materia de movilidad.

¿Cómo es el trabajo que se viene realizando en la ciudad de Rosario en relación con el Transporte?

Hace ocho años que implementamos una política de estado que se basa en una gestión cotidiana, pero con una perspectiva a mediano y largo plazo. Para ello nos planteamos etapas que nos indican que vamos cumpliendo con lo proyectado.
La primera fue el reordenamiento del tránsito y el transporte en general, manteniendo los sistemas tradicionales pero con una distribución de las líneas de colectivos en función de la demanda. Para eso, se efectuaron encuestas precisas del tipo origen-destino que nos permitieron delinear las frecuencias y recorridos con datos.

La segunda fase consistió en la renovación de la totalidad de la flota de transporte público para poder contar con un parque vehicular más moderno y mejorar tanto el servicio como la seguridad vial.

Por otra parte, actualmente estamos en plena incorporación tecnológica en cuanto a localización satelital, lo que permite una mejor gestión de la flota y una mayor cobertura de servicio. Estas innovaciones le permiten al ciudadano contar con la posibilidad, mediante un mensaje de texto o consultando en la web, saber a qué distancia se encuentra el próximo colectivo en cualquier punto de la ciudad.

¿Planean continuar con la incorporación de tecnología?
Si. Proyectamos instalar pantallas con información dinámica para que, en distintos puntos, la gente pueda visualizar de manera permanente las frecuencias y distancias desde ese punto de la ciudad. Asimismo, el próximo paso antes de fin de año será la incorporación del sistema de tarjetas inteligentes para facilitar el pago al usuario, lo que le brindará una opción más cómoda para abonar el transporte, pero también nos permitirá incorporar otras modalidades como el transbordo con una tarifa bonificada.

El siguiente paso, que es el más importante desde el punto de vista de la innovación del sistema, es la estructuración de los corredores exclusivos en distintas zonas. Sin embargo, el proyecto más significativo será la implementación de un sistema de tranvía eléctrico de metro ligero en el corredor más importante a nivel de flujos de Rosario. De esta forma, la conexión norte-sur podrá agilizarse con un transporte de pasajeros muy moderno, eficiente, de bajo nivel de impacto ambiental y mucho confort.

¿En qué situación se encuentra ese proyecto?

Ya se avanzó en el desarrollo del estudio de prefactibilidad, contamos con el acuerdo con el Banco Mundial para realizar el proyecto ejecutivo y estimamos que en los próximos seis meses se pueda concretar. Con lo cual es probable que a principios de 2011 se empiece el proceso de licitación de la primera etapa de la obra, que implica un tramo de más de siete kilómetros.

TRANSPORTE E INFRAESTRUCTURA

¿Cómo es la relación entre el Puerto, el transporte de cargas y la ciudad?

Para hablar sobre cargas hay que mencionar a toda la región y la de Rosario propiamente dicha, ya que existen 25 terminales portuarias en un frente de 50 kilómetros al norte y sur de la ciudad. Desde aquí se exporta casi el 75% de toda la producción de granos o derivados de la Argentina y esto produce una concentración de tráfico de camiones muy alta, sobre todo en la época de cosecha. Por eso estamos gestionando un proyecto muy ambicioso con el Gobierno Nacional denominado Proyecto Circunvalar, que implica un anillo ferroviario y vial por las afueras de Rosario que facilitará el acceso de descargas a los puertos y, al mismo tiempo, evitará que los camiones entren a las zonas pobladas.

¿La organización del transporte es vital para el buen funcionamiento de la ciudad?

Obviamente que el transporte siempre tiene impactos negativos, pero tratamos de minimizarlos y maximizar sus beneficios, tanto en la movilidad de los pasajeros como de cargas. Sobre esto último, la ciudad de Rosario es un nodo logístico muy importante en donde se encuentran redes viales, ferroviarias y de la Hidrovía; por lo tanto, la actividad de transporte es fundamental para los rosarinos.

En el área vial, ¿cuáles son los principales proyectos?

Tenemos varios importantes. El que ya mencioné y está en ejecución y cuenta con 800 millones de pesos de inversión es la reconstrucción del anillo de la Av. de Circunvalación con la construcción del tercer y cuarto carril y sus respectivas las colectoras. Esta tarea es realmente de mucha importancia para la distribución de la movilidad dentro de la ciudad y la conexión con los accesos viales. No obstante, también estamos esperando las licitaciones que están anunciadas para los próximos meses de obras en la ruta nacional 33 que nos vincula con la ciudades de Rufino y Venado Tuerto; y las de la 34 que va a Sunchales, Rafaela y al norte del país.

PLAN INTEGRAL DE MOVILIDAD

El Ente del Transporte de Rosario (ETR) es un organismo autárquico descentralizado administrativa y financieramente que tiene como objetivo gestionar de manera estratégica el transporte urbano de Rosario. El mismo fue creado para generar un ámbito especializado para la planificación y evaluación del servicio de transporte público urbano. Desde el ETR se creó un documento que busca el consenso ciudadano para la elaboración colectiva de un Plan Integral de Movilidad (PIM). Es por ello que, desde el pasado 25 de agosto, se inició una serie de talleres con amplia convocatoria.

El PIM consiste en una serie de programas, proyectos y acciones coordinadas entre diversos actores para optimizar los desplazamientos en Rosario y su área metropolitana, complementando los modos de transporte local y consolidando un sistema que gane en eficiencia y favorezca el desarrollo económico y la inclusión social en un marco de sustentabilidad. El Plan define al ciudadano como protagonista y unidad de medida, estableciendo para ello las siguientes estrategias: promover el transporte público masivo, desarrollar el transporte no motorizado y disuadir el transporte motorizado individual.

Desde estas aristas, el PIM articula políticas de transporte y planificación urbana desde un enfoque integral que contempla los distintos modos de transporte: escalar, que considera en forma de redes las escalas barrial, urbana y territorial; dinámico, que entiende que el territorio está sujeto a una constante transformación; y participativo, que promueve la articulación de intereses público-privado y público-público.

Entre los proyectos tratados en el PIM, se puede citar los más destacados, según las distintas estrategias.

TRANSPORTE PÚBLICO MASIVO

Los Corredores de Transporte se plantean a escala local y metropolitana como parte de un proceso de planificación integrada de movilidad y desarrollo urbano. Cada uno es proyectado como una traza prioritaria para el transporte público masivo que admite más de un modo, ya sea por sistema tranviario, buses (comunes o articulados), trolebuses, o la integración de éstos con trenes livianos o tranvías.

Cada uno de estos corredores comprende el área de un eje de desplazamiento, identificados a partir del volumen potencial de viajes, de las características urbanísticas de los sectores que recorren, de la cobertura de los nuevos proyectos urbanos, de las posibilidades de complementación modal y de las expansiones previstas.

El transporte público circulará por un carril exclusivo o plataforma separada del resto del tráfico pero con cruces a nivel de vehículos y peatones, incluyendo intersecciones. De este modo, el transporte público puede alcanzar velocidades inclusive superiores al vehículo privado, con lo que empieza a ser competitivo pudiendo conseguir una alta capacidad de desplazamiento de pasajeros por hora y por sentido.

Otro proyecto es el Corredor Tranviario Norte Sur (priorizado). El mismo contempla la implementación de un tranvía en sentido Norte?Sur del Área Metropolitana de Rosario, el de mayor demanda actual y potencial futura, involucrando a la ciudad, a las localidades de Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez al norte y a la Villa Gobernador Gálvez al sur. La conveniencia de la selección del tranvía surge de un pormenorizado estudio realizado por consultoría internacional financiada por el Banco Mundial mediante convenio con el Gobierno Nacional. Esta opción fue evaluada como el sistema de transporte más eficiente, confortable, ecológico, económico en el tiempo y durable a largo plazo.

Por último, recientemente se implementó el servicio ¿Cuándo llega?, que consiste en brindar información dinámica al usuario mediante tecnología SMS. Los refugios y postes cuentan con un número identificatorio único, de modo que el usuario puede indagar con su teléfono celular sobre el tiempo de espera hasta la llegada de la próxima unidad deseada.

TRANSPORTE NO MOTORIZADO

En tanto, con el objeto de incrementar la cantidad de kilómetros, conformar una red y reutilizar la infraestructura existente, se plantea un Plan de Ciclovías. La red deberá estar integrada a las mejoras que se implementen en el sistema de transporte público y a los nuevos esquemas de movilidad y de espacios públicos de Rosario y su área metropolitana. En la actualidad, se están gestionando ciclovías en avenida Francia y en calle Salta, ambas aprobadas por el Presupuesto Participativo.

En ese sentido, también se promocionarán campañas del uso de la bicicleta. Este plan busca persuadir a reconocer a este modo de transporte como una buena alternativa para determinados viajes. Estas acciones deberán estar dirigidas a distintos sectores de la sociedad y deben contemplar actividades a desarrollarse en Centros Municipales de Distrito, como también dentro del ámbito estudiantil en todos sus niveles. Actualmente, el Ente gestiona el diseño y la implementación de una campaña de promoción en dos niveles: masivo y selectivo, en orden de concientizar a la ciudadanía sobre los beneficios del transporte no motorizado.

DISUADIR EL TRANSPORTE MOTORIZADO INDIVIDUAL

La actual oferta de áreas de estacionamiento muestra un carácter demasiado extendido y suele ubicarse en parcelas poco propicias con poca disponibilidad de plazas y aleatoriamente distribuidas, multiplicando irracionalmente los ingresos y egresos en veredas y espacios de circulación interna. Es por ello que la construcción de cocheras masivas en superficie o en un edificio de diseño específico resulta complicada, con lo que la constitución de espacios soterrados en espacios públicos como plazas, parques y calles o avenidas anchas se presenta como una solución óptima.

Por lo tanto, se propone la implementación de dos tipos de estacionamientos disuasorios de ingreso al Área Central: de arribo al Área Central, en sitios estratégicos delimitados por Bv. Oroño, la Av. Pellegrini y el Río Paraná; y de arribo al Microcentro, en donde se promueve la construcción de estacionamientos soterrados.

Por último, es sabido que los grandes avances en tecnologías de la información y las comunicaciones ponen a disposición la posibilidad de desarrollar medios inteligentes de gestión y control de los sistemas de transporte y movilidad, permitiendo planificar en base a información confiable mejoras significativas en los servicios.

Bajo estas premisas se propone la creación del Centro de Monitoreo de la Movilidad, que permita una mejor la gestión de la movilidad mediante el empleo de tecnologías de última generación, integrándolas a la planificación y a las políticas urbanas de manera coordinada entre los diferentes organismos públicos que brindan servicios de transporte. Este Centro no se limitará a reorganizar mejor la circulación de los vehículos privados, sino que también se complementará con el transporte público.

El centro consistirá en una plataforma central de recepción y control de datos, con un área de visualización general de los distintos modos de transporte y diversas áreas de trabajo específicas por modo y/o medio (trenes, tranvías, buses, vehículos privados, vehículos de carga, etc). En él se integrarán las funciones del actual Centro de Control de Tránsito y el Centro de Monitoreo del Transporte Público desarrollado actualmente en su primera fase.

Epígrafe:

A- Ing. Roberto Miguel Lifschitz, intendente de Rosario.

1. Proyecto Tranvía.

2. Corredores exclusivos de transporte en el Área Central.

3. Estacionamientos disuasorios.

4. Ciclovía sobre Av. Francia.

Imagenes

Intendente-1Intendente-2Intendente-3Intendente-4Intendente-AIntendente-BIntendente-CIntendente-foto