“Nuestro principal desafío será que la CPA perdure por otros 70 años”

La Comisión Permanente del Asfalto es una entidad de bien público, sin fines de lucro, que promueve la realización de estudios, investigaciones y jornadas de capacitación sobre materiales asfálticos y sus aplicaciones. Además, participa en la organización de eventos de alcance nacional e internacional como la Reunión del Asfalto y el Congreso Ibero Latino Americano del Asfalto.

¿Cuáles son los objetivos principales que tienen desde la CPA?
Ing. Marcelo Ramírez:  Los objetivos para los cuales fue creada la  CPA hace más de 70 años, son :
Interesarse por los problemas de carácter técnico y científico acerca de los materiales asfálticos en sus distintas aplicaciones, especialmente en lo que respecta a las obras de pavimentación.
Promover la realización de estudios e investigaciones y cursos sobre materiales asfálticos y sus aplicaciones.
Colaborar con las autoridades nacionales, organismos públicos y privados interesados en el estudio de problemas viales o relacionados con el uso del asfalto.
Publicar los trabajos presentados a sus reuniones y las conclusiones o información técnica de interés general.
Proporcionar información técnica, siempre que ésta sea de carácter general y no interfiera con la actividad privada.
Preparar y realizar reuniones periódicas para exponer los resultados de estudios e investigaciones.
Estudiar por sí, compilar, coordinar y difundir la información técnica, económica y educacional que estime útil para lograr los fines propuestos.
Cooperar en la realización de congresos nacionales e internacionales e intervenir en los mismos.

¿Qué actividades llevan a cabo para poder cumplirlos?

M.R.: Durante este año y luego de la organización del CILA 2015 en Bariloche, la CPA tuvo una intensa agenda a lo largo de todo el año. Continúo trabajando con las reuniones periódicas del Subcomité de estudios, cuyas recomendaciones para mezclas asfálticas en caliente gruesas, delgadas y recicladas en caliente, ya en sus versiones definitivas, fueron adoptadas por la DNV para su discusión e implementación. Actualmente estamos en esta etapa.
Asimismo continuamos trabajando en las recomendaciones de especificaciones para “Lechadas y microaglomerados en frío” y “Reciclados en frío in situ con emulsión asfáltica”.
En cuanto a actividades de capacitación, la CPA cerró un acuerdo para capacitar a 14 provincias del país, dentro del PIVIP y Norte Grande. La misma, consta de una parte teórica y otra de laboratorio, con el objeto de la implementación futura de las recomendaciones de especificaciones antes mencionadas.
Actualmente, nos encontramos digitalizando todo el material y libros de las Reuniones del Asfalto y de todos los CILA. Seguimos participando de reuniones internacionales, como por ejemplo del EUROBITUME, en Praga en el mes de junio y del último Inter Cila, en Madrid; como actividad de promoción del próximo CILA a desarrollarse en Medellín , Colombia el año siguiente.
Por último, el otro hecho destacado fue la realización de nuestra XXVIII Reunión del Asfalto, en conjunto con el Congreso Argentino de Vialidad y Tránsito en la ciudad de Rosario, donde en forma permanente participaron más de 300 personas todos los días en nuestra sala, lo que refuerza el interés por las tecnologías asfálticas en nuestro país.

¿Cuáles considera que son las obras más necesarias en nuestro país?

M.R.: Yo no hablaría de niveles de necesidad, ya que en nuestro país el déficit en infraestructura es altísimo. Por el contrario, si hablaría de mantener una constancia en la inversión, de ajustar los plazos de obra, de transparencia y de planificación.
En otro sentido, el uso de los avances tecnológicos, con nuevos productos y nuevas técnicas constructivas acordes a cada necesidad será clave para el éxito de cualquier plan.
Por último, entiendo que el país tiene una deuda con la tecnología del reciclado, que nos permitirá ser más eficientes y aprovechar una de las principales virtudes del asfalto, que puede ser reciclado, logrando niveles de calidad excelentes.

¿Cuál es la tendencia que se proyecta en la actividad para los próximos años?
M.R.: Como salió publicado recientemente, el último mes de noviembre se convirtió en el mes con mayor consumo mensual de asfalto de los últimos cinco años. En comparación con noviembre del año pasado, el consumo de este mes aumentó un 60%.
Si bien los primeros meses del año se registraron bajos niveles de actividad, motivo de la adecuación de proyectos y la priorización de los mismos, desde agosto a noviembre de 2016 hubo una demanda sostenida de asfalto en el orden de las 40.000 tn/mes, valor que se coloca un 17% arriba del promedio mensual anual de la última década.
Para 2017, y al ritmo que está tomando la obra pública, se estima un consumo anual de 580.000 toneladas, la cifra más alta de los últimos 20 años.
Hoy se están repavimentando más de 3.000 km de rutas, está previsto comenzar con la repavimentación de 1.700 km y ya se están pavimentando más de 1.300 km de ruta que eran de ripio. Todo esto forma parte del Plan Vial Federal para el período 2016-2019, que contempla la construcción de 2.800 km de autopistas -en cuatro años se hará la misma cantidad construida en los últimos 65 años-, 4.000 km de rutas seguras y 13.000 km de pavimentaciones. Este escenario nos augura un excelente futuro para el asfalto.

¿Cuáles son los desafíos para los próximos años como institución ligada al sector vial?
M.R.: Seguir apostando y desarrollando nuestro principal activo que es nuestro expertise  técnico y la difusión técnica para lograr el buen uso de los materiales asfalticos y generar así mayores beneficios para la sociedad.
Por eso, seguiremos diagramando programas de actividades técnicas aportando a la capacitación de los técnicos y profesionales viales, reparticiones públicas y empresas constructoras, y manteniendo nuestra relación con instituciones internacionales.
Pero sin duda, nuestro principal desafío será que la CPA perdure por otros 70 años.