Nuevo corredo ITS en Holanda

Detalles del proyecto Cooperative ITS Corridor

Construir más caminos no es la única manera de mejorar el flujo de tráfico y la seguridad vial. La tecnología inteligente también puede ayudar, por ejemplo, proporcionando mejor información a los usuarios de la carretera y asesorando sobre la ruta a seguir. Los sistemas cooperativos permiten a los vehículos intercambiar una gama de información, entre sí y con la infraestructura de la carretera. El enfoque centrado en la demanda significa que hay menos necesidad de intervenciones de los gestores de carreteras que afectan a todos los usuarios, y estas intervenciones pueden ser más específicas, y a veces realmente necesarias.

 

Movilidad inteligente transfronteriza
En los últimos años se ha desarrollado tecnología y experiencia para los servicios de cooperación como resultado de una serie de proyectos de investigación y desarrollo. También ha habido muchos proyectos piloto. Con el proyecto Cooperative ITS Corridor, los directivos de carreteras de los Países Bajos, Alemania y Austria, que trabajan con socios industriales, están dando ahora el primer paso hacia la introducción de servicios cooperativos en Europa.
Inicialmente, se proveerán dos servicios:

  • Advertencia de obras viales: tiene como objetivo informar a los conductores sobre las obras viales que están por venir. Las advertencias se transmiten mediante una conexión segura de corto alcance ETSI G5 (también conocida como WiFi-P) y la red de telefonía móvil 3G / 4G. Las balizas de carretera transmiten información como la ubicación exacta de las obras de carreteras y los carriles disponibles para los vehículos que pasan con receptores WiFi.

Flujo de datos 1: Las unidades de carretera envían datos al centro de información de tráfico, tales como la ubicación de los trabajos de carretera. Esta información se pone a disposición de los proveedores que ofrecen servicios relacionados a los conductores a través de la red móvil. Éste se proporciona utilizando la “pista conectada”.
Flujo de datos 2: Desde el borde de la carretera, la nueva tecnología de comunicaciones WiFi-P se utiliza para enviar directamente información sobre obras viales a vehículos equipados con receptores compatibles. Esta forma de comunicación se conoce como “cooperativa”.
Ventajas de este servicio: tanto los usuarios como los administradores de carreteras reciben información sobre la ubicación exacta de las obras viales. La misma llega a los usuarios de las carreteras más rápidamente sobre la conexión WiFi-P segura que sobre las redes móviles existentes. Las advertencias adicionales en el coche proporcionan una mayor seguridad en la carretera, también para los trabajadores y los inspectores de las mismas. Una eficiente información mejorará el flujo de tráfico y reducirá el número de colisiones en las obras de carretera.

 

  • Datos del vehículo: reúnen datos de sensores anónimos (por ejemplo, velocidad, fuerza de frenado y condiciones meteorológicas) para que pasen vehículos que utilicen una conexión WiFi ETSI G5 segura (WiFi-P) para su uso en la gestión del tráfico. Obviamente, habrá que considerar la legislación nacional e internacional pertinente en materia de seguridad y privacidad.

Red de balizas
Para facilitar estos servicios, se instalarán balizas a lo largo del corredor (Rotterdam, Breda, Tilburg, Eindhoven, Venlo). Éstas se comunican con las unidades de a bordo de vehículos que se acercan usando WiFi. Se espera que en los próximos años, los fabricantes de automóviles ajusten estas unidades de a bordo a muchos vehículos. Utilizando una red de comunicaciones de datos, las balizas también se comunican con los centros de información de tráfico donde se supervisa todo. Las balizas pueden ser móviles o fijas. Se instalarán móviles en los vehículos de visualización de información situados cerca de obras viales y fijas en la infraestructura existente de la carretera.

También se está desarrollando un servicio suplementario en los Países Bajos con:

  • Advertencia de riesgo de colisión.
  • Servicios cooperativos.

 

El intercambio de información es la clave
Los servicios cooperativos son Sistemas de Transporte Inteligentes (ITS) centrados en el intercambio de información que puede intercambiarse entre diferentes vehículos o entre vehículos y la infraestructura de carretera. El intercambio de información entre vehículos es también una condición para la automatización extensiva de las tareas del conductor.

 

OBJETIVOS DEL PROYECTO

La introducción de dos servicios de cooperación en la ruta entre Rotterdam y la frontera con Alemania dará lugar a la mejora de la seguridad vial y menos incidentes y atascos de tráfico.
Los sistemas cooperativos proporcionan información de otros vehículos y sistemas de carretera sobre las situaciones peligrosas que los conductores no pueden ver, como la niebla, la lluvia, el hielo, las obstrucciones o los vehículos lentos o estacionarios en la carretera. Esto permitirá a los conductores anticipar situaciones peligrosas más temprano.
Los vehículos se convierten en sensores sobre ruedas. Los sistemas cooperativos pueden recopilar y analizar datos de los vehículos. Los administradores de carreteras pueden utilizar esa información para dar advertencias claras, recomendaciones de velocidad o desvíos. Los conductores pueden recibir advertencias de congestión anticipadas y personalizadas. Así, los usuarios de caminos individuales también pueden recibir velocidades recomendadas personalizadas para que los atascos de tráfico sean menos graves.
Por otro lado, los gestores de carreteras pueden utilizar sistemas cooperativos para fines de gestión del tráfico. Por ejemplo, se pueden presentar en los vehículos límites de velocidad variables, indicaciones de carriles y rutas; y notificaciones de cierre de carril. Estos pueden ser personalizados y presentados a cada usuario de la carretera, lo que permite a los gestores dirigirse a grupos específicos de destino. Por ejemplo, se podrían distinguir entre tráfico con el mismo destino, camiones o autocares y autobuses. Inicialmente, los sistemas proporcionados para el proyecto Cooperative ITS Corridor sólo se utilizarán para proporcionar información. Una vez que el sistema ha demostrado que funciona como se espera y proporciona información correcta y fiable será utilizado para el control de tráfico.
Por último, los sistemas cooperativos contribuyen a la sostenibilidad. Utilizar eficazmente la información disponible minimizará las emisiones de CO2. Un ejemplo sería una “ola verde” (señales de tráfico sincronizadas) para vehículos pesados.