Nuevos generadores en la Antártida

A partir de un pedido de reemplazo de generadores por parte del personal de la Fuerza Armada Argentina, el equipo de Finning viajó a la Antártida para llevar a cabo tareas de mantenimiento. Además, capacitaron al personal dentro de la base Marambio, ubicada sobre el mar de Weddell en el extremo norte de la península Antártica.

FinningCat realizó con éxito el recambio de tres antiguos generadores 3406 por tres generadores nuevos C15, que forman parte de las acciones del Programa de Acompañamiento y Fortalecimiento a las Bases Antárticas Argentinas, dependientes de la Secretaría de Asuntos Relativos a Antártida, Islas Malvinas y del Atlántico Sur y sus Espacios Marítimos Circundantes de Tierra del Fuego.

La instalación de estos equipos, que se suman al ya instalado en febrero, permitirá un ahorro de hasta el 30 por ciento del consumo de combustible respecto a los equipos que se venían utilizando para generar electricidad en los últimos 30 años.

“Estamos muy felices y orgullosos de la organización y como se llevaron las tareas con éxito y de forma segura”, expresó Gustavo Martello, Supervisor de Campo E&M de la Sucursal Buenos Aires.

Los grupos electrógenos diésel C15 producen energía fiable de 320 a 500 ekW a 60 Hz y están diseñados para satisfacer sus aplicaciones principales y de respaldo, así como para estar a la altura de sus estándares de potencia. Cada uno está diseñado conforme a los requisitos ISO 8528-5 de respuesta transitoria y puede aceptar un 100 % de carga nominal en un paso. Al mismo tiempo, estos abarcan desde sistemas de bajo consumo de combustible hasta sistemas con certificación Tier 4 Interim de la EPA. El sistema de control integrado, que incluye ATS y equipos de conmutación, mantiene su potencia constante y lo mantiene conectado a su flota con capacidades de control in situ y remoto.

Octavio Bracco, gerente de Operaciones Buenos Aires, destacó: “el profesionalismo de nuestros técnicos, personal de planificación y supervisión permitió cumplir en el plazo comprometido y de forma segura la realización de esta difícil tarea en condiciones extremas”.

Luego de la comprobación del correcto funcionamiento del sistema tanto en modo manual como automático y la confiabilidad de los equipos, se focalizó en el entrenamiento en operación y mantenimiento al personal de la Fuerza Aérea Argentina.