Oliva: la ciudad cordobesa que cuenta con su propia planta de hormigón

Ubicada en el centro productivo agrícola de la provincia de Córdoba y con tan sólo 15 mil habitantes, la localidad tiene una experiencia de desarrollo urbano que es digna de destacar: el municipio cuenta con una planta productora de hormigón gracias a la cual, a lo largo de la última década, ha conseguido fortalecer a la ciudad en materia de infraestructura.

Oliva es una pequeña ciudad que se encuentra a 100 km de Córdoba capital y a 50 km de Villa María, sobre la Ruta Nacional 9. La ubicación entre estos dos polos urbanos representa para los habitantes de Oliva un punto estratégico clave para abaratar gastos de traslado y circulación, así como para acceder a los materiales necesarios para la elaboración del hormigón.
“Vivimos en una ciudad chica, pero creemos que el desarrollo que hemos realizado en Oliva puede servir como plan motivacional para hacer infraestructura en otras ciudades”, manifestó el contador Oscar Tamis, intendente de la ciudad cordob

esa. Tamis inició en diciembre de 2015 su tercer mandato en el cargo. Al asumir por primera vez, en diciembre de 2007, su gestión puso el foco en fortalecer las políticas de obras públicas de la ciudad, ya que en Oliva hacía tiempo que no se avanzaba en pavimentación de calles y en la construcción de cordón-cunetas. Así fue como se abrió la posibilidad de tener una planta de hormigón propia para realizar infraestructura y darles a los vecinos soluciones y una mejor calidad de vida.

Fueron diversos los beneficios que les trajo a los habitantes de la ciudad tener su propia planta de hormigón. En primer lugar, les permitió aumentar la cantidad de calles pavimentadas a un menor costo. Desde la vuelta de la democracia hasta diciembre de 2007, se habían pavimentado solo 33 cuadras de las más de 600 que hoy conforman la localidad. Desde 2008 a la actualidad, ese número ascendió a 121. Si se traducen estos números a porcentajes, se infiere que en 25 años se pavimentó el 5,5% de las calles, y en los últimos 11 años el 20%, que equivale a 108.000 m² de pavimento nuevo.
Otro beneficio que obtuvo la ciudad fue la posibilidad de incentivar el desarrollo la infraestructura general. Esto permitió llegar a los sectores sociales más postergados con políticas de obras públicas inclusivas, lo cual generó mayor igualdad en infraestructura.

 

Desde 2007 hasta la fecha, el municipio realizó en los diferentes barrios de la ciudad 255 cuadras de cordón-cuneta, equivalente a 51.000 m. Ejemplo de esto es la calle Mitre, ubicada en el barrio Medalla Milagrosa, uno de los más poblados y humildes de la Ciudad. El año pasado se terminó de construir el 95% de cordón-cuneta de todo el barrio. Asimismo, se realizó un circuito de pavimentación, el cual les permitió a todos los vecinos tener acceso al pavimento a menos de dos cuadras de distancia.
Debido a la necesidad habitacional de la ciudad, a fines de 2015, se crearon dos planes de viviendas municipales: “Mi hogar”, que hoy cuenta con 130 suscriptos, y “Mi hogar II”, que hoy cuenta con 125 suscriptos. Ya hay edificadas 55 viviendas y quedan por terminar 25, que aún están en construcción.
Por otro lado, se pueden mencionar otros avances alcanzados gracias a la presencia de la planta de hormigón en la localidad como:
Losa maciza de hormigón vivienda Plan Municipal.
Platea de fundación de hormigón armado vivienda Plan Municipal.
Plan de bacheo: Se ha realizado un paneo en la ciudad, según el cual al día de la fecha hay 1.600 m² de baches reparados y 450 m² en reparación.

Visualización y planificación de los puntos más problemáticos para la mejora del espacio urbano.
Por otro lado, la decisión de implementar la planta de hormigón también permitió la mejora de la infraestructura de las distintas instituciones de la ciudad. La actual gestión del municipio ha puesto un fuerte empeño en trabajar de manera conjunta entre con el Concejo Deliberante local y las distintas instituciones locales, tales como clubes barriales, asociaciones civiles, centros vecinales, etc.
Asimismo, que la planta sea propia les otorga a los habitantes de Oliva la posibilidad de tener una continuidad en el desarrollo del plan estratégico urbano. “Contar con la planta de cemento, la maquinaria, el personal y la materia prima necesaria para hacerla funcionar, nos permite y nos obliga a tener una continuidad en el proceso de elaboración para el desarrollo sostenible de la obra pública en la ciudad”, expresó el Arq. Pablo Vilches, secretario de Obras Públicas de la ciudad.
Modelo de gestión y financiación de las obras públicas en Oliva:
Fondo de financiamiento de obras del Gobierno Nacional.
Fondo de financiamiento de obras del Gobierno de la provincia de Córdoba.

Contribución por mejoras (de la mano del plan estratégico urbano municipal).
Contribución por mejoras con pago anticipado.
Con respecto a los dos tipos de contribución por mejoras, cabe destacar la diferencia entre ambos: por un lado, según el plan estratégico urbano municipal existente, las autoridades locales se encargan de registrar los diferentes espacios que necesitan obras de infraestructura. Con esa información, avanzan en la construcción de cordones-cunetas o pavimentación, según cada caso. Una vez terminada la obra, al vecino se le alcanza un talonario y se le empieza a cobrar la obra pública.

Por otra parte, la contribución por mejoras con pago anticipado se lleva a cabo cuando la obra no se encuentra en la planificación de la administración municipal y los vecinos deciden realizar los correspondientes desembolsos por adelantado para la ejecución de la misma. En este segundo caso, el procedimiento es el siguiente: los grupos de vecinos pertenecientes a una o varias calles se reúnen, se ponen de acuerdo en traer la mejora de la obra pública al frente de su casa y firman un convenio con el municipio. Luego de recaudar el 51% del monto total a pagar, la tarea a desarrollarse pasa a la agenda de trabajo municipal para la ejecución. Más tarde, una vez ejecutadas y certificadas las obras por administración municipal, los contribuyentes deben realizar el resto del pago.
Para calcular el valor del metro lineal de pavimento y de cordón-cuneta, se toma en cuenta una cantidad de cemento y se la traduce en pesos. De esa forma trabaja el municipio de Oliva para cotizarle al vecino el costo que tendrá la obra a realizarse en su cuadra. Así, el precio de metro lineal de cordón-cuneta de hormigón simple es el equivalente en pesos a 128 kg de cemento normal, y el precio del metro lineal de pavimento de hormigón simple equivale en pesos a 507 kg de cemento normal para hormigón. En ambos casos el precio se ajusta según la cotización indicada al momento de la certificación.
Haciendo una comparación rápida con el sector privado, el municipio tiene un ahorro del 59,35%. Según datos tomados en septiembre de 2018, la diferencia es la detallada a continuación:
Costo total H21 x M³ en la planta de hormigón: $1.750.
Costo total H21 X M³ privado: $2.950.

“En la secretaría de Obras Públicas contamos con un equipo exclusivamente destinado a conseguir y mejorar los costos de la piedra, la arena, el cemento, etc. Asimismo, tenemos otro equipo abocado a la elaboración del hormigón, y otro más preparado para el desarrollo de la obra en sí”, explicó el Arq. Vilches.
“Si se compara Oliva con ciudades de mayores escalas, tal vez parece poco. Pero si se tienen en cuenta los números locales, lo que se ha hecho desde 2007 hasta la fecha es muchísimo”, expresó el arquitecto. “Estamos contentos y tenemos una satisfacción enorme de lo que logramos y lo que le hemos devuelto a la ciudad en infraestructura y obra pública”, concluyó Vilches.
Obras más importantes realizadas en la ciudad
-Sistema hídrico: canales de desagüe y pavimento en calle Rioja.
-Restauración de Plaza del Bicentenario: playón deportivo.
-Plan Aurora: aula nueva del Centro Educativo Manuel Belgrano.
-Obra Corralón Municipal.