Pircas Negras

El Paso Internacional Pircas Negras es una de las obras más importantes que se realizaron a lo largo del último periodo en la provincia de La Rioja. La misma habilita el acceso fronterizo con Chile, y ofrece, a cada lado del camino, incomparables bellezas paisajísticas.

A 4.200 metros de altura, es posible observar la laguna Brava, en un marco de cumbres nevadas y suaves lomadas.En el norte, se aprecia el espectacular Cráter Corona del Inca, a 5.530 metros de elevación, que esconde, en su interior, un estanque de heladas aguas azules, considerado el lago navegable más alto del mundo, donde se produjo un récord global de navegación y buceo en altura. Además, representa un polo turístico promisorio, aventajado por su salida al Océano Pacífico.

El actual Paso Internacional Pircas Negras inició como vía de los arrieros hacia la República de Chile, específicamente, la ciudad de Copiapó, destino del ganado vacuno argentino para ser exportado a través del Océano Pacífico.

Hoy, el cruce conecta a Argentina con Chile, y se encuentra habilitado para paseos turísticos, así como también, para desembocar en el país vecino, como los antiguos arrieros. Inmaculados paisajes forman parte de este trazado, cuyas postales inmutan al visitante ante la naturaleza que pareciera sólo estar en un gigante óleo.

Por Ruta Nacional 40, Cuesta de Miranda une Villa Unión con Chilecito a través de la localidad de Nonogasta. La carretera comprende dos sectores con características diferentes. El inicial comienza 1.200 metros al sur de Los Tambillos en el kilómetro 3.813 y cuenta con una extensión de nueve kilómetros, culminando en el punto más alto del camino, en Bordo Atravesado.

La ruta atraviesa pequeños caseríos: Tambillos, Las Trancas o “Puesto Siciliano”, y Puerto Alegre. Para mejorar la comunicación norte-sur en el Corredor Andino de la Ruta 40 y dar acceso a la Ruta Nacional 76 que conduce a Chile por el Paso Internacional Pircas Negras, se concretó esta monumental y moderna carretera.