PLANIFICACIÓN DEL SISTEMA DE TRANSPORTE PÚBLICO EN EL ÁREA METROPOLITANA DE GUATEMALA

Instalado desde febrero de 2007 en la Ciudad de Guatemala, y a partir de la necesidad de proveer un sistema de transporte público que se adaptase a los requerimientos de los ciudadanos, comenzó a funcionar el Transmetro que cuenta con buses articulados y propone una reestructuración del modelo de movilidad anterior.
* Por el Dr. José Enrique Pérez Fiaño y la Ing. Isa Cano Tarruella

 

 

 

El crecimiento urbano del Área Metropolitana de Guatemala condujo a la aparición de nuevos polos de actividad con necesidades de movilidad asociadas, no siempre satisfechas por el sistema de transporte público previo. Éste, poco ordenado y complejo, estaba formado por una malla de rutas muy extensa, estructuras de operación poco eficientes y una gran sobreoferta de flota.
Los principales movimientos urbanos se estructuraron y formaron en un triángulo de vértices en la zona del Trébol, el Centro Cívico y el polo del Obelisco; sin embargo, el mayor punto de movilidad de la ciudad es la carretera Roosevelt. El eje comercial discurre en dirección norte-sur enlazando el centro histórico con el Centro Cívico y los polos de negocio y comerciales de los distritos 9 y 10, hasta la Avenida Liberación.
Los ejes Aguilar Batres y la Calle Real de Petapa presentan un marcado componente industrial y comercial, mientras que el del Oriente (carretera de El Salvador) y del noreste (Calle Martí) son de carácter residencial.
Los estratos poblacionales de mayor capacidad económica habitan en el cuadrante sureste de la ciudad, principalmente en la cuenca 3 y algunas zonas de las cuencas 9 y 10, por lo que las necesidades de movilidad en transporte público aquí son inferiores. Las zonas más densificadas se sitúan a los lados de la Avenida Roosevelt y la Calzada de San Juan, así como al norte de la Calle Martí.
Bajo este contexto, la municipalidad de Guatemala promovió la elaboración de un estudio, cuyo objetivo general consistió en definir una propuesta de planificación y estructuración de un sistema de transporte público masivo con tecnología de buses, utilizando un diseño funcional y operacional capaz de racionalizar y mejorar la calidad y eficiencia del sistema actual. Dicha investigación fue llevada a cabo por un consorcio español y guatemalteco, formado por la empresa consultora en transporte y logística Advanced Logistics Group (ALG), el ente que opera las redes de bus y metro de Barcelona (España) Transportes Metropolitanos de Barcelona, y la ingeniería Hidroc de Guatemala.
Principalmente, la reestructuración del sistema de transporte público tuvo como finalidad maximizar la accesibilidad entre las diferentes cuencas de demanda.
Los objetivos de dicha reestructuración se detallan a continuación:
* Mejorar las condiciones actuales de eficiencia y calidad del servicio, mediante la determinación de una red legible que aproveche al máximo las oportunidades que ofrece la red vial del Área Metropolitana de Guatemala.
* Definir diferentes tipologías de recorridos: corredores masivos, rutas troncales, alimentadoras y de aportación; de acuerdo con la demanda estimada y la oferta vial disponible.
* Favorecer la coordinación entre líneas y la disponibilidad de puntos de transbordo eficientes que permitan ofrecer una imagen integrada de la prestación del servicio.
* Incrementar los niveles de cobertura existentes, diferenciando las condiciones propias de cada una de las áreas de servicio.
* Dimensionar una malla de rutas alimentadoras que incrementen la accesibilidad de los usuarios a los corredores masivos y troncales.
* Diseñar rutas alternativas para cada cuenca, en las que el usuario podrá optar por recorridos directos y de menor frecuencia, o recorridos con transbordo y frecuencias altas.
* Aumentar la rentabilidad de los recorridos futuros, adaptando los parámetros de la operación a las necesidades reales de la demanda.
* Compatibilizar las tipologías de flota a los volúmenes de demanda y a las condiciones físicas de cada ruta.
* Dimensionar los parámetros operativos del servicio al tipo de ruta y a las necesidades de desplazamiento de los usuarios.
* Racionalizar los costes de operación mediante la definición de paquetes integrados de rutas para cada cuenca de demanda. 

PUNTO CERO
La captación de información, análisis y diagnóstico realizado, así como la determinación de la malla de rutas objeto de estudio, han servido como punto de partida para la elaboración de las diferentes alternativas de red reestructurada.
Dado el carácter radial de la movilidad actual, dichas alternativas se basan en un planteamiento que busca potenciar las relaciones transversales a las que actualmente predominan, mejorando los niveles de cobertura y ofreciendo a los usuarios múltiples opciones de conexión, sin que ello suponga aumentar excesivamente el número actual de transbordos en la red.
Una vez definidos los escenarios alternativos, éstos se someten a un proceso de evaluación multicriterio entre ellos y el escenario actual, que se basa en:
* Condiciones de la operación.
* Impacto socioeconómico.
* Viabilidad de la implantación de cada alternativa.
La evaluación de los distintos escenarios a través de parámetros de eficiencia y calidad del servicio permite alcanzar una solución global de racionalización del sistema actual y seleccionar cuál es el esquema de red óptimo para el Área Metropolitana de Guatemala.
A partir de la simulación y evaluación de los diferentes escenarios fue posible diseñar un esquema final, con la incorporación de rutas con un mejor desempeño operativo y de cobertura, de acuerdo con los requerimientos de la demanda y los objetivos formulados. Desde este resultado, se obtuvo la configuración de una red capaz de alimentar al sistema Transmetro, así como cubrir las necesidades de demanda del resto del área metropolitana, bajo criterios de eficiencia económica, coordinación operativa y calidad del servicio al usuario.

PLANIFICACIÓN DE LA RED
La estrategia de futuro deberá conducir a una malla integrada, cohesionada y adaptada a potenciar el servicio de los ejes Transmetro.
Se abordó la planificación de los diferentes escenarios de análisis siguiendo la metodología diseñada por ALG y que ha sido aplicada en múltiples ciudades de América Latina con exitosos resultados. Algunos de los principios elementales para el caso de Guatemala se muestran en la figura 2.
En la figura 4 se presentan los tres escenarios realizados. Allí se observa cómo a medida de que van implementándose nuevos ejes masivos, el sistema de rutas se va adaptando para lograr maximizar la cobertura de la red, estableciendo una jerarquía de rutas (ejes masivos pintados en trazo grueso, troncales en trazo fino continuo y rutas alimentadoras en línea de puntos). Los ejes masivos de nueva incorporación en cada escenario se han dibujado en color distinto para facilitar su identificación.
Para la determinación de las calzadas segregadas que usaría el sistema Transmetro se prestó especial atención al nivel de servicio que presentaron las diferentes vías en cada uno de los escenarios analizados, llegando a la conclusión que para los escenarios de corto y medio plazo era importante que en los ejes Batres – Bolívar y Roosevelt – Liberación, este sistema utilizase calzadas separadas, tal como se aprecia en la figura 5.
En el caso del largo plazo, marco de implantación previsto en el año 2020 representado en la figura 6, el sistema de calzadas segregadas se amplía considerablemente por la incorporación de un eje masivo que aprovecha la antigua línea ferroviaria, permitiendo un servicio segregado de la circulación de vehículos privados. Asimismo, se aprecia la necesidad de disponer de un eje segregado en la Calle Martí que permita absorber la demanda de forma adecuada pero a la vez se desaconseja perjudicar el tráfico privado, por ser una vía con elevada demanda. En este contexto, es posible que una solución pase por implementar un sistema de transporte masivo elevado que posibilite mantener la capacidad viaria de la calle Martí y ofrecer un sistema de transporte masivo de calidad en un futuro.

APLICACIÓN
Para la implantación del primer eje Transmetro, se elaboró un escenario de transición consistente en la implementación del servicio segregado en las Avenidas Batres y Bolívar, cubriendo el trayecto entre la Centra y el Centro Cívico. Para dicho escenario se mantuvo el esquema de rutas existente con solamente una modificación funcional: el desvío de aquellas que solapasen el recorrido del Transmetro en alguno de sus tramos.
De esta forma, se permite realizar una adaptación progresiva y cómoda para los usuarios, modificando el sistema de rutas actuales a medida que se vayan incorporando nuevos ejes masivos, para que los habitantes de esa área urbana dispongan de opciones de movilidad cada vez más adaptadas al patrón de movimiento real.

CONCLUSIONES
Transmetro ha sido el sistema de buses de tránsito rápido -Bus Rapid Transit- (BRT por sus siglas en inglés) más reciente implantado en Latinoamérica. Inició su operación el 3 de febrero de 2007, prestando servicio durante 18 horas al día y con una inversión superior a los diez millones de dólares.
Actualmente, dos líneas sirven el eje suroeste: un servicio expreso que une de forma directa la Centra con el Trébol, y un servicio regular que va desde la primera hasta el Centro Cívico, con paradas en doce estaciones repartidas a lo largo del recorrido.
El precio del boleto es de un quetzal (7,60 quetzal equivalen a 1 dólar estadounidense), y el sistema de pago asociado se realiza mediante monedas en los molinetes de acceso a las estaciones, pero la implantación de un sistema de tarjetas prepago está prevista para una etapa posterior, permitiendo de esta forma la integración tarifaria con la red de rutas alimentadoras al sistema.
Resultará de especial interés seguir la evolución de este sistema a lo largo de los años, de forma que la oferta de transporte público en el Área Metropolitana de Guatemala vaya adaptándose al patrón de movilidad de la ciudad, favoreciendo el uso del transporte colectivo en detrimento del vehículo privado. Dicha evolución se traducirá en mejores condiciones de vida para los habitantes de la ciudad, acostumbrados a sufrir niveles de contaminación ambiental y acústica demasiado elevados y a realizar sus desplazamientos con un tiempo de viaje muy superior al necesario.

* El ingeniero José Enrique Pérez es director del Área Internacional de Advanced Logistics Group (ALG) y la ingeniera Isa Cano Tarruella es consultora en Transporte y Logística de esa misma empresa.