Problemática actual y responsabilidades en la gestión de residuos sólidos asimilables a domiciliarios

La Lic. Marianela Giffi, asesora del programa de Ciudad Verde del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, fue la encargada de comenzar la ponencia y explicó que “el tema de los residuos nos  preocupa a todos y la idea hoy es que nos empecemos a cuestionar algunas cosas”.

“Los residuos son el resultado de la vida económica de cada uno de nosotros. Y por ende, nuestra sociedad está acostumbrada a consumir cada vez más y a generar más residuos. Todos generamos, pero lo que nos diferencia es qué hacemos con estos residuos, a dónde los dejamos o disponemos”, sostuvo y afirmó, “cada uno de nosotros tiene una responsabilidad distinta, pero el problema de los residuos es de todos”.
“Para la Ciudad, el tema es un problema muy grande porque son más de seis millones de kilos de residuos por días los que desecha. A la noche, cuando todos estamos por cenar, se activa todo un servicio de recolección para que esa basura no exista más”, manifestó Giffi y aclaró que obviamente como Gobierno se deben ocupar de los mismos, pero que ningún sistema en el mundo es capaz de gestionar sus residuos si cada uno no cumple con su parte. Hoy, los residuos que generamos, se disponen en el relleno sanitario CEAMSE (Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado). Allí hay más de un 40 % de residuos orgánicos y otro 40 % de lo que es papel, cartón, vidrios y envases. “Esto tiene un costo ambiental, porque a partir de estos materiales se pueden elaborar nuevos productos y podemos utilizarlos como materias primas. Así, podemos evitar que recursos naturales tengan que ser explotados”, expresó Giffi y aseguró que se está promoviendo una industria, que por suerte es creciente, ya que hay un montón de materiales reciclables y que tienen un camino alternativo a la disposición final.
“Como Ciudad pasamos de un modelo de enterramiento de residuos a un Sistema de Gestión Integral de los Residuos, que contempla el tratamiento y el reciclado. Son dos sistemas completamente distintos. Para los húmedos hay un sistema lineal, aunque también tienen su planta de tratamiento y su recuperación para una parte de ellos; y por otro lado, tenemos el circuito de los reciclables”, explicó la Licenciada y finalizó, “muchas veces no somos conscientes del problema de la basura y de cómo impacta eso en la calidad de vida de la ciudad. Realmente es un problema que en algunas situaciones puede ser crítico y ahí recién empezamos a tomar conciencia; pero que no veamos al problema no quiere decir que no exista. Es hora de que dejemos de esconder la basura y hacernos cargo. Trabajamos para tener una ciudad limpia, para enterrar menos residuos y para reconocer el trabajo de los recuperadores urbanos. Estamos para apoyarlos y capacitarlos”.

 

CONCEPTOS BÁSICOS

Por su parte, la Lic. Sabrina Minim, del área de Control de Higiene Urbana de la Ciudad de Buenos Aires, explicó cómo desde el Gobierno se controla a los generadores de residuos. Para ello introdujo una serie de conceptos, explicaciones y sugerencias para mejorar la gestión de los mismos.
Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU), son todos aquellos domésticos y todos los asimilables a los domésticos, ya sean producidos en las industrias, instituciones, empresas y por supuesto quedan afuera los peligrosos, industriales o patogénicos que necesitan tratamiento especiales. Estos RSU incluyen plásticos, papeles, diarios, revistas, vidrios, muebles, latas, etc.

La Lic. Marianela Giffi, asesora del programa de Ciudad Verde del Gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires, fue la encargada de comenzar la ponencia.

Otro concepto importante es GIRSU (Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos) e incluye todas las tareas, desde la separación en origen hasta la disposición final, para una buena, adecuada y correcta gestión de los residuos.

¿Qué es un generador de residuos?

Es toda persona física o jurídica cuya actividad produzca residuos. Todos somos generadores. Los podemos tratar de forma individual, como los domiciliarios, o en forma jurídica, como empresas. Las responsabilidades varían según cada uno.
Los generadores de residuos en la ciudad, están divididos por la Ley de Basura Cero, en individuales y especiales. Pero, más allá de esta diferenciación, todos están obligados por normativa a separar los residuos.
Se consideran “generadores especiales” de residuos sólidos urbanos, en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, a:

  • Los hoteles de 4 y 5 estrellas.
  • Los edificios sujetos al régimen de la propiedad horizontal que posean más de cuarenta (40) unidades funcionales.
  • Los bancos, las entidades financieras y las aseguradoras.
  • Los supermercados, los mini-mercados, los autoservicios y los hipermercados.
  • Los shoppings, las galerías comerciales y los centros comerciales a cielo abierto.
  • Los centros educativos privados en todos sus niveles.
  • Las universidades de gestión pública.
  • Los locales que posean una concurrencia de más de trescientas (300) personas por evento, conforme habilitación otorgada por la Agencia Gubernamental de Control.
  • Los edificios públicos radicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Los establecimientos pertenecientes a una cadena comercial, entendiéndose por ésta al conjunto de más de cinco establecimientos que se encuentren identificados bajo una misma marca comercial, sin distinción de su condición individual de sucursal o franquicia.
  • Los comercios, las industrias y toda otra actividad privada comercial que genere más de quinientos (500) litros por día.
  • Los hoteles que posean 100 o más habitaciones o 200 o más plazas.
  • Las embajadas y los consulados.
  • Los establecimientos que presten servicios gastronómicos o en donde se elaboren, fraccionen y/o expendan bebidas y/o alimentos.
  • Los establecimientos de expendio de comidas crudas sean carnes, frutas o verduras.
  • Los establecimientos comerciales donde se alberguen animales, establos, mataderos, corrales y zoológicos.
  • Los edificios privados cuando fueran destinados al desarrollo de la administración pública, ya sea de manera total o parcial.
  • Las clínicas, los hospitales, los sanatorios o los centros de salud privados.
  • Los institutos privados que brinden servicios de salud con internación.

El resto de los generadores no mencionados en la Ley 4.859 y normativa complementaria son generadores individuales de residuos, y se les extendió la obligación de separar en origen en la fracción seca y húmeda de acuerdo con la Resolución 1.444/14 del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

¿Cuáles son las obligaciones que tienen todos los generadores especiales?

  1. Adoptar medidas tendientes a disminuir la cantidad de RSU que generan. Para ello, deberán presentar planes anuales de manejo responsable de residuos que prevean la reducción progresiva en la generación, con objetivos y metas mensurables.
  2. Separar y clasificar correctamente los residuos sólidos urbanos en origen, en fracciones húmedas y reciclables. Para cumplir con estos fines, deberán proveer dentro del establecimiento o propiedad la cantidad necesaria de recipientes para habilitar y garantizar la correcta disposición de cada fracción de residuos de forma diferenciada, según corresponda. Dichos recipientes deberán estar claramente señalizados y ser accesibles a todo sujeto (tanto quienes desarrollen sus

actividades en el establecimiento o la propiedad, como quienes sean ajenos a los mismos) a fin de garantizar la calidad del material y evitar la mezcla de residuos. Además, deberán arbitrar las medidas necesarias para garantizar que los residuos permanezcan debidamente separados hasta la entrega al servicio de recolección o recepción que corresponda. Asimismo, deberán organizar las tareas de separación y disposición inicial segregada de los residuos. A tal fin deberán implementar acciones para comunicar e informar a todos los sujetos que desarrollen actividades en su
establecimiento o propiedad sobre: la correcta clasificación de fracciones de residuos, los tipos y señalizaciones de los distintos recipientes, y las medidas a implementar que prevengan la contaminación de una fracción de residuos con otra.
Finalmente, deberán organizar las tareas de manipulación, almacenamiento transitorio y entrega de los residuos, para lo cual tendrán que comunicar e informar a todo el personal que participe en la gestión de los residuos dentro de su establecimiento sobre el correcto procedimiento a llevar a cabo a fin de cumplimentar con la legislación vigente, a saber: los recaudos a tener en cuenta para garantizar la calidad de los materiales y evitar la mezcla de residuos durante la recolección interna, los lugares de acopio diferenciados según cada fracción de residuos, los horarios de recolección y la forma de entrega de los residuos según cada fracción, y las medidas a implementar a
fin de optimizar el almacenamiento de los materiales. Es obligación de todo generador especial procurar los medios necesarios para evitar que los residuos secos sean destinados al relleno sanitario, otorgando prioridad a las cooperativas de recuperadores urbanos.

Algunos generadores especiales, debido a su cantidad de residuos, quedan excluidos del Servicio Público de Recolección y Transporte de residuos húmedos y deberán gestionar y costear el transporte y disposición de los mismos, por lo que no podrán disponer de aquellos en la vía pública o en los contenedores negros. De esta manera, deberán contratar un servicio privado de transporte de residuos en lo que respecta la fracción húmeda a través de alguna de las empresas que cumplan con los requisitos establecidos por el GCBA, debiendo ellos mismos corroborar que así sea. También deberán exhibir, cuando les sea requerido, el contrato vigente con la empresa de transporte y las constancias de recolección de residuos por él generados -expresadas en kg- otorgadas por dicha empresa.
Además, deberán inscribirse en el Registro de Generadores Especiales del MayEP, que fue implementado en el ámbito de la Gerencia Operativa de Control de Higiene Urbana. Para ello, deberán presentar el formulario de inscripción con la documentación respaldatoria allí requerida.
Por otro lado, deberán incorporarse al programa de generadores privados del CEAMSE. Al respecto, deberán acreditar la disposición final de sus residuos a través de una constancia otorgada por el mismo.

 

SUGERENCIAS PARA TENER UNA IMPLEMENTACIÓN EXITOSA EN LA SEPARACIÓN EN ORIGEN:

  1. Las empresas de limpieza: Son actores claves. En algunos lugares lo hace el mismo personal de la institución o empresa y en otros se contrata. Ellos deben estar capacitados y tienen que conocer la normativa para saber a quien entregarle los residuos.
  2. Un responsable por piso o área: Alguien con autoridad tiene que explicar al personal que trabaja cómo hacer las cosas.
  3. Capacitaciones: Todo el personal tiene que estar informado sobre el tema.
  4. Eliminar los cestos debajo de los escritorios: Eso induce a la mala separación. Hay que erradicarlos porque es imposible que la gente separe individualmente y es mucho trabajo  recolectarlos después. Hay que poner cestos comunes y de a pares. Siempre el verde con el negro. Así se ofrecen las dos opciones.
  5. Ubicación de recipientes: Tienen que ser accesibles para todas las personas. Hay algunos lugares que son claves, como al lado de la fotocopiadora o en la cocina. En los lugares comunes tienen que estar los dobles.

 

¿QUÉ MIRA UN INSPECTOR CUANDO VA A FISCALIZAR A UN GENERADOR?

  1. Tener recipientes especiales para cada una de las fracciones.
  2. ¿Provee la cantidad necesaria de recipientes? Tienen que ser acordes a la generación.
  3. Correcta señalización.
  4. Correcta separación. Que el recipiente de reciclables no tenga ni residuos húmedos ni susceptibles de ser reciclados. Y viceversa.
  5. ¿Dispone correctamente los residuos?