Se inauguró el Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana

El pasado miércoles 2 de mayo de 2018, se inauguró el nuevo Centro de Monitoreo y Gestión de la Movilidad Urbana con tecnología de avanzada, ubicado en Pedro Chutro y Zavaleta, en el barrio de Parque Patricios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la nueva sede, trabajarán más de 100 personas todos los días, se podrá gestionar de manera más eficiente el tránsito de la Ciudad, concentrando toda la información del funcionamiento del transporte público y el flujo vehicular en un mismo lugar. Además se brindará a los vecinos más información en tiempo real para que puedan tomar la mejor decisión de movilidad en cada momento del día y volver su viaje más previsible.
La inauguración contó con la presencia del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia; y el secretario de Transporte, Juanjo Mendez.
“Vamos a gestionar de manera más eficiente el tránsito de la Ciudad, concentrando toda la información del funcionamiento del transporte público y el flujo vehicular en un mismo lugar. Así, brindaremos a los vecinos más información en tiempo real para que puedan tomar la mejor decisión de movilidad en cada momento del día y volver su viaje más previsible”, aseguró Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.
El nuevo centro de monitoreo está especialmente equipado con componentes de última generación, que permitirán concentrar el manejo de los dispositivos controladores de circulación. En definitiva, será el lugar en el que se procesará la información y se inspeccionarán todos los elementos que conforman el sistema centralizado de tránsito.
La aplicación de tecnología moderna es esencial para la conducción, observación en tiempo real y seguimiento del tráfico. Es fundamental incorporar nuevos instrumentos que le faciliten al ciudadano el diseño de su traslado en diferentes circunstancias, brindándole datos que lo ayuden a decidir, de manera eficiente, su movilidad.
Además, el Centro mejorará la labor en conjunto entre la Secretaría de Transporte, AUSA (Autopistas Urbanas S.A), SBASE (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado), CUCC (Centro Único de Coordinación y Control), SAME (Sistema de Atención Médica de Emergencias), AUBASA (Autopistas de Buenos Aires S.A) y Policía de la Ciudad, y la fluidez en la toma de decisiones. Con la integración de todas las áreas operativas de tránsito y transporte claves, se trabajará con softwares de gestión integrados y protocolos de acción estandarizados.
Como novedad tecnológica, la incorporación de un videowall de amplias dimensiones (10,85 x 2,6 metros) permitirá visualizar las 2.200 cámaras de monitoreo dispuestas en distintos puntos de la Ciudad. Incluye, además, un sistema controlador a fin de replicar las imágenes en diversas pantallas. Por otro lado, el nuevo edificio cuenta con una smart table para el tratamiento y seguimiento de eventos especiales en tiempo real.
Así, gracias a este espacio, la Secretaría de Transporte dispondrá de datos más precisos sobre el tránsito, que serán considerados como herramienta fundamental a la hora de planificar e implementar futuros proyectos que optimicen la movilidad de todos los actores. En la sede, se concentrará un gran caudal de información sobre la circulación, por ejemplo, el funcionamiento de los semáforos; la medición del flujo vehicular a través de los sensores; la visualización de cámaras dispuestas en más de 2.200 zonas; la ubicación de las líneas de colectivos gracias al Sistema de Arribo Predictivo; el monitoreo de los cortes programados y espontáneos para poder tomar las mejores decisiones, realizar desvíos, brindar referencias (mediante carteles de leyenda variable, BA Cómo Llego, Waze, redes sociales, etc.) y perfeccionar la tarea de los Agentes de Tráfico, entre otros.
Es importante resaltar que anteriormente, la Secretaría de Transporte contaba con un Centro de Control de Tránsito (3CT), encargado de registrar y operar las 24 horas, los siete días de la semana, con la presencia de Operadores y Agentes de Tránsito, ubicado en Antonio Machado 94, Parque Centenario.

Contexto
El Jefe de Gobierno de la Ciudad y la Secretaría de Transporte asumieron el compromiso de reducir un 30% las víctimas fatales en siniestros viales para 2019. En ese marco, en marzo de 2017 se presentó el primer Plan de Seguridad Vial de la Ciudad, y la incorporación de nueva tecnología representa una herramienta fundamental para cumplir con este objetivo.
Buenos Aires es una ciudad dinámica y compleja, a través de la cual se desplazan seis millones de personas diariamente, y circulan 10.000 colectivos, 1.600.000 millones de autos y 37.000 taxis. A lo largo de los años, la cantidad de vehículos se incrementó considerablemente. Así, para enfrentar el desafío del ordenamiento del tránsito, se diseñaron políticas cuya finalidad es otorgarle prioridad al transporte público (que hoy eligen ocho de cada 10 personas), se añadió nueva tecnología, y se aplican, constantemente, herramientas que mejoren la convivencia en las calles.
Con la finalidad de dar respuesta a las necesidades de todos los actores de la circulación, la Secretaría de Transporte despliega un Plan de Movilidad Inteligente a través de una serie de recursos a fin de optimizar la experiencia de viaje de las personas frente a posibles “efectos sorpresa” que produzcan alteraciones en sus recorridos habituales.
En la actualidad, alrededor del 80% de las intersecciones semafóricas de la región se encuentran centralizadas en el Centro de Gestión de la Movilidad. Al ocurrir un desperfecto, se envía un técnico de inmediato al lugar para solucionarlo. Gracias a ello, hoy falla menos del 1% del sistema, y parte de ese éxito está relacionado con el cambio de lámparas halógenas a LED (light-emitting diode) finalizado en 2015, lo que permite una mayor durabilidad. Se estima que, en 2019, el 100% de los cruces se encontrarán centralizados, acelerando la velocidad de respuesta ante eventuales averías en su funcionamiento.

Hoy, señalización luminosa en números:
• 2.200 puntos monitoreados con cámaras.
• 3.816 cruces semaforizados.
• 24.000 semáforos vehiculares (cabezales).
• 80% centralizado en el Centro de Gestión de la Movilidad.
• 15.200 semáforos peatonales.
• 5.800 semáforos con cuenta regresiva.
• 100% de semáforos vehiculares con luces LED.
• 100% de semáforos color gris.
• 80 sensores de flujo vehicular.
• 50 carteles de leyenda variable.

Objetivos
• Brindar mayor información a fin de que los vecinos cuenten con la posibilidad de tomar la mejor decisión de movilidad en cada momento del día, transformando su viaje en previsible.
• Monitorear y gestionar, en tiempo real, el funcionamiento del transporte público y el tránsito de la Ciudad con tecnología avanzada.
• Perfeccionar el trabajo entre distintos sectores.
• Detectar el flujo vehicular a través de sensores y optimizar tiempos de respuesta.
• Recabar datos de manera eficiente sobre el tránsito para poder planificar futuros proyectos.
• Elevar el nivel de los semáforos de la Ciudad, y lograr, así, alcanzar estándares internacionales.
• Mejorar la seguridad vial, circulación y eficiencia de todos los sistemas de transporte.
• Multiplicar las herramientas que favorecen la movilidad inteligente.
• Optimizar y centralizar los recursos con los que ya cuenta la Secretaría de Transporte, para potenciarlos y generar información precisa para el vecino.
• Programar agendas de sincronización semafóricas más precisas para días hábiles, fines de semana y feriados.

Funciones principales
• Control de la totalidad de la red semafórica de la Ciudad, carteles de leyenda variable y cámaras de monitoreo en tiempo real.
• Operación del Cuerpo de Agentes de Tránsito a fin de optimizar la contención de cortes programados y no programados.
• Observatorio de cortes (no programados).
• Autorización de cortes por obras o eventos.
• Monitoreo de transporte público y el sistema Ecobici.
• Seguimiento del funcionamiento y disponibilidad de espacios en zonas de Estacionamiento Ordenado y de grúas de acarreo.
• Coordinación interárea: Secretaría de Transporte, AUSA, SBASE, CUCC, SAME, AUBASA y Policía de la Ciudad.
• Recopilación de material de apoyo para mejorar la labor del Observatorio de Seguridad Vial.
• Disposición de una sala de prensa para periodistas especializados en tránsito.
Estructura del nuevo Centro de Gestión de la Movilidad
Con una estructura de tres pisos, el edificio cuenta con:
• Área de operaciones: Destinada especialmente al funcionamiento del Centro de Gestión de la Movilidad y visualización de las distintas cámaras. Asimismo, incluiye una sala equipada para prensa especializada.
• Área estratégica: Desde este sector, se coordinarán las acciones estratégicas. Allí se desempeñará el staff del lugar. Se dispone, también, de un espacio de reuniones para el tratamiento y seguimiento de eventos especiales, que incorporará una smart-table.
• Área de soporte: Se trata del sector de trabajo administrativo.

Movilidad inteligente
-80 sensores: En zonas estratégicas de Buenos Aires a fin de lograr una visión integral del tránsito y poder gestionarlo de manera más eficiente.
-2.200 puntos monitoreados: La visualización de distintos puntos, gracias a las cámaras de la Ciudad, permite agilizar la respuesta ante posibles incidentes viales o cortes de calles, y monitorear el tráfico.
-80% de la red semafórica centralizada: Desde el Centro de Gestión de la Movilidad es posible observar el funcionamiento de cada semáforo y modificar su sincronización. Se estima que, en 2019, el 100% de los cruces se encontrarán centralizados.
-50 carteles de leyenda variable: En distintos accesos y puntos estratégicos de la Ciudad con el objetivo de informar al vecino sobre modificaciones, cortes o sugerencias de desvíos al momento en que se encuentra circulando, para que, de ese modo, cuente con la posibilidad de tomar decisiones sobre su recorrido en tiempo real.
-3.816 cruces semafóricos: En la actualidad, son las intersecciones que disponen de semáforos.
Se prevé que, en un futuro, este nuevo espacio multiplicará las herramientas actuales de labor inteligente del tránsito. “En una región tan dinámica como Buenos Aires, es necesario estar atentos y adecuarse a las nuevas tendencias mundiales. Por tal motivo, nos inspiramos en grandes ciudades como Londres, Río de Janeiro y Tokio, que ya trabajan con sistemas integrados para ofrecer servicios de estándares internacionales que optimicen la vida de los vecinos”, aseguró Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.