“Tenemos como premisa satisfacer y estar cerca del cliente”

-¿Cuál es el presente de la empresa?
Raúl Lantella: Actualmente contamos con la planta industrial trabajando en un nivel de producción reducido a lo que potencialmente puede rendir, debido a la coyuntura económica actual del país; lo cual la empresa viene siguiendo un trabajo de ventas en la incorporación de nuevos clientes y rubros que puedan utilizar nuestros productos como materia primas en su fabricación.

-¿Qué tipo de productos comercializan?
R.L.: Tradicionalmente nuestra Empresa, allá por el año 1974 se inició como proveedor de materias primas para la fabricación de mosaicos y baldosas, actividad casi monopólica en el revestimiento de pisos. Con lo cual, tenían un auge muy importante, y por consiguiente era gran consumidor de productos dolomíticos en granos y la tradicionalmente marmolina. Con el correr de los años fueron llegando las cerámicas, luego los porcelanatos y otros que desplazaron mayoritariamente a los mosaicos, dejándolos muy reducidos, con lo cual Argen Minera S.A. en el correr de esa “reconversión” fue ampliándose a otros rubros; como ser proveedores de las compañías en la fabricación de productos para la construcción funcionando como carga mineral de pastinas, revoques, pinturas, morteros, etc., también en los sustratos para incorporación a los suelos agrarios funcionando como correctores de Ph.
Como nutriente, en la actividad alimentos para nutrición animal como insumo; ya que nuestro material fundamentalmente está conformado por el carbonato de calcio y carbonato de magnesio aportando estos nutrientes para tal fin. En el sector vial, en carga de pinturas y como “filler mineral” para las mezclas asfálticas, para lo cual contamos con certificaciones aprobadas.

-¿Cuál es la especialidad de la empresa y cómo consideran que están ubicados en el mercado?
R.L.: En el mercado no somos líderes, pero tenemos la mejor calidad de dolomita y carbonato de calcio, proveyendo a empresas de primera línea, abasteciendo todas las granulometrías según requerimientos de los clientes y acompañándolos en los desarrollos de nuevos productos. Los cuales requieren en ese proceso la variación de nuevas o distintas granulometrías que van testeado hasta lograr el producto final. Estamos con nuestra gente de laboratorio/producción aportando para lograr esa materia prima requerida por nuestro cliente.

-¿Qué características los define como empresa?
R.L.: A lo largo de todos estos años tuvimos como premisa satisfacer y estar cerca del cliente, conllevando esto principalmente tener prioridad en la calidad, mantener el cumplimiento de los despachos y trabajando a medida del cliente según sus necesidades.

-¿Con cuántos profesionales cuenta la empresa?
R.L.: Desde hace varios años, la empresa decidió la profesionalización en los sectores pilares destinados a la mejora constante, con lo cual cuenta con personal capacitado profesionalmente. Principalmente en el sector de producción y calidad con un ingeniero industrial y un técnico químico.

-¿Realizan capacitación?¿Qué lugar ocupa la especialización y capacitación constante?
R.L.: Constantemente se realizan capacitaciones en los niveles operativos y cursos de perfeccionamiento en los niveles medios buscando mejorar la calidad humana y laboral de la empresa. Ahora, comenzamos un programa en la Unión Industrial de Córdoba para la certificación de calidad en sectores de la empresa.

-¿Qué tipo de tecnologías utilizan?
R.L.: Contamos en nuestro proceso primario con trituradoras a mandíbulas y a cono, para luego pasar a la etapa secundaria según el requerimiento de granulometría del producto con molinos de impacto, a rolos y molinos a bolas. Todo este equipamiento siempre buscando mejores rendimientos de producción y menor desgaste en los equipos utilizados, estos procesos son monitoreados mediante telemetría que informan y registran en una computadora al responsable de producción, de esa forma se logra tener un seguimiento en tiempo real y se pueden corregir desviaciones.

-¿Qué importancia le dan al control de calidad?¿Por qué?
R.L.: Es fundamental para nuestros productos ser los mejores en la calidad; para eso invertimos mucho tiempo y recursos en los controles; para lograr tener una calidad continua, dándole trazabilidad a todos los controles de producción. El por qué es sencillo. Como dije anteriormente, tenemos que satisfacer a nuestros clientes y fundamentalmente, nos da garantía de la forma que estamos produciendo y no caer en deterioros de calidad que luego son difíciles de revertir en la confianza del cliente.

-¿Piensan incorporar algún nuevo producto/servicio?
R.L.: En forma permanente incorporamos a nuestros procesos productos nuevos, principalmente requeridos por actuales y potenciales clientes de distintos rubros que van apareciendo en el mercado, generalmente son ellos que nos entusiasman y empujan a nuevos desarrollos con sus requerimientos.

-¿Cómo ven al mercado actual?¿Con qué dificultades se encuentran?
R.L.: La situación actual es muy difícil, los volúmenes de producción y entregas están muy deprimidos, lo cual con el bajo valor agregado que suelen tener básicamente la materia prima como son nuestros productos se hace un coctel negativo. Como en toda actividad, con baja rentabilidad es muy complicado sostener la infraestructura de producción donde están dolarizados, en su gran mayoría, sus componentes y que no podemos trasladar a precios. Así, lo económico y financiero son dos de las principales dificultades. Los valores de la energía eléctrica, la fuerte presión impositiva y cargas sociales, son actualmente temas devastadores para una Pyme.

-¿Qué expectativas tienen para el futuro?
R.L.: Las expectativas son principalmente fundadas en la esperanza de un cambio en los próximos meses. Apostamos todos los días con el espíritu de cambio en que se produzca un giro de tendencia a un mayor volumen progresivo de producción, para eso estamos preparados. A lo que le sumamos, en forma constante, la búsqueda para la incorporación de nuevos nichos en el mercado y de nuevos clientes para poder mantener en la mejor forma nuestro volumen de trabajo.