Vialidad de Entre Ríos restaura sus caminos

Según se informó desde el Área de Mantenimiento de dicha dependencia, la provincia cuenta con un total de 124 máquinas que se encuentran operando en diversos puntos de la provincia, prestando servicio tanto para mantenimiento de rutas y reconstrucción de caminos rurales, como para instalación de tubos de desagüe y zanjeos.

El parque automotor de la Dirección Provincial de Vialidad está compuesto por sesenta y siete motoniveladoras, treinta y dos retroexcavadoras, dieciséis cargadoras frontales, seis topadoras sobre orugas, dos excavadoras sobre orugas y una minicargadora.

“En la Dirección contamos con casi toda la línea de productos de la marca y esto es debido a la confiabilidad y a los resultados obtenidos en las distintas tareas”, señaló Horacio Ippolito, director de la dependencia estatal.

Al respecto Alejandro Luis, responsable del Área de Conservación de la Dirección Provincial, apuntó “No le damos una tarea específica a una máquina. En campaña las usamos para todo tipo de trabajos.”

Potencia amarilla

Actualmente la maquinaria mencionada se encuentra prestando servicio en las zonas de Villaguay, Termas de Basavilbaso y el departamento Uruguay, además de trabajar en caminos aledaños a Arroyo Hondo y Arroyo La Cruz.

En este sentido, la Dirección Provincial de Vialidad contempla labores de apertura de banquinas, conformación de desagües, distribución de mantenimiento calcáreo, desmontes, tareas de levante y cuneteo con el objetivo de brindad una mejor transitabilidad a los vecinos y productores de cada zona afectada a fichas tareas.

“Desde la marca nos pone contentos saber que diversas zonas de la provincia de Entre Ríos disfrutarán de mejoras en sus caminos rurales de la mano de New Holland, que por su desempeño es una marca muy elegida por municipios y direcciones de vialidad”, destacó Paola Milanesi, gerente comercial de la firma en Argentina.

Además de las tareas de rutina, cabe destacar las labores que la Dirección se lleva a cabo en temporada estival, tales como limpieza de caminos en áreas donde la proliferación de malezas es abundante. Al respecto, Luis afirmó: “Por más que no llueva, si no se repone el material la banquina se deteriora, lo mismo sucede con el desmalezado en caminos con mucha vegetación”.