1º Taller teórico práctico de hormigón proyectado

 

Dirigido a aquellas empresas involucradas en la construcción de túneles y obras subterráneas en general, este 1º Taller de Hormigón Proyectado, pretende introducir a los profesionales en esta tecnología y profundizar en temas esenciales para mejores desempeños. Además, esta técnica perfeccionará los rendimientos de avance y brindará operaciones más seguras.

Dividido en dos partes, el taller tendrá un primer día teórico para la introducción, desarrollo y descripción de aspectos prácticos; y un segundo día de aplicación práctica del hormigón en terreno, con la presentación de toda la operación en escala 1:1, contándose para ello con un túnel falso para la proyección en todas las posiciones típicas, un operador pitonero especializado, equipos de proyección para vía húmeda y la instrumentación necesaria para la medición de la evaluación de las características mecánicas del hormigón durante su curado.
Los aspectos teóricos se dictarán en el Auditorio del Departamento de Construcciones y Estructuras de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ubicado en Av. Las Heras 2214 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el día miércoles 13 de abril. La práctica, el jueves 14, se realizará en tiempo real y se acompañará a los asistentes a un obrador.
Existen tecnologías para la evaluación de la calidad del hormigón proyectado, desde los pocos minutos después que fuera colocado. La combinación de ensayos destructivos, sobre muestras obtenidas de los paneles proyectados, y de técnicas no destructivas, que pueden aplicarse tanto in-situ como sobre los paneles proyectados ad-hoc, brindará la información necesaria y suficiente para caracterizar el producto con datos tempranos que permite la mejora continua del proceso, alcanzando rápidamente su punto de equilibrio óptimo.

IMPORTANCIA DEL SISTEMA

El hormigón proyectado juega un rol esencial tanto en la construcción de túneles y obras subterráneas en general, como en la estabilización de excavaciones a cielo abierto y taludes.
Sus principales ventajas son:

  • Estabilización inmediata de una cavidad en el frente de excavación, conjuntamente con pernos, gracias a su adherencia y resistencia temprana, cualidades imprescindibles para lograr un alto rendimiento de avance de excavación.
  • Asociado a la ventaja anterior se presenta la de la notable mejora de la seguridad del personal en obra, vinculada a la posibilidad de estabilización anticipada del macizo o suelo excavados, con el uso de brazos robóticos, sin necesidad de exposición del personal.
  • Colocación y compactación que se efectúan en una sola etapa.
  • Producto tecnológico de alta calidad, el que hoy en día perfectamente puede sustituir al hormigón moldeado tradicional, con la ventaja de poder prescindirse del uso de moldes.
  • Gracias al uso de aditivos de última generación y la existencia de equipos de proyección robotizados de alta tecnología, la aplicación del hormigón proyectado por vía húmeda hoy en día es garantía de alta eficiencia (pérdidas por rebote muy reducidas) y un alto grado de homogeneidad.
  • Permite una rápida habilitación de la obra.
  • Junto con la aplicación de modernas membranas de impermeabilización proyectables y la conformación de revestimientos compuestos de carácter monolítico, da lugar a una importante reducción de espesores totales y, por ende, volúmenes de hormigón.

 

EL HORMIGÓN PROYECTADO EN LA ARGENTINA

En diálogo con Revista Vial, el Ing. Oscar Merello, gerente de calidad de UTE, Techint-Dycasa, explicó la importancia de realizar, en la Argentina, un taller referido a esta temática. «La demostración es la primera vez que ocurre. El hormigón proyectado se viene usando desde hace mucho tiempo. Venimos utilizando el sistema a partir de la construcción de la Línea H. En todo el mundo se usa para el sostenimiento de suelos como primera etapa. En el caso de subterráneos de Buenos Aires, la segunda tiene un hormigón moldeado, pero en muchos países como en Chile, por ejemplo, ambas etapas son de hormigón proyectado. Es decir, no se utiliza hormigón moldeado», aseguró. Y agregó que «ejemplo de ellos son las construcciones de los túneles del Metro y el carretero San Cristóbal en Santiago de Chile, obras en la cuales tuve la oportunidad de participar en todas sus etapas. Allí, el hormigón proyectado se utilizó con el agregado de fibras sintéticas. Las obras soportaron sin ningún inconveniente el terrible terremoto de 2010».
El Ing. Merello comentó que el uso de este sistema es una tendencia mundial. «Todavía en la Argentina, o por lo menos con los clientes con los cuales trabajamos en la Ciudad de Buenos Aires, no se avanzó en la segunda etapa que es reemplazar el hormigón moldeado por una segunda capa de hormigón proyectado con el agregado de fibras sintéticas», argumentó. Por otro lado, resaltó que «el Taller es una gran oportunidad para los estudiantes, porque es algo que no se ve todos los días. Al hormigón moldeado lo pueden ver en cualquier edificio, en cambio esto no es tan habitual».
Con respecto a su preparado, dijo que «tiene una dosificación especial que se realiza a propósito para tal fin. Estamos hablando de 400 kg por m³ de cemento, arena fina y triturada, piedra partida de la más chica y una serie de aditivos. Pero, fundamentalmente, lo importante es lo que ocurre en la manguera de proyección. Allí se juntan tres elementos: el hormigón, que ya viene bombeado con fuerza desde la bomba de hormigón; el aire comprimido, que viene de un compresor; y el tercero es un producto químico que es un acelerante de fragüe especial el cual viene desde una bomba dosificadora. Este es el que realmente hace que el hormigón se endurezca rápidamente una vez que sale de la manguera, de tal modo que, cuando llegue a la superficie que está siendo proyectada, lo haga con una cierta consistencia y se adhiera a la pared. Si no tuviéramos ese producto, el hormigón rebotaría y caería al suelo».
En cuanto a beneficios que brinda el hormigón proyectado, el ingeniero mencionó la rapidez y seguridad que le da a la obra. «Es un método muy seguro. Y podemos dar cuenta de eso, ya que hicimos una buena cantidad de túneles debajo de la Avenida Pueyrredón de la Capital Federal, que tiene un tránsito intenso, y no ocurrió ningún inconveniente».