ARGENTINA CONSTRUYÓ EL PRIMER CORREDOR BIOLÓGICO Y ECO TURÍSTICO DE LATINOAMÉRICA

La pavimentación de la ruta nacional 101 debió incursionar en innovadoras infraestructuras para aminorar los efectos negativos sobre el medio ambiente. En este sentido, construyó un corredor biológico y eco turístico para proteger la flora y fauna de la provincia de Misiones.

 

 

En el mes de noviembre fue inaugurada la obra de pavimentación de la ruta nacional 101 en la provincia de Misiones. La misma fue ejecutada por la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) en convenio con el Gobierno de Misiones, e inspeccionada por la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). La particularidad de esta obra, además de facilitar el tránsito por la carretera, es la construcción del corredor biológico y eco turístico ubicado entre Piñalito Norte y su intersección con la ruta provincial 19. El mismo, cuenta con un pasafaunas (por debajo de la ruta) y un ecoducto (por arriba de la carretera), que unen los bosques provinciales Urugua-í y Foerster. De esta manera, los animales pueden pasar de uno a otro a través de los puentes ecológicos. La construcción de esta infraestructura es una innovación en América Latina.
La concreción de esta tarea fue premiada como la mejor obra vial del 2008 por la Asociación Argentina de la Carretera (AAC). La gratificación se debió a las características de gran envergadura que contiene la misma. Por un lado, la construcción de estos pasajes que favorece al desarrollo natural del medio ambiente y por otro, la pavimentación de la ruta que es una vía turística relevante y permite llegar a las Cataratas del Iguazú y al Parque Nacional. Además, también conecta a la ruta provincial 19 con las nacionales 12 y 14, ambas corredores del Mercosur.

DISPONIBILIDADES
Esta carretera nace en la ciudad de Bernardo de Irigoyen, (Misiones) y culmina en el Parque Nacional Iguazú, cercano a uno de los destinos turísticos más concurridos y valiosos de la Argentina: Las Cataratas del Iguazú. Su extensión es de 146 kilómetros y bordea la frontera argentino-brasileña atravesando los municipios misioneros de General Manuel Belgrano e Iguazú. Asimismo, recorre las localidades de San Antonio, Piñalito Norte, Deseado y Andresito, y permite la integración de las rutas nacionales 14 en Bernardo de Irigoyen, con la 12 en Wanda.
En la zona abunda el encanto y la belleza natural caracterizada por su vegetación autóctona.  Además, está rodeada de áreas y espacios abiertos con recursos naturales, culturales, históricos, paisajísticos, agroecológicos y turísticos, únicos en el país. Estas características están avaladas con criterios modernos de diseño y bajo la concepción de parques linealespara integrar el sistema de espacios naturales protegidos.
Esta ruta, una de las primeras que se abrieron en la provincia de Misiones había perdido su importancia cuando se construyó la ruta nacional 12. No obstante, con el fortalecimiento del Mercosur y ahora, con la finalización de la pavimentación, recuperó su preponderancia inicial. No cabe duda, que se encuentra en una posición geopolítica estratégica para el desarrollo regional, nacional e internacional.

CONSTRUCCIÓN DE LOS TRAMOS
La ruta nacional 101posee una importancia determinante ya que conecta, con los accesos, al aeropuerto de la ciudad de Iguazú y al puente internacional con Brasil.
La característica más relevante de la pavimentación es, sin duda, la construcción del corredor ecológico entre Piñalito- Norte y la ruta provincial 19. No obstante, para lograr ese objetivo, que es un referente sin precedentes en Latinoamérica, antes se ejecutaron dos trayectos realizados por la empresa Necon. En el primer tramo se construyeron 31,29 kilómetros, desde la localidad de Bernardo de Irigoyen a San Antonio. La inversión que requirió esta obra, que comenzó en 2005 y finalizó al año siguiente, fue de 70.683.460,55 pesos.
El proyecto continuó con la realización de las calzadas pavimentadas entre San Antonio y Piñalito- Norte. Para la ejecución de estos 30 kilómetros se invirtió un monto total de 74.204.731,66 pesos y la realización concluyó a mediados de 2007.
En ambos trayectos se construyeron calzadas pavimentadas de 6,70 metros de ancho y banquinas terradas de tres metros de ancho a cada lado de la ruta.

HACIA LA META
Una vez comenzado el segundo tramo y culminada la pavimentación del trayecto Bernardo de Irigoyen- San Antonio, se presentó la propuesta para la construcción del túnel biológico. La intención de la misma se basó en disminuir los impactos en el corredor de biodiversidad Uruguay – Foerster. Por esto, la organización no gubernamental (ONG) Conservación Argentina, durante 2006, envió la proposición a la Dirección Provincial de Vialidad con importantes recomendaciones para la implementación de medidas efectivas de mitigación. Esta propuesta fue avalada por el Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo de la Provincia de Misiones (MERNR), la Fundación Vida Silvestre Argentina y la Delegación Regional NEA de la Administración de Parques Nacionales. Por lo que, una vez que el Ministerio autorizó la obra se continuó con el desarrollo de los trabajos en la 101. En esta ocasión la empresa contratista fue JCR.
En ésta última instancia de la obra fue necesaria, además de la pavimentación del tramo entre Piñalito- Norte y la ruta provincial 19, la concreción de una infraestructura novedosa para el país. Se realizó el corredor biológico y eco turístico para que los animales y especies de la zona no pierdan la comunicación existente entre los parques provinciales Urugua-i y Foerster, y también la mantengan con el parque provincial Welez. El corredor cuenta con un ecoducto y un pasafauna que poseen miradores panorámicos, programas de monitoreos y reductores de velocidad. Estos últimos, son fundamentales para disminuir las vibraciones y así lograr que las especies se acostumbren a utilizar esta estructura ecológica.
De esta manera, la pavimentación favoreció el transporte de la producción, el crecimiento de emprendimientos rurales de agroturismo de aventura y no perjudicó ni afectó la supervivencia de la flora y la fauna de la zona. Asimismo, los puentes están ambientados con vegetación selvática, (colocados por encima de la ruta y a nivel del suelo) y posibilitan el paso de un lado a otro del camino. Las calzadas y las banquinas terradas poseen el mismo ancho que las que se construyeron en los tramos anteriores.
La pavimentación de este nuevo trayecto, en líneas generales, siguió el trazado propio de la carretera para respetar las condiciones que estableció la DNV. Así, se evitó causar mayores impactos en el corredor biológico y se contempló el valor de la reserva de 207 hectáreas creada por el Gobierno de Misiones, con el fin de proteger una porción de la selva estratégica del área. Los 29 kilómetros que unen a Piñalito- Norte con la ruta provincial 19 se construyeron con una inversión de 85.572.175,89 pesos, llegando así, entre los tres tramos, a un monto total de 355 millones de pesos.
El diseño fue aportado por los miembros de la ONG, funcionarios del MERNR y Turismo, personal de la DPV, guardabosques provinciales de zona norte, miembros de la Administración de Parques Nacionales, y de la Fundación Vida Silvestre Argentina.
Por otra parte, también se realizó la pavimentación de los accesos a Deseado, a Piñalito Norte y al Destacamento de Guardabosques. Además, se construyó el acceso entoscado y la cancha de fútbol a la Escuela Paraje María Soledad.