ESPAÑA PRESENTA UN DESCENSO CONTINUO DE LA MORTALIDAD VIAL

Entrevista al director general de la Asociación Española de la Carretera, y presidente del Instituto Vial Ibero-Americano, Jacobo Díaz Pineda.

 

 

En los últimos años, España atraviesa por un importante descenso de las cifras de mortalidad vial. Al respecto, la Asociación Española de la Carretera (AEC), manifestó su satisfacción frente a este hecho significativo, y apunta a lograr una transformación, orientada a la conservación de las obras, a través del plan de adecuación y conservación de las autovías de primera generación.
Jacobo Díaz Pineda, director general de la entidad y presidente del Instituto Vial Ibero-Americano (IVIA), ofreció datos precisos sobre la actualidad española en materia de infraestructura y seguridad vial. Además, habló de los proyectos futuros que tienen la entidad.
¿Cuál es la situación actual de la seguridad vial en España?
El país atraviesa un momento muy favorable. Hace cerca de cinco años la situación actual era impensable. En el periodo 2000-2007 se produjeron descensos inimaginables en la mortalidad vial de aproximadamente un 40 %, y para 2010 está previsto llegar a un 50%, cumpliendo así el objetivo de la Comisión Europea, que reflejó en el Libro Blanco. Igualmente, si todo prosigue de esta manera, probablemente se logre alcanzar la meta antes de lo propuesto. Obviamente, se siguen produciendo pérdidas humanas, pero la baja real en los últimos años ha sido espectacular.
¿Cuáles fueron las principales causas de esta disminución?
Por un lado, se demostró que realmente funciona la combinación del método de licencia por puntos y el sistema de control sistemático, contrariamente a lo que manifestaban las encuestas.
Por otra parte, el automovilista español realizó un cambio de actitud a la hora de conducir, básicamente en tres factores: la reducción de la velocidad, la utilización del cinturón de seguridad, y no beber antes de manejar. En estos principios se centró la política de la administración en los últimos años. También, hay que destacar la importancia en la mejora de la infraestructura.
¿Las reducciones se produjeron en todas las modalidades?
Excepto en el sector motorista interurbano, (la moto de cilindrada media alta). Aún no sabemos cuál es la causa, pero las estadísticas de mortalidad por accidente de moto se incrementaron respecto a la media nacional. Además, el aumento se produce en cualquiera de los grupos que se analicen y en los diferentes usuarios y vías. Es un problema en discusión y análisis constante. No obstante, las administraciones con competencia en infraestructuras realizan cada vez más esfuerzos para compensar los accidentes de motociclistas, pero aún no se dio con la clave.
¿La incorporación de tecnologías compensa el error humano?
Los coches de última generación tienden a tener habitáculos indeformables, con lo cual la visión racional -si funcionara bien el binomio infraestructura/vehículo- sería: menos muertes y más heridos graves. Sin embargo, si el buen comportamiento del coche no se acompaña de una misma capacidad de contención de la carretera, no se avanza lo suficiente. Y a la inversa tampoco.

CONTINUACIÓN DE LAS OBRAS
¿Cuáles son los proyectos de infraestructuras más importantes?
En lo personal considero que lo significativo es un cambio hacia el esfuerzo en la conservación. Lo más representativo que tenemos en marcha es el acondicionamiento de las autovías de primera generación, carreteras de dos carriles por sentido en su origen, que se duplicaron en los primeros años de la década de los 90, y las cuales necesitan un proceso de reconstrucción en numerosos tramos. Algunos trayectos estaban muy deteriorados por lo que tenía que procederse a su actualización global. Lo que se hizo, fue adjudicarlas bajo el Programa de reconstrucción de autovías de primera generación. Actualmente, se desarrollan las rutas de tercera generación.
¿Qué es lo más novedoso de estas obras?
Lo más innovador es que se ejecuta bajo un sistema de concesión para la conservación, de tal manera que el Estado pagará, durante 20 años, mediante el sistema de peaje en sombra, todo el mantenimiento y actualización de la vía.
¿Cómo se organiza el abono del sustento de las carreteras?
Se fija un precio por vehículo y kilómetro recorrido y se realiza una actualización anual en función del IPC oficial. Lo importante es no poseer penalizaciones, así se puede recuperar el 100% de lo previsto. Por otro lado, es necesario prever que los intereses que se abonan por el retraso de los pagos sean eficientes desde la perspectiva meramente económica.
Por lo tanto, la nueva ley de concesiones abre la puerta explícitamente a la conservación, y creo que se aplicará con generalidad en gran cantidad de redes de otras administraciones.

UNA CUESTIÓN RELEVANTE
¿Influye la variable medio ambiente dentro de la temática de las carreteras?
La cuestión ambiental se impulsó gracias a una normativa europea más que por decisiones internas, y con el tiempo evolucionó tan rápido que la ingeniería la interiorizó como uno de los principales elementos de discusión.
Actualmente, la imposición permite seleccionar determinados corredores en los que no se pueden desarrollar infraestructuras, y permite que una declaración ambiental modifique trazados en base a sus justificaciones. No hay trabajo en el mundo de la carretera que no tenga como premisa principal la decisión ambiental, y ésta es absolutamente rigurosa.
¿Qué medidas se toman al respecto?
La intención fue desarrollar carreteras que compensen las emisiones del dióxido de carbono que produce el tránsito. La AEC fue pionera en este tema, ya que asesoró a una empresa española para construir una autovía verde. Ésta, se planificó sin deteriorar el territorio y para su construcción se utilizaron residuos de desecho -como los neumáticos fuera de uso, por ejemplo- que son elementos aprovechables para este tipo de obras. Por lo tanto, la ruta pasa de ser una fuente de contaminación a convertirse en alojadora de residuos, los cuales no tienen donde acumularse. Incluso, con desechos de demolición se realizan experimentos para saber si algunas de las capas del firme pueden ser utilizadas para la absorción de estos residuos.

INICIATIVAS
¿Cuál es la agenda de la AEC para lo que resta del año?
Tenemos un segundo semestre muy intenso ya que se desarrollará la XXVII Semana de la Carretera, entre el 22 y el 26 de septiembre. Por otro lado, estamos embocados en el cumplimiento del Plan de Acciones de la Fundación de la Asociación Española de la Carretera (FAEC), organización privada sin fines de lucro, constituida en enero del pasado año y cuyo objetivo es la realización de acciones de interés general en el marco de las infraestructuras viales.
Dentro de estas acciones, trabajamos en la elaboración de un Plan Director de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en el sector vial. Para ello, se redactó un primer informe y se realizó una encuesta para determinar a dónde se destinan las inversiones en RSC de las empresas miembro de la AEC. El objetivo es estar al corriente en dónde focalizan su interés, y poder colaborar con todas las compañías. Entendemos que es un tema interesante, porque es la primera vez que se pone en común a todo un sector para tratar de implantar alguna medida beneficiosa para éste.
¿Cuál fue el resultado del Primer Congreso Iberoamericano de Seguridad Vial (CISEV)? ¿Qué expectativas tienen para la segunda edición?
Este encuentro, realizado en San José de Costa Rica y organizado por el IVIA, demostró que había otros países abocados a las temáticas que se presentaron y desarrollaron en el mismo.
Por otro lado, la buena respuesta en esta primera edición justificó el interés de llevar a cabo un segundo Congreso que tendrá lugar en 2010 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. En esta oportunidad será organizado por la Asociación Argentina de Carreteras (AAC), y contará, nuevamente, con la promoción del IVIA. Es importante que el encuentro se realice en éste país latinoamericano dado que en él se apuesta de manera eficaz por el desarrollo de la red de carreteras.
Asimismo, el entendimiento de que las empresas de diferentes sectores estén interesadas en las tecnologías ITS y en la seguridad vial asegura que estén dadas todas las condiciones para la consolidación del congreso como referente iberoamericano, en materia de seguridad vial.