“LA INFRAESTRUCTURA VIAL ARGENTINA EVIDENCIA UN AVANCE IMPORTANTE”

En entrevista con Vial, el ingeniero Nelson Periotti, administrador general de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), para celebrar el Día del Camino, a conmemorarse el 5 de octubre, analiza la situación vial de los últimos años.

 

 

¿Cuáles son las obras más emblemáticas que tiene la DNV para lo que resta del año?
Los proyectos que se consideran emblemáticos y que están en ejecución son: la construcción de la autopista Rosario-Córdoba, sobre la nueva traza de la ruta nacional 9; la transformación en autovía de la ruta del Mercosur, sobre la misma vía de la ruta nacional 14; y la pavimentación total de la ruta nacional 40.
¿En qué situación están las tareas que estaban en carpeta en este primer semestre del año?
Todas las obras, estudios y proyectos en ejecución (más de 450) se encuentran en plena actividad, y cumplen los respectivos planes de trabajo y curvas de inversión. Aquellos que fueron licitados, en las distintas instancias del proceso, fueron reprogramados por razones presupuestarias, con el propósito de una mejor distribución durante el ejercicio financiero.
¿Cómo es la relación de la DNV con las distintas provincias?
Vialidad Nacional mantiene con las diversas direcciones provinciales una relación de especial complementación, en todos los aspectos de la actividad vial. A través de convenios, se interviene en forma conjunta, en estudios y proyectos, obras viales de distinto tipo, transferencia de funciones operativas, de tecnología y capacitación mediante las escuelas técnicas, entre otros.
¿Y con los diversos Municipios?
Desde la DNV se planifican y ejecutan obras en distintos municipios del país a partir de la objetiva presentación del requerimiento. Travesías urbanas, accesos, puentes, circunvalaciones, ciclovías, pasarelas peatonales, rotondas, iluminación y semaforización, son algunas de las operaciones más realizadas. Por ejemplo, en el caso específico de la circunvalación de Rosario, desde la DNV, se proyectó y licitó la obra en el tramo: Río Paraná-Empalme con la avenida Belgrano, con un presupuesto de 584.700.000 pesos. Éste contempla la ampliación de calzada y puentes, intervenciones de seguridad y posterior mantenimiento.
¿Creció la participación de empresas privadas para la concesión y construcción de nuevas rutas?
Actualmente, operan con la DNV 139 compañías, de las cuales 54 son nuevas (se incorporaron a partir del 2003). Este grupo, constituye el 39% de las firmas que poseen, en este momento, contratos con Vialidad Nacional y son responsables del 31,73% del monto total de contratosvigentes.

COMPLICACIONES
¿Qué necesidades presentan los caminos argentinos?
La red vial argentina, con 38.500 Kilómetros de rutas nacionales, casi 200.000 provinciales y más de 400.000  de caminos naturales, evidencia un escenario de insuficiente infraestructura vial, incompatible con la sostenida evolución del país durante el último quinquenio.
Actualmente, es una red de transporte de configuración radial, constituida sobre la base de un perfil de país agro-exportador, que se enfoca en el puerto de Buenos Aires y presenta un escaso desarrollo de redes longitudinales (Norte-Sur). Además, hay una alta conectividad entre los principales centros urbanos y una baja entre sus espacios internos. Asimismo, el área metropolitana de la ciudad, los accesos a los complejos ferro portuarios y los pasos fronterizos poseen serios problemas de congestionamiento. Por otra parte, el predominio del modo carretero para el transporte de cargas, incluso para distancias que superen los 400 kilómetros, ocasionan inconvenientes adicionales para el tránsito, como también la concentración de los movimientos de cargas y pasajeros sobre el corredor Buenos Aires-Rosario-Córdoba.
En función de estos factores, la DNV trabajó, durante cinco años, en la consolidación de la infraestructura vial, como también en la materialización del plan de obras nuevas e intervenciones sobre su red. En tanto, muchas provincias lanzaron programas de pavimentación y repavimentación de sus trazas, priorizando la integración territorial y el transporte de la producción regional.
En cuanto a los caminos rurales, las provincias conocedoras de las necesidades de su jurisdicción, intervienen en un contexto de prioridades sobre la aplicación de recursos.
¿Cuáles son las zonas que presentan mayores proyectos viales?
Las 23 provincias están contenidas en el desarrollo del plan nacional de inversiones en obras de infraestructura vial. Las provincias históricamente más postergadas en cuanto a acciones camineras, son las que evidentemente en la actualidad poseen mayor atención por parte del Estado Nacional. Las periféricas son las más demandantes, ya que la prioridad de los desembolsos, durante muchos años, se agotaba en las provincias de la Argentina central.
Actualmente, por aplicación de políticas impregnadas de un profundo sentido federal, Vialidad Nacional interviene intensamente en rutas nacionales y provinciales de Formosa, Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja, San Juan Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Tucumán, Chaco y Santiago del Estero.

COSTOS
En cuanto a la utilización de maquinarias, mano de obra calificada y materia prima, ¿hay alguna deficiencia?
Los valores de los insumos y demás recursos de la construcción para la ejecución de obras viales variaron a un ritmo más acelerado que el de los indicadores generales de la variación de precios utilizados en la metodología oficial. Por ende, se abre una brecha cada vez mayor entre los precios de referencia y los reales de plaza.
Los importes reales de la mano de obra y equipos, en algunas provincias, crecieron muy por encima de las variaciones que muestran los índices del rubro para todo el país. Esta situación se evidencia, particularmente, en las provincias patagónicas y la causa resulta ser, sencillamente, una cuestión de oferta y demanda. Lo que ocurrió, es que, frente a un programa de obras ambicioso como el que se concreta, la oferta de trabajo y de máquinas viales locales no alcanza para abastecer la demanda de las constructoras; esta situación llevó, consecuentemente, al aumento de precio de estos recursos. A esto, hay que sumarle los costos asociados como el pago de plus de desarraigo, las distancias de transporte más largas, y los mayores costos de gamelas y obradores, entre otros.
Con similares argumentos, se explican algunos aumentos registrados en la Patagonia y en algunas provincias del noroeste argentino, en relación al precio de los suelos seleccionados y de los agregados pétreos que requieren las obras viales. Al existir una sobre demanda de materiales de extracción, en esas provincias, los propietarios de canteras aprovechan la oportunidad y elevan los precios del canon para su explotación, lo que incide directamente en el importe de los materiales extraídos. Además, la búsqueda de nuevas canteras o la necesidad de utilizar el material más alejado a la zona de implantación de las obras, lleva a pagar mayores distancias de transporte y a los precios por kilómetros más altos, pues también aprovechan la situación los transportistas.

CONTINUIDAD
Muchos países de América Latina utilizan programas de Microempresas para el mantenimiento de rutas. ¿En Argentina, hay algún proyecto de este tipo?
En nuestro país aún no hay programas de microempresas para estas actividades. Nuestros sistemas de gestión son los Contratos de Recuperación y Mantenimiento (CReMA) a 30.000 dólares por kilómetro y por año; el Sistema Construir, Operar, Transferir (COT) a 20.000 dólares, el Sistema Modular a 10.000 y el de Transferencia de Funciones Operativas (T.F.O.) a 5.000.
¿Cuál es la coyuntura actual y futura para Vialidad Nacional?
En este último quinquenio la realidad de la infraestructura vial nacional, no concesionada, evidencia un avance importante en todos los aspectos. Se trabajó intensamente en la recuperación de pavimentos y la puesta en valor de la mayoría de las rutas nacionales, a través de la construcción de puentes, pavimentación de banquinas, ampliaciones de capacidad, travesías urbanas y obras de seguridad. Además, se amplió la extensión de la red nacional pavimentada de 31.069 Kilómetros, en diciembre de 2003, a 34.025 en 2007. Asimismo, las rutas nacionales de ripio y tierra disminuyeron, pasaron de 7.221 Kilómetros a 4.475, en igual período. También, se refuncionalizaron la mayoría de los Distritos y de los Campamentos y se incorporaron nuevos equipamientos.
Por otra parte, una clara evidencia del crecimiento de Vialidad Nacional es la evolución de la ejecución presupuestaria total, de 440 millones de pesos, en 2002, a 5.500 millones en 2007.
Por lo tanto, los tiempos que vienen para la DNV, a la luz del plan plurianual (2008-2011), prevén continuidad en la evolución de las inversiones y un importante avance en la ejecución de obras en todo el territorio, que acompañe el desarrollo de las distintas regiones y el crecimiento en general del país. 

INVERSIONES DEL PERÍODO 2008-2011
El plan de la Dirección Nacional de Vialidad prevé, para los próximos años, intervenir sobre toda la red vial no concesionada del siguiente modo:
* Contrato de Recuperación y Mantenimiento (CReMA):
– Período: 2008-2012
Mallas por año: 25.
Costo: 30.000 dólares/ (96.000 pesos) km.-año.
– Año 2012:
Mallas: 125 
Longitud intervenida: 22.000 kilómetros.
Inversión Total: 10.560 millones de pesos.
Alto estándar del estado de la red: 2.112 millones de pesos por año.
– Año 2013: inicio relicitación
* Ampliación de Capacidad:
– Período: 2008-2011
Longitud intervenida: 2.000 Kilómetros.
Inversión Total: 8.000 millones de pesos (2.000 millones por año).
* Pavimentación de toda la red:
– Período: 2008-2011
Longitud intervenida: 2.400 Kilómetros.
Inversión Total: 2.880 millones de pesos (720 millones por año).
* Obras de Seguridad:
– Período: 2008-2011
Inversión Total: 400 millones de pesos (100 millones por año).
* Puentes:
-Período: 2008-2011
Inversión Total: 800 millones de pesos (200 millones por año).
* Inversión total
El presupuesto total para el plan de las obras será de 22.640 millones de pesos (20.528 millones para el período 2008-2011, y 2.112 en 2012).