“LA ÚNICA ALTERNATIVA PARA MEJORAR EL TRÁNSITO ES LA IMPLEMENTACIÓN DE CARRILES EXCLUSIVOS PARA EL TRANSPORTE PÚBLICO”

El presidente de FUETRA aseguró que además se debería priorizar  la finalización de la autopista ribereña para canalizar el tránsito pasante y liberar las zonas más congestionadas.

 

 

El presidente de la Fundación Estudios del Transporte (FUETRA), el doctor Alberto Concuera Ibáñez, analizó los diferentes factores de la situación del transporte urbano en la ciudad de Buenos Aires, entre ellos, el congestionamiento, la contaminación ambiental y el crecimiento del parque automotor individual. Además, comentó las principales propuestas para mejorar el funcionamiento del sistema.
¿Cuáles son las medidas propuestas por la Fundación para la mejora del tránsito en la región metropolitana?
La Fundación se ocupa primordialmente de funcionar como un observatorio de análisis de la movilidad urbana. En este sentido, el principal problema conexo del tránsito, en función de las operaciones de transporte de pasajeros, es la congestión vial. Por lo que ampliar el tiempo disponible de los habitantes y mitigar a su vez las externalidades negativas de todo orden que se desprenden de la saturación vial, debe constituir un objetivo central de la sociedad. Por ende, se debe impulsar con decisión las acciones que avienten la inminente posibilidad de parálisis que se cierne sobre el fenómeno de la circulación. Y entre estas acciones, la jerarquización del uso de la red vial, a favor de las prestaciones públicas de transporte masivo, constituye una piedra angular para comenzar a solucionar la problemática.
¿Cómo fue la evolución de la movilidad en los últimos años?
En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la movilidad acompaña claramente la evolución de los índices de actividad económica. A partir del tope que se alcanzó en 2002, para todos los modos de transporte, se produjo un marcado crecimiento.
En el caso del transporte público, el que más creció fue el modo automotor cuya demanda se incrementó entre 2002 y 2007 casi 50 %; en tanto, el sistema de trenes creció un 20 % y los subtes un 22 %. El transporte privado tuvo un incremento aún mayor si se considera que la cantidad de vehículos livianos pasantes por los puestos de peaje de la red de accesos a Buenos Aires, creció casi un 58 % en ese período.
¿Cuáles son las principales deficiencias que atraviesa hoy la ciudad en cuanto al transporte?
En materia de movilidad urbana, Buenos Aires presenta congestionamientos, permanente crecimiento del transporte individual, aumento de la contaminación ambiental y sonora.
A nuestro juicio, la única alternativa para mejorar sustancialmente el tránsito en el área central de la ciudad, -que es la más comprometida-, es mediante la implementación de una red completa de carriles y calles para uso exclusivo del transporte público. En este sentido es importante tener en cuenta que el principal atributo de este tipo de transporte que justifica la asignación de prioridad en la circulación, lo constituye la pasividad.
No obstante, resulta discutible la conveniencia de la inclusión de los taxis, por cuanto su eficiencia, desde el punto de vista de la movilidad, es más parecida a la del transporte privado que a la del público. Obviamente, no son admisibles en los carriles los taxis sin pasajeros que circulan a baja velocidad a la búsqueda de nuevos clientes.
El proyecto que propone la Fundación cuenta con el aval de todas las cámaras empresarias de la actividad y en su momento fue acordado con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Secretaría de Transporte de la Nación.

MEJOR SERVICIO
¿Es necesario implementar proyectos que incentiven a los usuarios a utilizar el transporte público?
Fundamentalmente, para incentivar el uso de estos medios se debe mejorar su calidad. Dentro de este concepto se involucra la reducción de los tiempos de viaje mediante una asignación prioritaria de la vialidad, la facilidad de acceso con mejores opciones de transferencia intra e intermodal, y la generación de nuevas modalidades que permitan adaptar paulatinamente la oferta a puntuales demandas no cubiertas por el esquema actual de prestaciones.
¿Cómo impactará en el tránsito y en el transporte la ampliación y la creación de nuevos subtes?
El sistema debe planificarse sobre pautas que permitan un desarrollo sustentable. Dentro de esta premisa, la asignación de fondos públicos que se le destinen debe guardar relación con las necesidades a cubrirse. Así, los modos guiados por el gran esfuerzo de financiamiento que irrogan, deben responder a demandas que, justifiquen ampliamente su implementación.
El transporte de superficie generó respuestas de gran calidad y capacidad, y en algunas ciudades resultaron incluso sustitutivas de los subterráneos, con inversiones sustancialmente inferiores a la construcción y operación de éstos últimos.   

VÍAS RÁPIDAS 
¿Qué obras se deben llevar a cabo para mejorar todo el sistema de transporte?
Deberían priorizarse la finalización de la autopista ribereña, para interconectar las autopistas 25 de Mayo, Buenos Aires – La Plata e Illia y la culminación de esta última para canalizar el tránsito pasante y liberar el eje Huergo – Madero y los paseos costaneros del tránsito pesado.
Asimismo, se requiere la eliminación de los pasos a nivel más conflictivos para poder dar mayor fluidez a la circulación del transporte automotor público y privado. Ello permitiría incrementar las frecuencias de los servicios ferroviarios para atender su demanda. Además, es necesario reorganizar y mejorar los centros de trasbordo de la ciudad, en especial los de la zona de Once, Retiro, Constitución y Chacarita y es fundamental construir nuevos en Plaza de los Virreyes, Pompeya y Liniers.
En tanto, se debe continuar explorando las soluciones aplicadas en otras ciudades, no para transvasarlas linealmente a nuestra realidad, sino para contar con un marco conceptual ampliado que permita plasmar nuestra propia solución.
Recientemente la Fundación publicó el libro Buenos Aires Metrópolis y Transporte ¿Cuáles fueron las conclusiones más importante?
La obra sistematizó sus conclusiones en distintas temáticas, en forma sucinta podemos decir que desde el punto de vista institucional, es avanzar en la creación de un ente interjurisdiccional de transporte público, integrado por todas las jurisdicciones con incumbencia temática del AMBA, que permita al Gobierno Nacional, de la Provincia de Buenos Aires y al Gobierno de la Ciudad, aunar sus respectivas competencias para la planificación, regulación y control de todos los servicios.
Entre otras medidas, se propicia la obtención de financiamiento especial a tasas preferenciales, para la renovación de las flotas y equipamientos y la desgravación de impuestos, tasas o aranceles en la adquisición de material rodante, repuestos y equipamientos tecnológicos destinados a la prestación del servicio público de transporte por automotor. También, se requiere un tratamiento arancelario y de tasas para las patentes para los vehículos de piso bajo similar al que actualmente ostentan los automóviles particulares de discapacitados, ya que la introducción de estos equipos responde al mismo objetivo que persiguen las normas vigentes en esta materia con un fundamento superador, que es asistir a la totalidad de la población con movilidad restringida. Además, se debe introducir un Vale o Ticket Transporte, como beneficio de los trabajadores, con la asunción por el empleador del costo de sus desplazamientos desde y hacia el lugar de trabajo o eventualmente a otros destinos, generando a favor del empleador los tratamientos fiscales que surgen de las normas que regulan estos beneficios. Igual sistema podría extenderse a las personas desocupadas y otras titulares de planes sociales, a cargo de los entes que administran esas prestaciones.

BUENOS AIRE METRÓPOLIS Y TRANSPORTE
La Fundación de Estudios de Transporte (FUETRA), asociación sin fines de lucro, presentó el libro Buenos Aires Metrópolis y Transporte: Antecedentes, Diagnósticos, Propuestas.
Este tomo intenta aportar un análisis y estudio desmenuzado del sistema de transporte en la ciudad de Buenos Aires. Asimismo, aborda, desde los orígenes, la historia de la vialidad bonaerense, se focaliza en la actualidad de éste sector y propone visualizar los desafíos que se podrán afrontar en el futuro en relación a esta temática.
Con respecto al porvenir, la entidad dedica un capítulo especial, en el cual se refiere a diferentes recomendaciones sobre determinadas transformaciones que hay que atravesar para lograr una movilidad más favorable y accesible.