Accesibilidad y conectividad

Hace unos días, salió la noticia de que Suiza se cansó de la saturación del tráfico de carga en las carreteras. El país calcula que, en el 2040, el aumento va a ser de un 37% más comparado al del 2010. ¿La solución? Recurrir a la construcción de túneles e incluso crear el transporte a través de robots de distintos tamaños según el peso de la carga para controlarlos remotamente. Un cambio radical de concepto. El objetivo es crear una red de 500 km para lograr menor congestión de tráfico, sobrecarga de trenes, disminución de la contaminación sonora y bajar la emisión de CO².

La obra comenzará en agosto del 2022 y se espera finalizar toda la red en el 2045 con una inversión total de 30.000 millones de francosuizos. Es una iniciativa privada y no utilizan subvenciones para la construcción de la infraestructura y la explotación del túnel.

El proyecto fue creado a consecuencia de que las rutas y redes ferroviarias no se pueden ampliar, por eso la solución es la construcción de túneles.

Siguiendo este concepto, el 26 y 27 de octubre la Asociación Argentina de Túneles y Espacios Subterráneos (AATES) llevará a cabo su 12° Jornadas de Túneles bajo modalidad online. La misma estará enfocada en el desarrollo y la integración de las diferentes aplicaciones de los túneles, incluida la tecnificación incorporada en la industria minera.

Las Jornadas cuentan con la participación de asociaciones que desarrollan su actividad en diferentes países de Latinoamérica y están centralizadas en la importancia de esta solución para una mejorar calidad de vida. Además, como todos los años, se brindará el training propuesto por la Foundation for Education and Training on Tunnelling and Underground Space Use (ITACET). La misma, estará a cargo de profesionales de ITACUS, una comisión cuyo objetivo es visualizar que se debe considerar un futuro urbano subterráneo.

Por lo tanto, el desafío es crear un nuevo espacio urbano bajo nuestros pies con el fin de lograr la armonía de la población y la naturaleza. Esto implica una política de desarrollo y planeamiento.

Asegurar la accesibilidad es una responsabilidad y debería ser una política de estado y ejecutar planes de prevención.

Por otro lado, llega esta época del año, la de la temporada invernal, donde los usuarios de los caminos rurales no deberían sufrir como cada año. Una etapa que pone de manifiesto la falta de gestión y revela las falencias de los Caminos Rurales. Acercar las necesidades y la falta de soluciones debería ser la contraprestación de los servicios, la inversión en el mejoramiento y mantenimiento de los mismos.

En esta Edición hemos destacado casos de éxito y la aplicación de técnicas para el mantenimiento y aplicación de estabilizadores para la compactación de suelos. Además, aportamos una mirada sobre las consecuencias de la falta de mantenimiento hídrico.

Destacamos los ejemplos de cómo en algunas provincias o municipios adoptaron crear un formato de un ente vial o crear consorcios viales o camineros concretando con éxito la gestión de los mismos y una mejor distribución de los recursos y un apoyo técnico.

Así, la Red Provincial del Chaco asegura la conservación y transitabilidad, por lo que ha generado el marco legal para su desarrollo. La provincia de Buenos Aires destaca su preocupación para que Vialidad llegue a los gobiernos municipales. Y la provincia de Córdoba reúne en un consorcio único para lograr un mismo objetivo.

Es marcar la diferencia y difundir los formatos más convenientes para la gestión de los fondos y el asesoramiento en las tecnologías para cumplir, con el mayor éxito, un manejo eficiente y servir a la producción, mejorar aquellos productores o establecimientos de tratamiento de materia prima que proveen al mercado doméstico con una exigencia permanente los 365 días del año y cumplir con las obligaciones sociales con la educación, la salud y la seguridad. Estos temas no terminan aquí, es un trabajo continuo y de prevención.

Damos lugar a los profesionales y los casos de éxito con el fin de contribuir y mínimamente hacer la diferencia. Aquellos que trabajan en la problemática, como los municipios de Benito Juárez y Tres Arroyos, lo hacen con un alto compromiso y dedicación en sus tareas viales.

Un reclamo que acompaña la accesibilidad es conseguir la conectividad para la inclusión de todo el territorio nacional. Para que no queden escuelas y hogares desconectados. Esto contribuye a una mejor calidad de vida para todos.

Esperamos vernos muy pronto y no perder de vista estos temas, los reiteramos porque siempre hay nuevos aportes. Todos los años aprendemos.

Hasta pronto siempre en Vial, en las redes y nuestra página.