Acciones para promover la movilidad infantil segura

Realizadas por la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia, están orientadas a brindar información correcta a los adultos acerca de cómo garantizar traslados sin riesgos en la vía pública a través de una campaña en redes y espacios de formación para distintos actores
La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad de la provincia comienza una serie de iniciativas que tienen como objetivo aumentar la seguridad vial de los niños y niñas a través de una campaña de información dirigida a los padres y adultos en general sobre formas correctas de traslado en vehículos y prácticas seguras como peatón y ciclista.

A partir de hoy el organismo provincial lanza en redes sociales una campaña de información destinada a actuar sobre el vacío informativo que muchas veces tienen las familias acerca del traslado seguro de los menores en los vehículos y la movilidad en general en la vía pública. La iniciativa se lleva a cabo en conjunto con el equipo de profesionales de Mamás y Niños Seguros (MyNS) que forma parte de los programas que lleva adelante la Asociación para la Disminución de Siniestros Viales (ADISIV) en la Argentina y tiene como objetivo promover buenas prácticas y conductas en los traslados de niños, niñas, adolescentes y mujeres embarazadas para lograr así una disminución de lesiones y muertes en siniestros viales. El grupo también es Miembro de Safe Kids Worldwide, una organización global sin fines de lucro que trabaja para prevenir las lesiones infantiles.

“Los adultos protegemos a los niños de todo aquello que los ponga en peligro pero no existe una clara percepción del riesgo al que están expuestos en las distintas modalidades de traslado. Tenemos que tomar conciencia que los menores constituyen una población vulnerable frente a la siniestralidad vial, y los adultos somos responsables frente a esta situación”, afirmó el Subsecretario de la APSV, Osvaldo Aymo.

“Las acciones que implementamos buscan fortalecer la información sobre el tema entendiendo que la seguridad vial de un niño va más allá de su traslado en un vehículo”, agregó el funcionario.

Estadísticas

La OMS señala que todos los años mueren aproximadamente 260 mil niños en todo el mundo como consecuencia de la siniestralidad vial, y hasta 10 millones de niños sufren traumatismos no mortales, de los cuales una proporción padece alguna forma de discapacidad.

En la provincia de Santa Fe según datos del Observatorio Vial de la APSV si bien la mortalidad infantil en siniestros viales es baja la cifra de lesionados es importante. Tal es así que de acuerdo a un informe del Ministerio de Salud de la provincia, en 2018, de 525 niños de 0 a 14 años fallecidos por diversas causas 20 corresponden a siniestros viales: 5 niños tenían entre 0 y 4 años, 5 entre 5 y 9 años y 10 entre 10 y 14 años. En tanto, 887 niños de 0 a 14 años resultaron con heridas leves y 473 con heridas graves producto de un siniestro vial.

Los niños comienzan a vincularse con el entorno vial acompañados de sus padres como peatones u ocupantes de vehículos y, a medida que crecen, ganan autonomía y diversifican su modo de traslado: primero como peatones, luego como ciclistas, luego como motociclistas y, por último, también como conductores de otro tipo de vehículos.

Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial en Argentina 7 de cada 10 menores de edad que viajan en automóvil no utilizan elementos de seguridad vial o los utilizan de manera incorrecta. El nivel de desprotección es variable según el segmento etario del infante: sólo el 46,4% de los ocupantes entre 0 y 4 años que viajan en vehículos de 4 ruedas se encuentran correctamente protegidos mediante el uso de la silla de retención infantil (SRI) en posición trasera; apenas el 17,6% de los ocupantes de entre 5 y 10 años utilizan el cinturón de seguridad en posición trasera; y sólo el 31,3% de los niños incluidos en el segmento de 11 a 17 años utiliza el cinturón de seguridad (ANSV, 2016a). En lo que refiere al traslado de menores en motovehículos, la situación es igualmente preocupante: 7 de cada 10 menores de entre 0 y 17 años que se trasladan en moto no utilizan casco. Además, el 7,6% de las motos observadas a nivel nacional trasladan menores de 16 años.

Los niños peatones, los que se trasladan en bicicleta o en motocicleta tienen su cuerpo directamente expuesto a la energía cinética desatada por los hechos de tránsito. En Argentina, en el año 2016 la mayoría de las defunciones en menores de 0 a 17 años (56%) se encuentra explicada por los usuarios vulnerables de las vías de tránsito (peatones, ciclistas y motociclistas). Esto muestra que los menores de edad en el país son un grupo vulnerable frente a la siniestralidad vial.

Campaña de comunicación

A partir de comprender que los siniestros viales son una de las principales causas de muerte no natural y lesiones graves en menores de edad, la APSV comenzó una campaña gráfica digital de concientización sobre movilidad segura apuntada a niños, pre adolescentes y jóvenes. Bajo la consigna ¿Cuánto sabemos los adultos de movilidad infantil? la misma se difunde a través de las redes sociales, en formato de trivias para generar una participación activa por parte de la gente, en cuya resolución brinda información amplia y clara sobre los distintos aspectos de la seguridad vial infantil.

Durante el lapso que dure la acción de comunicación se trabajará sobre distintos ejes temáticos como el niño peatón, al cole seguros, Sistema de Retención Infantil y coches de paseo, uso de la bicicleta y monopatín, los jóvenes, el alcohol y el manejo, la moto como vehículo familiar y uso de casco.

El objetivo central es modificar conductas inadecuadas que permitan desarrollar en la vida cotidiana prácticas seguras de prevención y cuidado que una vez internalizadas y naturalizadas, no le demanden al sujeto un esfuerzo de atención y evaluación permanente.

Instancias de formación

Por otra parte, también se pensaron espacios de capacitación sobre movilidad infantil segura para inspectores de tránsito y personal de la Policía de Seguridad Vial (PSV). En cuanto al primer grupo de actores el 29 de setiembre comienza el curso virtual “Enfoques emergentes en la gestión de la seguridad vial” destinado a todos los agentes de fiscalización de los municipios y comunas de la provincia en el que el módulo Movilidad infantil segura tiene un lugar preponderante.

En el mes de noviembre se capacitará a los agentes que integran la PSV con miras a que puedan acompañar y asesorar a las familias que realicen viajes por ruta pudiendo detectar situaciones de riesgo en el traslado de niños e interviniendo activamente en el momento, a través de brindar información y recomendaciones de seguridad vial.