Editorial 140: Acelerando el paso


Estamos en el camino de solucionar problemas. Se están finalizando obras de infraestructura, licitando y ejecutando. Y por distintas situaciones, entre ellas superar la pandemia y reactivar las economías regionales, el desafío es focalizarse en los Caminos Rurales; de ahí que, en cada provincia, los distintos Municipios debaten las soluciones más convenientes para realizar su mantenimiento y puesta en valor de los caminos que se han degradado con el uso intensivo y las inclemencias meteorológicas. Los requerimientos son 24/7.


Si bien la provincia de Buenos Aires tiene a cargo 20.000 km que dependen de la Dirección de Vialidad Provincial, resta un buen saldo de kilómetros de caminos rurales (aproximadamente 100.000 km) que se debaten en la gestión de cada intendencia la distribución de la tasa vial recaudada a tal fin. Sin embargo, los usuarios fuera del ejido urbano no encuentran la solución esperada, se necesitan más intervenciones para que la asistencia social sea la adecuada, para que se facilite la llegada de la ambulancia, las fuerzas de seguridad o la asistencia de los chicos a la escuela. Las necesidades son varias.


La aceptación de diferentes soluciones con tratamientos adecuados a las características de los suelos ha logrado acercar el campo a la calidad de vida en la actividad rural. Mientras que Buenos Aires se debate cuál es la organización más conveniente para la gestión de los caminos, Córdoba, a través de los Consorcios Camineros, nos ejemplifica cómo ha logrado amalgamar los distintos intereses ante una responsabilidad tan grande. La respuesta fue uniéndose a los Consorcios Canaleros y al de Conservación de Suelos, sin perder su identidad. Todas estas entidades trabajan con objetivos compartidos y con una participación común: la de los productores agropecuarios. Los detalles los encuentran en el reportaje a Antonio Picca, presidente de los Consorcios Camineros.


Por otro lado, la empresa Holcim viene trabajando un nuevo producto hace aproximadamente tres años, incluso el material forma parte de las especificaciones técnicas para la estabilización de caminos dentro del Plan Estratégico de Caminos Rurales desarrollado por la Dirección de Vialidad de Buenos Aires (DVBA). La empresa pone a disposición su propuesta para utilizar su producto a través del todo el territorio, ya que los estabilizadores que fueron incorporados dieron soluciones concretas a los problemas inherentes a la labor productiva.


También CON AID, empresa pionera en brindar este tipo de asesoramiento, hoy comercializa un estabilizador de suelo con resultados muy óptimos. Tecnología, equipamiento adecuado y la incorporación de los laboratorios para el análisis de los suelos, fueron los elementos que contribuyeron al mejoramiento del mantenimiento de los caminos rurales.
La materia mantenimiento es un común denominador necesario en la infraestructura. Hay caminos que hace años que se construyeron y necesitan reparación e inversión en el mantenimiento continuamente. Sería fundamental que los presupuestos contemplen este destino de fondos. Para enviar un dato, hoy Estados Unidos invierte 60.000 millones de dólares para mantener las represas. Quizás esto dice algo de las responsabilidades que debe asumir la política pública.


Por otro lado, formamos parte del 2° Congreso de Geología aplicada en la ingeniería, donde participaron invitados con gran nivel académico e interesantes trabajos; y junto a AATES estamos trabajando en la organización de las 11°Jornadas de Túneles y Espacios Subterráneos, que se desarrollarán bajo modalidad online durante el 27 y 28 de octubre. El lema será “Tecnología digital aplicada a innovación constructiva”, porque el objetivo siempre es capacitarse para superar los desafíos de los avances de la tecnología acelerando los tiempos de los cambios. Vamos a contar con invitados de amplia experiencia en la aplicación de tecnologías de alta complejidad en inteligencia artificial y Digital Tunnel.

Los nuevos profesionales se enfrentan a un reto cotidiano. La curiosidad y la creatividad es la propuesta de un aprendizaje acelerado sin final. En mi posición de comunicadora en la planificación y ejecución de obras, observo que el desafío está en crear nuevas situaciones constantemente y que, en su trayectoria, los profesionales tienen un reto ante la aceleración y la gran presión para concretar los objetivos.
Siempre sumando, vamos a alcanzar el progreso.


Nuevos desafíos en poco tiempo.


Hasta muy pronto esperando tener buenas noticias para el sector.