vial@editorialrevistas.com.ar

Buscar

“El plan de obras públicas que se anuncia, incidirá directamente sobre nuestra actividad”

Con motivo de la conmemoración del 7 de mayo, Día de la Minería, Revista Vial entrevistó al Ing. Gustavo Núñez, presidente de la Cámara de la Piedra de la provincia de Buenos Aires, quien resaltó la actualidad del sector minero y sus principales problemáticas y desafíos a seguir.
Para conocer las últimas noticias, suscribirse a nuestras actualizaciones.

ÚLTIMA EDICIÓN

NEWSLETTER

EDITORIAL

 

Con motivo de la conmemoración del 7 de mayo, Día de la Minería, Revista Vial entrevistó al Ing. Gustavo Núñez, presidente de la Cámara de la Piedra de la provincia de Buenos Aires, quien resaltó la actualidad del sector minero y sus principales problemáticas y desafíos  a seguir.

¿Cómo es la actualidad de la Cámara de la Piedra de la Provincia de Buenos Aires?
Ing. Gustavo Núñez: En la actualidad la Cámara cuenta con 21 miembros activos y 4 adherentes. Representa a todas las regiones productivas de agregado pétreo de la provincia, ya que tiene asociados en el sistema de Tandilia y Ventania.
¿Que función cumplen y qué tipo de actividades llevan a cabo?
GN: La función principal de la Cámara es la de apoyar y promover políticas de mejoramiento de las condiciones laborales, aumento de la calidad de los productos fabricados, cuidado del medio ambiente y observación de las buenas prácticas mineras, teniendo como objetivos prioritarios la representatividad de la industria de los áridos, su desarrollo y fortalecimiento.
Es así, que es la que define las paritarias salariales con el gremio AOMA (Asociación Obrera Minera Argentina), junto a otras cámaras del país, a través de la Federación de la Piedra, de la que es socia.
También, la Cámara participó activamente, durante los últimos años, en la evacuación y consulta de sus asociados respecto a las importaciones de elementos y equipos necesarios para la producción, que se vieron afectados por la política de cepo del gobierno de turno.
Además, participa y colabora con la Dirección Provincial de Minería respecto a la implementación de las guías mineras, actualmente en aplicación, pero no totalmente en funcionamiento como indica la ley respectiva.
Estos últimos años se preocupó por participar y formar parte de las distintas asociaciones latinoamericanas y Españolas. Es miembro de la CAEM (Cámara Argentina de Empresarios Mineros), y desde 2006, está asociada a la FIPA (Federación Iberoamericana de Productores de Áridos).
¿En qué situación se encuentra el sector minero de la provincia y del país en general?
GN: En estos momentos, la actividad se encuentra al 50 % de la capacidad instalada, producto de las políticas que estuvieron presentes durante el gobierno anterior. Se espera que comiencen las obras anunciadas en la segunda mitad del año.
¿Cuáles son los números más destacables del sector?
GN: La potencialidad instalada de producción de áridos es de 1.200.000 ton de agregados mensuales. Ocupa más de 1.500 personas en forma directa, y mas de 5.000 en forma indirecta, ya que esta actividad está íntimamente ligada al transporte.
¿De qué manera inciden en la economía y desarrollo del país?
GN: Por ser un producto directamente ligado a la construcción, incide directamente sobre el PBI (Producto Bruto Interno) nacional, ya que está unida a la producción de cemento, y a la construcción de viviendas, como así también a toda la infraestructura del transporte con las rutas y puertos.
¿Cómo viven los cambios políticos y económicos?
GN: Los cambios que se están vislumbrando son positivos, ya que el plan de obras públicas que se anuncia, incidirá directamente sobre nuestra actividad.
¿Cuáles son los principales desafíos y problemas que encuentran hoy?
GN: Actualmente, los problemas coyunturales pasan por la importación de bienes necesarios para la actividad. Todos los equipos principales necesarios para la elaboración de la piedra, se fabrican en el extranjero, y fue muy complicado traer los repuestos y artículos de consumo para mantener una marcha confiable.
El desafío es poder invertir en equipos con el tiempo suficiente como para poder abastecer las nuevas obras que se anuncian.
¿Cuáles son las estrategias a seguir en los próximos años? ¿Qué metas desean alcanzar?
GN: La Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos (ANEFA), de España, elaboró un Plan de Mejoras Tecnológicas y Organizativas Sectoriales 2011-2020, que actúa sobre cinco elementos principales: competitividad, desarrollo sostenible, eficiencias en el uso de las materias primas, desarrollo de tecnologías más eficientes y limpias, y de nuevas aplicaciones y productos.
El plan propone acciones concretas en la mejora de la competitividad que se alinean con las directrices de la iniciativa europea 2020. Nuestra Cámara está en esa línea, y estamos trabajando para que todos los asociados se acoplen a esa iniciativa.
¿Qué rol cumple la tecnología en las actividades que desarrolla el sector? ¿Y qué importancia tiene la vinculación de la actividad minera con la ciencia y la tecnología?
GN: Si bien en materia de trituración no cambiaron mucho los equipos, sí se está evidenciando un avance en cuanto a la tecnología de las mezclas asfálticas y los hormigones, lo que repercute en la calidad exigida a los áridos que la componen. Esto, hace necesario, que los equipos de control y medición, que sí evolucionaron, sean necesarios en las plantas de trituración.
Esperamos que el cambio en las políticas económicas ayuden a que se puedan conseguir estos equipos por el bien de la actividad y la calidad de los insumos.
¿Cuál es la visión que tienen en cuanto a cuidado de medio ambiente y desarrollo sustentable?
GN: Desarrollo  sostenible es aquel que es capaz de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones. Esta exigencia de sustentabilidad se logra a partir del equilibrio entre los tres pilares fundamentales: el económico, social y ambiental.
En la medida en que alguno de estos tres se vea amenazado o sea dejado de lado, no habrá desarrollo sustentable posible.
Creemos que como Cámara empresaria, tenemos un deber en este sentido, y especialmente en el aprovechamiento responsable de los recursos naturales. Por eso, promovemos el compromiso de desarrollar una gestión sostenible.

 

Algunos objetivos de la Cámara de la Piedra de la provincia de Buenos Aires:

  • Defender los intereses comunes industriales mineros de sus asociados.
  • Fomentar el desarrollo y perfeccionamiento de la industria de la piedra.
  • Gestionar y auspiciar toda medida que implique una mejora técnica o económica.
  • Prestar asesoramiento y colaboración en todos los problemas relacionados con la industria de la piedra.
  • Integrar Federaciones y cooperar con otras asociaciones que persigan los mismos fines.
  • Asesorar a los asociados sobre los distintos aspectos de su actuación.
  • Estudiar y proponer soluciones a todos los problemas de orden técnico, económico y social que afectan a la industria.