El proyecto Westconnex en Sydney

*Por el Sr. Adrián Cipuzak, Kapsch TrafficCom Australia Pty Ltd.

APLICACIÓN DEL SISTEMA FREE FLOW

WestConnex es la solución de transporte integrado más grande en la historia de Australia e incluye transporte público e infraestructura vial crítica para la red de transportes de la ciudad de Sydney. Como parte del alcance del proyecto, WestConnex ensanchará y extenderá las autopistas M4 y M5 y las unirá para formar un corredor entre la ciudad, aeropuerto y puerto, transformando Sidney y rejuveneciendo el oeste, haciéndolo un lugar más atractivo para vivir, trabajar y socializar.

El proyecto será llevado a cabo en tres etapas, la primera abriéndose al público en 2017 y la última finalizando en el año 2023. Tendrá un costo total de 16 mil millones de dólares australianos (equivalentes a 12 mil millones de dólares americanos en mayo de 2016).

PEAJE

La definición de implementación de peaje fue desarrollada como parte del caso de negocio del proyecto. WestConnex implementará un sistema de peaje basado en la distancia recorrida por los vehículos. Habrá un peaje mínimo a pagarse, lo cual permitirá al mismo tiempo establecer un límite que asegure la equidad para aquellos que viajen distancias mayores. Los precios a pagar dependerán del tamaño de los vehículos y será consistente con la manera en que se calcula en las otras autopistas pagas de la ciudad.

Trasladar este costo al usuario de la autopista es necesario para obtener así los fondos requeridos para la concreción de la obra, la cual brindará una reducción significativa en los tiempos de viaje a través de Sidney. Esto permitirá a los motoristas que la recorran, evitar 52 semáforos y ahorrar hasta 40 minutos, una vez que este completado el proyecto.
El gobierno de Nueva Gales del Sur reconoció, en forma conjunta, la necesidad de las mejoras a la autovía M4 y el desarrollo de un programa para ensanchar la autopista existente y proveer cuatro carriles en cada dirección. El sistema soportará una configuración de ruta cerrada que permitirá el flujo de tráfico libre a través de los cuatro cac1rriles en cada dirección de la ruta principal.

A la empresa Kapsch TrafficCom Australia le fue adjudicado el contrato para el diseño, desarrollo e instalación de los sistemas de cobro de peaje para las Etapas 1 y 2 del Proyecto. El contrato se estableció con WestConnex Delivery Autority (WDA), entidad creada a los efectos de concretar el mega proyecto de infraestructura. La misma consiste en la instalación de 31 pórticos para recolectar las transacciones generadas por los vehículos que circulan por la autovía. Esta adjudicación incluye dos contratos, uno para la instalación de los equipos y otra para el soporte y mantenimiento de los mismos. Por su parte, la Etapa 3 del Proyecto, se encuentra actualmente en fase de negociación.
El sistema de cobro automatizado a ser entregado es, actualmente, el más avanzado del mundo y permite asegurar a la concesionaria una alta adhesión a los estándares del gobierno y a los altos requerimientos de performance que son habituales en Australia, país que no cuenta con sistema de cobro de peaje con barreras y pago en efectivo desde el año 2013.

El director ejecutivo de WDA, Sr. Dennis Cliche dijo: “damos la bienvenida a Kapsch por su contribución para el desarrollo del proyecto de infraestructura urbana más grande de Australia. WestConnex está destinado a transformar la manera de viajar en Sydney y convocamos a lo mejor de la industria en todo el mundo para que se involucren. WDA dejó en claro que quería un proveedor que pudiera asegurar el cumplimiento de las fechas dado un cronograma muy demandante, con una solución confiable y altamente performante”.
Por su parte, el Sr. Georg Kapsch, gerente general de Kapsch TrafficCom declaró que “estamos encantados de ver que las inversiones a largo plazo, en la precisión y confiabilidad de nuestros sistemas en conjunto con el foco en forjar relaciones duraderas con los clientes, fueron reconocidas en este contrato. Este proyecto nos permite continuar con las historias de éxito de los últimos 15 años en Australia y representa un contrato significativo en el rango de dos dígitos (en millones de euros)”.

 

LA SOLUCIÓN TECNOLÓGICA OFRECIDA

El sistema de peaje consiste en una solución de pórtico único, equipamiento de avanzada con interface a un sistema central suministrado por una tercera parte.
Es altamente automatizado y permite cobrar el peaje sin la necesidad de que los vehículos deban bajar su velocidad o detenerse.
La solución está compuesta por un hardware y un software que recolectan y procesan la información sobre el uso de la autovía. El pórtico establece la identidad del vehículo comunicándose con un dispositivo ubicado en el parabrisas o mediante la captura de video que permite identificar el numero de placa patente. La información resultante es enviada al sistema central mediante una interface desarrollada por Kapsch TrafficCom.
El sistema también cuenta con módulos de monitoreo y configuración para asegurar el correcto funcionamiento del mismo dada la criticidad que tiene para las acciones del operador de la autopista.

 

LOS EQUIPOS DE TRABAJO

Un sistema de esta envergadura cuenta con varios grupos de profesionales trabajando e interactuando en forma remota y local. El sistema es diseñado y desarrollado en Kapsch TrafficCom Suecia, centro de conocimientos, investigación y desarrollo de este tipo de soluciones. Kapsch TrafficCom Australia tiene la responsabilidad de gestionar el programa contractualmente, y de organizar y llevar a cabo las actividades locales. Esto incluye la subcontratación del fabricante del pórtico, electricistas, ingenieros electrónicos y en sistemas, instaladores y testers. Dada la complejidad y envergadura del proyecto, otras subsidiarias como ser Kapsch Austria, Kapsch Chile y Kapsch Argentina también participan en forma activa enviando recursos altamente calificados a Australia para dar soporte a las tareas específicas.

 

LOS DESAFÍOS
Un proyecto de esta relevancia tiene los ojos de la ciudad encima de los acontecimientos. Es extremadamente crítico cumplir con las expectativas de las distintas partes, asegurando en todo momento la seguridad de los trabadores y de los usuarios de la autovía, como así también minimizar los tiempos de cierre de carriles para no impactar el uso diario de la ruta.
Desde el punto de vista  de la organización, el poder reclutar y mantener a los recursos altamente calificados requeridos para los trabajos a ser desarrollados a lo largo del proyecto, es clave. La curva de aprendizaje de un sistema de la complejidad del entregado en WestConnex, es realmente larga; por lo tanto es importante asegurar la disponibilidad de los valiosos recursos con los que cuenta la organización, al mismo tiempo que se incorporan y entrenan otros nuevos en forma constante para cubrir las necesidades del proyecto.